Skip to content

ENTREVISTA

Sextile: conexiones auténticas y escuchando el futuro

Por Ernesto Olvera
Fotos: Sarah Pardini

Sextile es una banda que ha progresado demasiado en cada uno de los aspectos que componen su universo. Desde la mutación del sonido y el renacimiento que tuvieron luego de su breve separación, hasta los conocimientos que fueron adquiriendo de forma individual para reencontrarse una vez más en el estudio.

Si bien en sus primeros lanzamientos estaban recorriendo la vena del post-punk y el darkwave, las cosas fueron cambiando a raíz de su fascinación por la música electrónica y su deseo por seguir avanzando, explorando y reuniendo conocimientos que estimulen su creatividad.

Es así, cómo Sextile nos hace parte de una sesión influenciada por el acid house y el drum n bass en Push, un álbum que encapsula los elementos que nutren la esencia del proyecto con vista al futuro, pues, en palabras de Melissa Scadutto: siempre están viendo hacía el futuro.

Sextile está por regresar a México con una ronda de conciertos en la Ciudad de México, Querétaro y Guadalajara, donde además tendrán como invitada especial a la neoyorquina Nuxx Vomica.

Con motivo de sus próximos conciertos en el país, pudimos platicar con Melissa Scadutto y Brady Keehn sobre los cimientos y la mutación sonora por la que atravesó la banda en Push, así como sus primeros acercamientos con la música electrónica.

Boletos para los conciertos de Sextile

FILTER: Entre el lanzamiento de Push y Albeit Living, ocurrieron varios cambios en el sonido de Sextile, pero como banda, ¿cuáles fueron los mayores cambios y aprendizajes que tuvieron?

Melissa: Hicimos Albeit Living en 2016, hicimos tres EP en 2018 y nos separamos por un tiempo. Durante ese tiempo comencé a cantar en un nuevo proyecto llamado S. Product. Cuando volvimos a estar juntos, era natural que ahora estuviera el frente de Sextile en lugar de tocar la batería en vivo. Durante ese tiempo, nuestros intereses y gustos musicales también comenzaron a cambiar y queríamos hacer música divertida, opuesta a las cosas generalmente asociadas con el goth.

Brady: Albeit Living fue en realidad la introducción del Korg MS-10 y un secuenciador a la banda. De hecho, una de las primeras secuencias que programé se convirtió en “Ripped”. Naturalmente, profundizamos en la idea de síntesis y programación secuenciada. Para mí fue la libertad de explorar ritmos y tempos que no podía tocar físicamente con mi cuerpo.

F: Push es su primer álbum para Sacred Bones y cuando anunciaron la noticia sentí que fue la unión más natural y sensata posible, ¿ustedes lo sienten de esa manera? ¿Cómo se dio el primer contacto con la banda?

Melissa: Al principio estábamos planeando sacar este disco por nuestra cuenta, pero Sacred Bones se acercó justo antes de terminarlo y siempre nos ha encantado el sello, así que también fue algo natural para nosotros. Estoy muy contenta de haberlo hecho porque han sido increíbles con nosotros. Como no tenemos un manager, Sextile siempre ha sido muy DIY y no siempre creo que eso siempre funcione a nuestro favor. Sacred Bones nos organizaron más para este lanzamiento de lo que hubiéramos podido hacer solos.

Brady: Sí, estoy de acuerdo, gente sólida. Estoy feliz de trabajar con ellos.

sextile 6

F: Para Sextile, ¿Cuáles dirían que son las ventajas y desventajas de estar en una disquera?

Brady: Por el momento, realmente no tenemos ninguna desventaja. Somos capaces de hacer nuestro arte tal como lo vemos y oímos. Tenemos un gran equipo que nos respalda.

F: Con el lanzamiento de su más reciente álbum hicieron un mixtape en casete que siento es extremadamente hermoso. ¿Cómo elegieron esa selección musical? Hay canciones de Underworld y Primal Scream.

Melissa: Solamente puse las canciones en ese mix con las que Brady y yo nos habíamos estado conectando durante la realización de Push. Somos grandes admiradores tanto de Underworld como de Primal Scream.

F: Aunque el enfoque post-punk de A Thousand Hands y Albeit Living sigue presente en su sonido, creo que está claro que con Push dicidieron enfocarse en la influencia de la cultura rave. ¿Cómo fue para ustedes esta transición musical?

Melissa: Fue la progresión más natural que hemos tenido. Sólo podemos hacer música con la que nos conectemos auténticamente. Si hubiéramos intentado intencionalmente hacer un disco de post punk o EBM, habría sido una mierda porque ya no escuchamos música así con tanta frecuencia. Más allá de los clásicos, realmente quiero escuchar el futuro. Es más fácil hacer algo nuevo con la electrónica que con las guitarras. Es por eso que la mayor parte de la música es electrónica hoy en día. Se abre un sinfín de posibilidades ya que los dispositivos electrónicos son más jóvenes que la guitarra.

Brady: En realidad, cuando conocí a Melissa, ella me enseñó a tocar la guitarra y me presentó los géneros post punk, punk, ebm y goth. Antes de conocerla, estaba produciendo en Ableton, haciendo música electrónica, explorando el arte sonoro y el sampleo, pero principalmente solo en la computadora. Así que esto fue como retroceder a esa época, pero ahora mucho más equipado.

