Saltear al contenido principal

NOTICIA

Reseña: ‘To Pimp a Butterfly’ de Kendrick Lamar

pimp
To Pimp A Butterfly
Kendrick Lamar
Interscope Records
90%

Por José Carlos Martínez

Dos años tuvieron que pasar desde que Kendrick Lamar sacudió al mundo del hip-hop, siempre ha sido un personaje que ha dado de qué hablar, y aunque algunas veces la producción de su música no ha sido la mejor, para este tercer álbum ha demostrado que tiene mucho para dar. To Pimp a Butterfly, es un paseo salvaje de letras extremadamente estimulantes, sonidos frescos y ese grito de rebelión que el estadounidense siempre ha llevado consigo mismo.

A través de una combinación dentro de la producción exquisita y esas estimulantes letras, Kendrick ha creado una obra maestra que progresará en la sociedad y el arte. Aunque en este disco su contenido no es tan accesible a todo público como en su anterior álbum, debemos decir que el mundo no necesita un rapero de esos que hablan sobre dinero, sexo y cosas de las cuales ya conocemos a la perfección, al contrario, el mundo necesita otro Tupac, un poeta con ideas brillantes y que explote el mejor medio para llegar a la juventud: la música.

Para este tercer álbum, pudo recrear la música que ya le había dado cierto éxito, se propuso a mejorar en todos los sentidos y alcanzar la perfección a la que pocos artistas tienen acceso. En “These Walls”, Kendrick habla sobre hacerle el amor a una mujer, sólo para revelar que la chica es la pareja del hombre que mató a su amigo Dave. “U”, arroja algo de luz sobre lo que una persona que busca cualquier tipo de venganza puede sentir en su interior.

Es complicado ir describiendo cada uno de los tracks, para esta producción, Kendrick utilizó gran parte de las pistas para hablar sobre temas religiosos, por ejemplo, en “Alright”, se enfrenta al diablo, conocido como Lucy, una abreviatura de Lucifer. “Ella” intenta atraerlo a través de bienes materiales,  una casa, un piano, una guitarra, pero él lo evita en todo momento y sólo queda en esa excitante tentación. En el mundo del rap, los artistas a menudo intercambian dinero por drogas, riquezas y sexo, así que Lucy está presente en todos ellos, y los convierte en aburridos, la mayoría de ellos caen en esta tentación, pero al parecer Kendrick Lamar es diferente.

Hablar sobre la similitud entre pandilleros y políticos, no es nada sencillo, ambos se separan en diversos colores y pasan más tiempo luchando que trabajando juntos, para que terminen inevitablemente derramando sangre, y en este álbum Kendrick se atrevió a comentarlo. El mensaje en es bastante oscuro, pero si se escucha de manera crítica llegarán a la conclusión de que la única manera de romper esos círculos viciosos es la unidad.

Decir que Kendrick Lamar es el mejor rapero en la actualidad no me parece justo, pero si podemos decir que es de los pocos que está intentando hablar sobre cosas de las cuales pocos se atreven a tocar, puede parecer extravagante, pero si su mensaje llega a tener alguna influencia positiva sustancial sobre la sociedad, su opinión tendrá gran impacto más allá de la música. Cualquier persona puede crear un verso sobre riqueza y mujeres, pero crear arte es difícil, y más si se habla sobre religión, política, sociedad y mortalidad, pero para Kendrick parece no ser complicado. To Pimp a Butterfly, parece una conversación de dos horas sobre lo grandioso que es el arte para mostrar todas sus caras.

Noticias relacionadas

Domingæ: La densidad que necesitaba nuestro cuerpo para inaugurar al Temporada 316

316 Centro retomó sus actividades con una serie de conciertos bastante especiales donde se aborda de un modo bastante romántico y especial la comunidad que se sigue fortaleciendo en el circuito DIY de nuestro país, pues dicho espacio que encontró un hogar en el centro de la Ciudad de México se está encargando de encapsular una notable cantidad de sonidos que giran alrededor de su fascinación por la experimentación, el espíritu de colaboración, el baile y la camaradería.

Juan MacLean: El renacer de las fiestas en el centro de la CDMX

Pensar en la realización de fiestas en pleno 2021 puede ser un tanto extraño luego de haber estado sometidos por la contigencia sanitaria provocada por el COVID-19, pero la realidad es que en el último mes se han estado reactivando las actividades en la vida nocturna tanto del país como del resto del mundo, por lo que este fin de semana tuvimos la oportunidad de recordar cómo era quedarse despierto hasta altas horas de la noche para bailar en compañía de extraños.

Mengers en Bajo Circuito: la noche en que triunfó el DIY

“Quisiera ser un lomito” La música comienza de forma diferente que en cualquier otro concierto,…

WOHL y AMBR: Una noche de post-rock en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris

El Teatro de la Ciudad Esperanza Iris es uno de los recintos más emblemáticos de la Ciudad de México y en una época donde nos hemos visto obligados a resguardarnos en nuestras casas para evitar aglomeraciones que ayuden a contener la propagación del COVID-19, regresar al inmueble es una de las experiencias más emocionantes que nos ha tocado vivir durante el último año.

Margaritas Podridas: Un oasis de dream-pop en el Foro Indie Rocks

Fotos: Óscar Villanueva / @theOzcorp El álbum homónimo de Margaritas Podridas ha sido una de…

Mint Field: La envolvente experiencia de ‘Sentimiento Mundial’ en directo

Fotos: Óscar Villanueva / @theozcorp Mint Field es una de las bandas mexicanas más emocionantes…

Volver arriba