Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Iceage: Evolución y toma de riesgos

Por Francisco Reyes (@illuminawtyy / @illuminaw7y)

Desde sus inicios como una banda feroz que se metía en el hardcore punk, experimentaba con el post punk y jugueteaba con el black metal, hasta su faceta madura que los ha visto adentrarse en el rock clásico y expandir su sonido con la inclusión de ambiciosas ideas como arreglos orquestales y coros, Iceage ha tenido una completa transformación.

Esta banda se ha convertido en una de las más interesantes dentro del rock internacional. Ya no son solo unos chicos llenos de energía, sino una de las bandas que mantiene viva la esencia del rock mientras expande sus horizontes y busca devolver aquella chispa que el género ha perdido en los últimos años. No por nada se han convertido en una de las bandas favoritas de Iggy Pop.

Seek Shelter, su nuevo álbum, es el más ambicioso hasta la fecha. Retoma los mejores elementos de Beyondless y los lleva a alturas mayores, con la inclusión de un coro y elementos orquestales que en ocasiones recuerdan a Primal Scream. La influencia del glam de los 70’s también se siente por todo el álbum, contrastando con las temáticas sórdidas exploradas en las letras.

Elias Rønnenfelt es el carismático líder de esta agrupación; una superestrella a su propio modo. Nos acercamos a él para conocer más acerca del panorama que rodea Seek Shelter y la evolución que ha tenido la banda.

¿Cómo te ha estado tratando la cuarentena?

Elias: Supongo que me ha estado tratando bien. Ya no es algo reciente, ¿sabes? Esto ya duró un maldito año. Ha sido un proceso de aprendizaje el permanecer en un solo lugar por tanto tiempo, porque es prácticamente todo lo opuesto a como era mi vida. Solía viajar y tratar de meter a tanta gente como pudiera en un cuarto sudoroso, pero eso ya no vale con el corona, así que creo que, al ser un tanto adicto a estar en la carretera, tuve que aprender a estar estático. A veces se puede sentir sofocante, pero también me siento agradecido por las cosas que tengo a mi alrededor y las personas que están cerca.

Se podría esperar un sonido un tanto oscuro producto de estos tiempos difíciles, pero Seek Shelter presenta un sonido más esperanzador. ¿Cómo influenció la cuarentena en el proceso de composición del álbum?

E: No estoy mucho de acuerdo. Aunque sí hay algunas partes esperanzadoras en esto, creo que hay mucha oscuridad por ser encontrada. Creo que es un álbum con mucha dualidad, que busca la comunión pero también es un tanto desesperado. Fue escrito antes del corona y la base del álbum fue grabada justo antes de que la pandemia llegara al planeta. No es realmente un álbum de cuarentena, y no es algo que pudieras hacer durante la época del covid, porque toma lugar en un mundo donde todavía puedes aventurarte y perderte.

Siempre me ha parecido que tienes una muy buena habilidad para convertir las situaciones sórdidas de la vida en una poesía hermosa. ¿Cuál fue la inspiración principal en las letras de Seek Shelter?

E: No sé si es inspiración o simplemente la vida misma. Los altibajos y las luchas. Todo lo que encuentro simplemente amalgamado en una canción. Tan solo está inspirado en tratar de tomar algo tan abstracto como tu situación y estado mental y tratar de compactarlo en una canción.

Hasta ahora, cada álbum ha tenido un sonido único. ¿Cuál es su pensamiento al comenzar el proceso creativo? ¿Buscan crear algo diferente siempre?

E: Siempre ha sido algo orgánico. Nunca hemos sido personas que hablan acerca de lo que quieren hacer o tratan de vocalizar la dirección en la que queremos que suene el álbum. Creo que cada vez que comenzamos a escribir canciones, después de finalizar un álbum, si creemos que la composición se parece mucho a algo que ya hayamos hecho, no lo sentimos correcto, incluso si es una buena canción. Necesitamos algo que se sienta con vida. Creo que naturalmente estamos inclinados a tomar decisiones que representen un riesgo, porque no encontramos emoción de otra manera.

Vi un comentario en el video de “Vendetta” que llamaba a la canción como “la unión de The Stone Roses y The Bad Seeds”. ¿Fue esto realmente una inspiración?

E: Pues, la base de la canción fue creada con un teclado barato de juguete que mi hermana pequeña tenía, el cual incluía de esos ritmos pre-fabricados. El teclado tenía un ritmo de baile llamado “dance 3” o algo así, lo ralenticé y comencé a tocar sobre él, lo que se convirtió en la base de la canción. Terminamos tomando prestado ese mismo teclado de mi hermana y lo llevamos al estudio para poder ponerlo sobre la canción. Tiene ese ritmo “baggy”, así que sí entiendo a lo que te refieres.

Han pasado 10 años desde el lanzamiento de New Brigade, el cual sigue siendo uno de mis álbumes favoritos. Mirando de vuelta, ¿cuál es tu opinión acerca de ese álbum?

