Saltear al contenido principal

NOTICIA

Entrevista con San Pedro El Cortez

Por Cristina Salmerón

Dentro de las nuevas bandas que llegan del Noreste de México, hay una que está causando mucha curiosidad por su música desenfadada y porque les vale la vida sobre el escenario, elementos poderosos para prender al público sí o sí.

Se llaman San Pedro el Cortez, un nombre extraño pero fácil de recordar, más si ya se conoce su significado, que surge de un juego de palabras entre el mote de un cactus y del Mar de Cortés, el que baña la tierra de esta banda oriunda de Tijuana, Baja California.

Diego Córdoba (guitarra y voz), Aris Chagoya (guitarra), Edgard Collins (bajo y voz) y Mario Alarcón (batería) eligieron ese nombre para su banda porque remite a un cactus de su región, uno que no da flores, pero que la gente de ahí lo quiere porque tiene “fines terapéuticos”. Eso sí, solo que si no lo saben cortar de forma adecuada, se pueden envenenar.

Y parece metáfora, porque una similitud así ocurre con su música, que llama la atención por ser diferente, pero es para los de estómago fuerte que gustan de experiencias sonoras poco comunes, como de beber aguardiente rancio.

Este año estarán promocionando su disco Un Poco Más de Luz. Para hablar de sus planes en 2016 y otras curiosidades, Diego Córdoba platicó con nosotros.

FILTER: ¿Por qué dicen que tocan proto punk sicodélico?

D: No nos gusta que nos digan un término en específico, y menos que tocamos “rock” y ya. Nada más hacemos música, pero obvio entra dentro de un género, y sentimos que este lo describe.

F: ¿Qué consideran que su banda tiene de peculiar (además del nombre)?

D: Tratamos de que nuestros shows en vivo tengan ese elemento sorpresa, que la gente no vea que es lo mismo siempre. Dentro de lo musical, nos gusta involucrarnos mucho con la gente, bueno, más bien con el público, porque odio cuando alguien dice “la gente” se me hace muy despectivo (y, pues, te van a escuchar).

F: Los he visto en videos y se aprecia que SPEC es una locura en el escenario, pero para quien no los ha visto, dígannos ¿cómo es uno de sus shows?

D: Somos otras personas (risas), abajo somos normales, pero cuando nos subimos… Eso es lo que nos hace ser diferentes, lo disfrutamos tanto (a veces nos pasamos) que luego se nos olvida que estamos ahí y nos transformamos.

F: Van a estar en el Nrmal, ¿por dónde más se dejarán ver?

D: Vamos a andar por Toluca, Puebla, Oaxaca y Guadalajara.

F: Después del auge que tuvo la escena de Tijuana-frontera norte, ¿sientes que ha estado como en un receso?

D: Sí, de repente hubo como muchas bandas famosas y luego paró un poco, pero ahora mismo sí hay varias. Están surgiendo nuevas propuestas bastante buenas, como Grenda, Entre Desiertos… Como que así es en Tijuana, de repente nos dan ganas de hacer música, y luego no y así.

F: ¿Qué ventajas y desventajas tiene una banda de la frontera norte?

D: Desventajas, que estamos lejos de la siempre centralización (Ciudad de México/ExDF). Si no se hace en el DF, no pasa nada, pero tenemos la oportunidad de ver bandas que a lo mejor andan por acá cerca. A Tijuana suelen llegar bandas (muchas de EUA) muy buenas cuando recién están empezando, y en el DF ya llegan cuando están en un nivel más “corporativo”, se podría decir. Creo que corremos con esa suerte. Otra ventaja es que podemos llegar a tocar con ellos, ya sea en México o en Estados Unidos, eso nos ha pasado mucho, que bandas que nos gustan nos invitan a tocar y así poder estar en el mismo cartel. Además, hay bandas gabachas que le tienen como miedo a México, no se atreven a cruzar lejos si no tienen algo así muy sólido. Entonces, sí se van a San Diego, o llegan a cruzar aquí a Tijuana, pero todo es así, cerquita.

F: ¿Sobre qué les gusta escribir?

D: Escribimos las letras entre el guitarrista (Aris Chagoya) y yo, pero sí nos salen letras bien depresivas. Son como cosas nada serias, nada de amor y eso, no va mucho con nosotros.

F: Cuéntame sobre “Basura”, el documental que hicieron sobre la banda. 

D: Carlos Matsuo, el que grabó el documental, estuvo aquí en la banda, tocaba con nosotros, y después se metió a cinematografía y aprovechó a sacar un proyecto experimental con nosotros y así surgió.

F: Planes para 2016.

D: Este año vamos a sacar el disco que vamos a promocionar en febrero y vamos a sacar otro para agosto. Tendremos una gira por el centro de México y en Estados Unidos con la disquera Vale Vergas Discos. Y nuestra meta es ir a Detroit a tocar allá y tal vez entrar a un festival de una estación de radio que nos gusta mucho.

F: ¿Recuerdas la primera tocada de SPEC?

D: Sí, fue en una fiesta de la facultad de la UABC (Universidad Autónoma de Baja California), todo estuvo bien suave. Ya sabes, los nervios… todo salió mal al principio, obvio, llevábamos unos amplis así como de niños, nada, no sabíamos absolutamente nada de tocar en vivo, pero después fue mejorando, había buen ambiente, y al final estuvo fregón. Esto fue en el 2009, pero todavía me acuerdo.

Noticias relacionadas

Chetes: De Zurdok, bandas sonoras y su regreso a la CDMX

La carrera de Chetes ha tenido un impacto grande en la cultura popular de nuestro país, las canciones que ha compuesto se han quedado en el imaginario colectivo de toda una generación, mismo que ha inspirado y resonado en películas, series y nuevos artistas. Pero esto no es una retrospectiva a glorias pasadas, sino una celebración al ahora, al Chetes que sigue dejando una huella a través de sus creaciones sonoras.

A Place To Bury Strangers: El tintineante sonido del caos

Con una caótica historia de más de una década, no hay banda más experimental y consistente que A Place to Bury Strangers.

Zola Jesus: enfrentando los cambios con Arkhon

Desde su aparición con el álbum The Spoils, Zola Jesus ha dejado una marca en la música alternativa, gracias a su inusual combinación de noise y música industrial con la sensibilidad del pop en un mundo lleno de contrastes. Ahora, 13 años después de su debut, Zola Jesus (nombre real Nika Roza Danilova) presenta el álbum Arkhon.

Interpol: Los cimientos en The Other Side of Make-Believe

Después de cuatro años sin escuchar nueva música de Interpol, este verano llega The Other Side Of Make-Believe, el séptimo álbum de la banda de NYC. Cómo parte de la promoción de este lanzamiento y su visita en el mes de mayo al Palacio de los Deportes platicamos con Sam Fogarino sobre los cimientos de este nuevo álbum.

Lucrecia Dalt: cuestionando la subjetividad

La primera palabra que se me ocurre para describir a Lucrecia Dalt es contraste. La palabra está impregnada en toda su historia musical, empezando desde su pasado como ingeniera civil, contrastado con su pasión por hacer música, pasando por sus raíces colombianas, contrastadas por sus vivencias en la ciudad de Berlín en donde reside actualmente, y terminando en su esfuerzo creativo más reciente y accesible llamado ¡Ay!, contrastado con su álbum previo y hermético llamado No era Sólida.

Homeshake: inspiración en lo cotidiano

El mundo que Peter Sagar construye como Homeshake está lleno de nostalgia y sensibilidad. Su acercamiento minimalista con tintes de producción lo-fi lo han convertido en uno de los mayores exponentes del pop independiente actual.
Volver arriba