Saltear al contenido principal

NOTICIA

Una noche con The Sisters Of Mercy en el Circo Volador

Fotos German García
Por Ernesto Olvera

A cuatro años de haberse presentado en El Plaza Condesa, Andrew Eldritch regresó a nuestro país con The Sisters Of Mercy para presentar un show con el que únicamente se encargaron de reafirmar el valor y la relevancia que siguen teniendo no solo en las sombras, sino en la música de los últimos 30 años.

Quizá Andrew siempre ha estado en desacuerdo con el hecho de portar uno de los estandartes goth por excelencia, pero con el concierto que dieron en el Circo Volador parece que eso poco a poco le importa menos, ya que si bien cuando comenzó a sonar “Dominion/Mother Russia” de inmediato exclamó ‘quiet’, su presencia sobre el escenario terminó contagiando de emoción a todos los que estaban frente a él. Pero esa emoción no es una que se traduzca en euforia, sino más bien fue una sensación con la que en todo momento nos tenían al borde de nuestro lugar mientras éramos estimulados por una oleada de clásicos como “Alice” y “No Time To Cry”.

tsom_0144-32

El concierto tuvo más de 20 canciones, pero dio la sensación de que la banda solamente vino a hacer lo suyo y ya, esto principalmente porque no son el tipo de acto que suela hacer enormes pausas entre canciones para interactuar con los asistentes. En lugar de eso, fuimos complacidos con nubes enormes de humo y luces azules que se encargaban de cubrir por completo el escenario del Circo Volador, lo cual en parte nos remitió a su clásico vídeo de “No Time To Cry”, solo que con una alineación completamente diferente a la de 1985.

The Sisters Of Mercy no se anduvieron con rodeos en ningún momento y eso es natural, ya que a estas alturas del partido no tienen absolutamente nada qué demostrar, ya que desde el inicio nos recetaron algunos de sus mejores riffs con “More”, “Doctor Jeep / Detonation Boulevard”, “Body Electric” y por supuesto, “Crash And Burn”.

Quizá sea el hecho de que en todo momento se han querido mantener true para no manchar por accidente su impecable repertorio, ya que hay que recordar que desde su Vision Thing de 1990 no han sacado nada nuevo. Por esa razón su concierto no fue tan distinto al del Plaza Condesa; digamos que fue otro grandioso recorrido a través de sus años de gloria con canciones que iban desde “Marian” hasta los cortes que los impulsaron en los 80 como “Lucretia My Reflection” y su obligadísima “This Corrosion”, canción con la que se encargaron de concluir su presentación después de dos pequeños pero muy efectivos encore.

Los años no han pasado en vano por cada uno de ellos, comenzando por el mismo Andrew, que si bien ya no tiene el porte que lo consolidó como un rey de las sombras, sus cuerdas vocales siguen sonando de forma impecable y eso es algo que siempre nos terminará erizando la piel cuando se sube a un escenario.

tsom_0303-42

Noticias relacionadas

MonkeyBee Festival: Una colorida celebración de punk, garage y psicodelia en Sangriento

En años recientes han aparecido varias plataformas que resultan vitales para la difusión de sonidos que se construyen en el sector independiente de nuestro país, que por lo regular tienen que ver con estilos apegados al punk, garage, la psicodelia y todo aquello que tiene como hilo conductor el espíritu natural del rock & roll.

House Of Vans CDMX: Una noche con Hot Chip y Los Cogelones

Después de abrir sus puertas con una noche encabezada por Japanese Breakfast, el nuevo spot House Of Vans CDMX continúo con sus actividades repletas de talleres, arte, música y skate para que nos vayamos dando una buena idea de las sorpresas que estarán revelando durante todo el 2022.

Japanese Breakfast, Girl Ultra y Noa Sainz en el opening de House Of Vans CDMX

House Of Vans nació como una acción global donde la marca se enfocó en organizar eventos gratuitos enfocados a la música, el skate, moda y arte urbano, algo que fue escalando rápidamente con noches que se esparcieron a lo largo de Estados Unidos y la Ciudad de México, donde por medio de la plataforma pudimos ver bandas como Cults, Black Lips, Fucked Up, Azaelia Banks, The Kills y hasta Wu-Tang Clan.

She Past Away: La música siempre puede salvarnos en un momento difícil

She Past Away es una banda que durante la última década fue ganando terreno en el mundo del darkwave y el post-punk a nivel mundial, siendo originarios de un país donde sus artistas no suelen despegar con tanta facilidad en otras partes del mundo (y menos moviéndose de forma independiente), con excepción de aquel fenómeno viral de los 90 llamado Tarkan.

Corona Capital 2021: Liberándonos de la incertidumbre con The Whitest Boy Alive, Jehnny Beth, Parquet Courts y AURORA

Como dicen por ahí: después de la tormenta viene la calma, y aunque en aquella edición del Corona Capital donde todo quedó cubierto de lodo tuvimos que seguir nuestros caminos a través de la lluvia sin importar los ajustes que se fueron dando de último momento por el clima.

Corona Capital 2021: Un atípico día con Tame Impala, Turnstile, Slowthai y Faye Webster

Es inevitable no tener una sensación un poco extraña en el cuerpo después de los dos años que han pasado desde la última vez que nos reunimos en un Corona Capital, pues en aquella ocasión estuvimos celebrando su primera década de vida sin siquiera pensar en lo que estaría sucediendo meses después con la pandemia del COVID-19.
Volver arriba