E: Teníamos 17 o 18 en aquel entonces, y creo que no teníamos idea de por qué queríamos hacer cualquier cosa. Simplemente lo hacíamos en desafío de lo que nos rodeaba. No nos gustaba ninguna otra banda y no había nadie haciendo algo que resonara con nosotros, así que creo que subconscientemente queríamos que eso pasara y darle un gran “fuck you” a todo lo que estaba a nuestro alrededor.

Creo que eso es lo dulce del álbum. Son unas personas muy jóvenes que están algo jodidas y no tienen idea de ellos mismos, así que solo quieren correr a toda velocidad. De hecho, no lo he escuchado en mucho tiempo. Raramente escucho música que yo he hecho porque se siente como leer un viejo diario o ver fotos viejas de ti mismo, ¿sabes? Es un poco embarazoso, porque tal vez no estoy preparado para mirar de vuelta mi vida y no soy una persona nostálgica.

Comenzaron a incorporar algunas de esas canciones al show en vivo, ¿cierto?

E: Sí, tal vez hay una o dos del primer álbum que aún tocamos. Algunas de ellas ya no las puedo tocar porque ya no resuenan en mí. Se sentiría como tocar en una banda de covers y yo nunca podría hacer eso. Aunque algunas canciones tienen la habilidad de trascender y pueden ser vueltas a tocar de manera auténtica, en tu propia voz.

Algunas canciones sobreviven y otras las descartamos, porque no queremos tocar algo que no se sienta genuino para nosotros solo por complacer a otras personas. Eso sería engañar a la gente, creo.

¿Le dirías algo al Iceage de aquella época?

E: No creo tener algo para decirles (risas). Creo que hicieron lo que pudieron sin tener alguna guía. Y tienes que cometer errores y chocar tu cabeza contra varias paredes, porque son una parte necesaria del recorrido. No estoy seguro de si cambiaría algo.

La última vez que tocaron en México, coincidió con los shows de algunos otros artistas de Dinamarca y del sello Posh Isolation, y recuerdo que estuvieron ahí en el show. ¿Tienes algún recuerdo de esa noche?

E: Oh, sí, fueron Christian y Loke los que estuvieron ahí. Solo recuerdo que nos tuvimos que poner ebrios muy rápido porque teníamos que ir al aeropuerto esa misma noche, temprano en la madrugada, así que fue bastante agridulce porque amamos estar en México, estábamos emocionados por el show y la audiencia fue increíble. Conocimos a varias personas que querían llevarnos a bares y cosas así, pero no pudimos ir porque teníamos que ir al aeropuerto. Así que simplemente bebimos toda la noche hasta que tuvimos que partir al aeropuerto (risas).

¿Quieres añadir algo más?

E: Solo que espero regresar a México tan pronto como el mundo lo permita.

Estoy seguro que las nuevas canciones sonarán increíble en un show en vivo.

E: Sí, apuesto a que así será.

Relacionados

La Femme: El grupo de rock francés que niega el rock

“En Francia no hay bandas de rock”, sentencia Sasha Got, el guitarrista de una agrupación que ha sido catalogada como la banda de rock más famosa de ese país en la actualidad: La Femme.

Dark Celebration: Una iniciativa para impulsar el post-punk y darkwave hecho en México

La música que encuentra su refugio en la oscuridad ha crecido de forma importante en los últimos años en nuestro país, necesitando mejores condiciones y mayores espacios para poder resonar y expandir su sonido. Fue así que Ulises Ramos con Pure Underground Entertainment decidieron comenzar una serie de festivales con las bandas más importantes de esta escena, resultando en un éxito. 

The Horrors: nihilismo, pop y ruido

Cuando aparecieron en la escena musical, The Horrors demostraron ser algo fresco, muy diferente a lo que sonaba durante el 2006, con un estilo mucho más crudo. Su álbum debut, Strange House, estaba lleno de distorsión al ritmo de garage rock con tintes góticos.

Lorelle Meets The Obsolete en una conversación con Prismatic Shapes

Cuando uno mismo se encuentra sumergido en la industria musical es realmente fácil caer en lugares comunes como lo son la adrenalina por los efectos sonoros, el entusiasmo por la creación, el frenesí de tocar en vivo o la devoción chamánica del ritual en vivo. Todas estas emociones son pilares fundamentales del espectro musical pero existe un valor aún más importante en la ecuación, un valor intrínseco del cual solemos pasar de largo, el sentido de comunión.

Circuit des Yeux: sobreviviendo en el vacío

Por más de diez años, Haley Fohr ha explorado distintos sonidos bajo el nombre Circuit des Yeux, moviéndose libremente en el campo del folk experimental y demostrando su amplia versatilidad. Sin embargo, su racha creativa se vio pausada por varios meses después de entrar en depresión y experimentar algunas pérdidas en su vida.

Snail Mail: La vulnerabilidad que experimentamos al estar enamorados

Tres años después de lanzar su disco debut Lush (2018), Lindsey Jordan nos muestra su segundo álbum de estudio como Snail Mail. Valentine es un disco de actitud rebelde y de romance.
Volver arriba