Saltear al contenido principal

NOTICIA

En alguna parte de México, al final del tiempo

Leyland James Kirby es un productor y compositor británico que desde la década de los 90 ha estado explorando distintos estilos de la música electrónica y experimental con alías como V/Vm, The Stranger y The Caretaker.

Hablando específicamente de The Caretaker, el proyecto suele sumergirnos en una narrativa impulsada por lo que sucede con las personas que padecen de Alzheimer, demencia y el deterioro gradual de la memoria, temas que fue abordando de forma directa en cada una de las etapas del proyecto con trilogías como Haunted Ballroom y el estelar An Empty Bliss Beyond This World.

Su más reciente proyecto es el complejo Everywhere at the End of Time, un álbum que se divide en seis etapas que centran en la demencia, desde su primera hasta la última etapa, presentando una serie de sampleos de los años 30, capas de noise, drone y melodías ambientales que van del enfoque más siniestro hasta la melancolía más sofocante.

Pese a que Kirby mencionó que este sería el lanzamiento final de The Caretaker, actualmente está programando algunos conciertos audiovisuales para respaldar el trabajo plasmado en esta producción, sin mencionar que a inicios de 2022 reveló la composición «We are in the shadow of a distant fire» inspirada en los eventos que hemos vivido a raíz del COVID-19.

Con todo esto en mente, es momento de platicarles sobre un proyecto que apareció en las profundidades de Youtube donde el Everywhere at the End Of Time es reimaginado de un modo estrictamente especial con referencias de la música tradicional mexicana.

Se trata de Somewhere in Mexico, at the end of time, un material que le es fiel a la ideología del álbum de The Caretaker, pero haciendo énfasis en las tradiciones mexicanas que termina maximizando la melancolía y el sentimentalismo de cada composición que naturalmente incorpora grabaciones de mariachi.

Cesar Gabriel Ayala Mejia es la mente responsable de este magnífico trabajo que, estamos seguros, a más de uno le terminará generando un nudo en la garganta por el torbellino de recuerdos que va desempolvando a lo largo de sus dos horas de duración.

En sus propias palabras: “Éste álbum es un proyecto personal que está fuertemente inspirado en «Everywhere at the end of time» de The Caretaker, un álbum que trata de emular la degradación neuronal y enfermedades como demencia o Alzheimer. En éste álbum trato de tomar el mismo enfoque, pero tratando de llevar el concepto a otros lentes en la búsqueda de atraer a escuchantes mexicanos, usando música regional mexicana, específicamente música que mi abuela escucha a menudo, y también tratando de recurrir a connotaciones religiosas que creo que el álbum de The Caretaker carece”.

Somewhere in Mexico, at the end of time es una obra de arte que, si bien se basa en el trabajo realizado por Leyland Kirby, su significado adquiere un tremendo valor especial que lo convierte en un trabajo verdaderamente único.

Noticias relacionadas

Tik Tok: Kate Bush, Billie Eilish, Omar Apollo y Bad Bunny entre lo más viral de 2022

Tik Tok tiene el potencial para convertirse en una plataforma para el descubrimiento de clásicos…

FILTER Recap: Los 70 mejores discos de 2022

2022 estuvo extremadamente saturado de lanzamientos musicales que originalmente estaban contemplados para ser publicados durante…

FILTER Recap: Los 45 mejores EP de 2022

Llegamos a ese momento donde todo medio existente y por haber se encarga de presentar…

Arctic Monkeys: Nada volverá a ser como antes

Cuando una banda comienza a dar sus primeros pasos durante la adolescencia, es natural que…

Brecha de Género: Bahidorá y Ceremonia entre los festivales con mayor representación femenina en 2022

Año con año, el equipo de SonoridadMX se encarga de hacer un análisis sobre el porcentaje de mujeres que figura en la alineación de festivales mexicanos, siendo un ejercicio que francamente muchos de los medios nacionales solemos omitir al momento de comunicar la información sobre un festival.

Junior Boys: el regreso de la dupla electrónica canadiense

Mucho antes de que fuera lugar común mezclar géneros inusuales entre sí, dígase el industrial con el hip-hop, con bandas como Death Grips y Backxwash, o el reggaetón con el flamenco, como Rosalía o C. Tangana, había un proyecto canadiense llamado Junior Boys, que conjunto varios géneros para hacer magia musical. El r&b, el new wave, el techno y hasta el minimal, se conjuntaron en este proyecto que hasta entonces, era inédito.
Volver arriba