F: ¿Podrían contarnos un poco más sobre “New York”? Se siente como una canción intensa de acid house/punk donde curiosamente al principio me vino a la mente la velocidad del The Prodigy de los 90.

Melissa: Esa canción fue algo accidental. Teníamos todas las cajas de ritmos y sintetizadores sincronizados y había una secuencia escrita en el sintetizador que es la melodía que suena como un juguete que escuchas. Todo sonaba perfecto en conjunto, así que lo seguimos. Ya había escrito una línea sobre Nueva York que quería usar « we’re tough out here, but the love goes crazy» y funcionó perfectamente.

Brady: Ambos somos grandes fanáticos del ácido, especialmente Josh Wink. Realmente sentimos la necesidad de inclinarnos a hacer una canción ácida. Como dijo Mel, simplemente sucedió. Ambos estábamos frente a los sintetizadores y lo intentábamos.

¿Qué tal «Crash»? Tiene una dulce colaboración de Izzy Glaudin de Automatic.

Melissa: Izzy ha sido nuestra amiga y nuestro primer apoyo desde el comienzo de Sextile. Siempre hablábamos sobre ella cantando algo y habíamos escrito “Crash” pero el estribillo no estaba bien. Lo recortamos, se lo enviamos a Izzy y a ella se le ocurrió su parte casi inmediatamente.  No puedo imaginar a nadie más en esa canción excepto ella. ¡Vamos a trabajar en algo nuevo con ella también para el próximo disco!

Brady: Sí, también fue uno de esos temas que sucedieron rápidamente. Como si me despertara en una mañana gris y brumosa, preparé un poco de café, me senté frente al sintetizador y comencé a tocar esta melodía. El parche surgió de una idea diferente en la que estaba trabajando el día anterior, pero en lugar de secuenciar el MS20 solo quería tocar sus teclas. Las melodías y ritmos de las canciones llegaron en menos de una hora. A veces, naturalmente, lo que proviene de tu cuerpo es con lo que te conectas. Para mí fue un buen recordatorio de que los secuenciadores son herramientas, no estructuras para vivir.

sextile 9

F: ¿Cuál fue su primera experiencia con la música electrónica?

Melissa: Cuando era niña me gustaba mucho el disco “Janet” de Janet Jackson. No sabía en ese momento que se consideraría pop electrónico. No entendía la música a esa edad en esos términos. Me encantó y particularmente la canción “throb”. Yo tenía 7 años y me volví loca con eso en mi habitación. Es curioso porque todavía suena igual.

Brady: Para mí fue mi papá tocando “Principles Of Lust” de Enigma en nuestro estéreo cuando era súper joven o mi primera experiencia con Drum n Bass, que fue en un festival de música en DC, tenía 12 años y mi cerebro cambió para siempre después de escuchar ese bajo.

F: ¿Recuerdan algún rave en el que dijeron «esta es la mejor noche de mi vida» (o la peor)?

Melissa: No es necesariamente un rave, pero recuerdo haber sentido esto en general en las noches orientadas al pop británico a principios de la década de 2000, cuando era menor de edad, e incluso recientemente en Coachella 2023 viendo Underworld.

Brady: Sí, ver Underworld con Mel fue la experiencia más reciente cercana a eso.

F: En el último año también hicieron algunos remixes para N8NOFACE y Nation of Language, ¿cómo fue su experiencia trabajando con la música de otros proyectos?

Melissa: ¡También hicimos un remix para Yeah Yeah Yeahs el año pasado! Fue un honor para cualquiera de estos artistas pedirnos un remix.

Brady: Es un reto divertido. Me gusta tratar de mantener un elemento del sonido del artista mientras inyectamos una gran dosis del nuestro.

F: Estamos muy emocionados por su regreso a nuestro país, e inevitablemente recordé que la última vez que estuvieron a la CDMX tocaron “Disco” dos veces, ¿recuerdan qué pasó esa noche?

Melissa: (risas) Sí lo recuerdo. Es porque México siempre quiere más canciones de las que estamos acostumbrados a tocar y como no teníamos otras practicadas, ¡Decidimos hacer disco dos veces! Lo que ahora me recuerda que probablemente deberíamos prepararnos y poner pistas adicionales ya que necesitamos tocar más para todos ustedes.

Brady: (risas) Sí, no teníamos otras canciones para tocar y todos querían más.

F: ¿Cómo fue su primera experiencia en México y qué les encantaría volver a hacer en su próxima visita?

Melissa: Hemos estado allí un par de veces y siempre es uno de los lugares más elegantes. La gente y la comida son más acogedoras que la mayoría de los países. ¡Realmente me encanta!

Brady: Lo diré de esta manera, el público mexicano se vuelve loco, de la mejor manera posible. Cuando la gente nos pregunta cuáles son las mejores audiencias para las que podemos tocar, México está en nuestro Top 3. Realmente nos encanta tocar para México, nos devuelven la energía y eso es lo que hace que los shows/experiencias sean realmente buenas. Se trata de esa energía unida.

Compren Push en: Bandcamp / Sacred Bones

404476413 888193942663340 7749863413765829299 n

Relacionados

Volver arriba