Saltear al contenido principal

NOTICIA

Entrevista con Föllakzoid

Por Elizabeth Muñoz

Föllakzoid es una de las bandas chilenas que ha ido ganado cada vez más popularidad en el extranjero debido a sus psicodélicas composiciones, las cuales también conquistaron al sello discográfico Sacred Bones, con quienes han trabajado desde el 2011.

Este año por primera vez podremos ver el poderío de los chilenos en México, ya que forman parte del line up de del Festival Nrmal, por este motivo y por el reciente lanzamiento de su álbum III, Domingo García-Huidobro pudo contarnos un poco acerca de este disco, su concepción y su próxima visita a nuestro país.

FILTER: Después del gran éxito de su álbum II y su extensa gira por el mundo, ahora se encuentran promocionando su nuevo material: III. ¿Cómo han sentido la aceptación con respecto a este nuevo material?

Domingo: Pues bastante bien. Cuando salió la crítica especializada fue bastante positiva, pero más que nada nos permitió continuar expandiendo nuestra música hacía territorios en los que nunca pensamos estar. Tuvimos la oportunidad de tocar en nuevos lugares y conocer nueva gente usando la música como vehículo.

F: III fue producido y creado durante su gira, ¿Crees que trabajar en un disco dentro de condiciones que involucran viajes continuos, ayudó a tener un concepto más claro del disco?

D: No sé si producir un disco mientras estás de gira sea lo más idóneo, pero es lo único que teníamos. Ciertamente la propuesta conceptual incluida en el disco se ve profundamente afectada y perfilada por nuestras experiencias, hablando en un plano musical y general, por lo que creo que sí fue fundamental haber estado de gira y presenciar el nacimiento de cada una de las figuras o riffs en pequeños instantes de los shows como en una prueba de sonido o algo así, e ir recopilándolas y depurándolas hasta darle una forma y que vaya tomando vida propia.

F: Desde tu punto de vista ¿cuál dirías que es el concepto principal de Föllakzoid?

D:El concepto de Föllakzoid involucra todo, es decir, la profundidad que hay detrás tiene que ver con la atmósfera que se está creando. Conceptualmente considero que una atmósfera rítmica es de alguna forma un mantra, como si fuera una tipo de geometría que se sostiene por sí misma.

Eso es un poco de la expresión y el lenguaje de Föllakzoid: Crear patrones rítmicos que se sostengan por sí solos y que al mismo tiempo sostenga al público que escucha.

F: ¿Crees que esa atmósfera rítmica es la que te permite tener cierta conexión con el público?

D: Sí, en el caso de la relación público – Föllakzoid es que tanto músicos como espectadores somos víctimas de esa métrica rítmica que afecta a nuestro cerebro y altera nuestro estado de conciencia y nuestra percepción

F: Algunos videos de sus presentaciones muestran esta particular conexión en donde ustedes parecer formar parte del trance más que ser los que los que ocasionan esta atmósfera.

D: Sí ciertamente, esas caras que ponemos no son intencionales.

F: El genero con el que los han encasillado forman parte de una línea musical proveniente de Europa, como el krautrock, ¿te parece que la estructura de su música sea de alguna manera diferente por ser de Sudamérica?

D: Ciertamente, los patrones rítmicos andinos están profundamente presentes como en cada una de nuestras composiciones, es cosa de escuchar alguna banda andina de cualquier milenio y compararla con las baterías o con las armonías que usamos.

Pese a lo que se pueda pensar esto no fue algo intencionado, fue algo que nos surgió al estar dentro del trance, en el momento en el que brotan esos patrones ancestrales, tanto rítmicos como armónicos, que comienzan a almacenarse en nuestro ADN.

F: La escena en Chile ha estado cobrando cada vez más fuerza durante los últimos años, pero pese a este alcance es en el extranjero donde tiene más éxito, como en el caso de Föllakzoid ¿ A qué crees que se deba?

D: No sabría como explicarlo, pero me imagino que hay un factor en lo que aquello que es lejano, es atractivo. Para mi no existe una gran visión de Föllakzoid en la que este compenetrada en todos los países europeos o en el mundo.

En todos los lugares a los que vamos hay una visión diferente, es decir, cada idiosincrasia tiene su forma de leernos.

F: Además de la parte instrumental me parece que le dan cierta importancia a la parte visual, incluso en sus video clips, ¿Consideran que los visuales complementen su sonido de alguna manera?

D: Sí, tanto los videoclips que he dirigido yo o Juan Pablo, o en la música misma, nos interesa explorar el error o en los sonidos que normalmente son atribuidos a los errores. Lo hacemos por que consideramos que este tipo de elementos más concretos, en épocas como las de hoy en las que abunda la súper producción musical, adormece un poco al espectador, creemos que estos elementos permiten expandir la percepción de los escuchas.

F: En tu caso en qué te enfocas más para las representaciones visuales.

D: La técnica en general es intentar usar elementos no convencionales, tanto en video como en sonido, para de alguna forma sustituir los elementos comúnmente usados.

Lo que uso para crear este concepto tiene que ver con usar lo menos posible de la forma más sencilla, para aumentar el tamaño del imput. Es decir cuando hay un escenario con infinitas luces siempre optamos por usar 3 o 6 o algo así de modo que le dejamos más espacio a la oscuridad que a la luz, tanto en la música como lo visual, mientras la luz toma al mismo tiempo un efecto como disruptivo.

F: Su presentación en el festival NRMAL será la primera vez que visitarán México y para aquellos que no conozcan su música ¿cuál creen que será la mejor canción para que comiencen el trance con Föllakzoid?

D: Cualquiera del último disco por que es el presente y creo que la mejor forma de hacerlo es cerrando los ojos.

Noticias relacionadas

Arctic Monkeys: Nada volverá a ser como antes

Cuando una banda comienza a dar sus primeros pasos durante la adolescencia, es natural que…

Junior Boys: el regreso de la dupla electrónica canadiense

Mucho antes de que fuera lugar común mezclar géneros inusuales entre sí, dígase el industrial con el hip-hop, con bandas como Death Grips y Backxwash, o el reggaetón con el flamenco, como Rosalía o C. Tangana, había un proyecto canadiense llamado Junior Boys, que conjunto varios géneros para hacer magia musical. El r&b, el new wave, el techno y hasta el minimal, se conjuntaron en este proyecto que hasta entonces, era inédito.

ADULT.: En México la energía siempre es recíproca

ADULT. es un proyecto de mucha tradición que durante dos décadas se ha establecido como un referente de la música industrial, synth-pop y hasta electroclash, gracias a la dualidad que predomina dentro de cada uno de sus lanzamientos.

Claptone: nunca vi a nadie que no se fuera de ‘The Masquerade’ con una sonrisa

Claptone es un proyecto que durante los últimos 10 años fue adquiriendo una notable popularidad en el mundo de la música electrónica, principalmente en el área del house que brota de Alemania.

Beach Bunny: cómo explorar la vulnerabilidad y mezclarla con Star Wars

Con motivo de su próxima visita a México para el Festival Corona Capital, aprovechamos para hablar con Lili Trifilio, front girl de Beach Bunny, sobre cómo la música ha sido una herramienta terapéutica para explorar y abrir su vulnerabilidad de una forma creativa, así como de nostalgia y su inspiración en la ciencia ficción.

The Magnetic Fields: el amor y la comedia con Stephin Merritt

Con una carrera que se extiende por más de 30 años, cientos de canciones que oscilan entre la comedia y el amor, y una influencia inmensurable en la música popular, el próximo 3 de diciembre, The Magnetic Fields visitarán nuestro país por primera vez.
Volver arriba