Saltear al contenido principal

NOTICIA

Kathleen Hannah regresa con The Julie Ruin

the julie ruin

Aunque a muchos no les parezca, Kathleen Hanna es incansable y siempre estará en uno u otro proyecto que le permita sacar sus inquietudes. Su más reciente experimento es The Julie Ruin, una banda que retoma lo básico del punk rock femenino, incluyendo los gritos.

 

Sobra decir que a pesar de todas las bandas con chicas gritonas al frente, ésta es auténtica pues Hanna es una de las madrinas gritonas en la música, cuyo carisma se ganará hasta a los oídos más remilgosos.

 

El primer sencillo de The Julie Ruin es “Oh Come On” y es parte de su debut Run Fast. Les compartimos el video y la canción para quienes no lo conocían.

Noticias relacionadas

Stranger Times: Un nuevo álbum tributo a The Chameleons

Pese a que The Chameleons es una de las bandas más influyentes que aparecieron en…

La Femme: El grupo de rock francés que niega el rock

“En Francia no hay bandas de rock”, sentencia Sasha Got, el guitarrista de una agrupación que ha sido catalogada como la banda de rock más famosa de ese país en la actualidad: La Femme.

FILTER Recap: Los 60 mejores discos de 2021

Puede parecer un poco irreal pensarlo, pero realmente ya nos encontramos en la recta final…

FILTER Recap: Los 40 mejores EP de 2021

Es natural que cuando entramos al último mes del año comiencen a publicarse conteos con…

Dark Celebration: Una iniciativa para impulsar el post-punk y darkwave hecho en México

La música que encuentra su refugio en la oscuridad ha crecido de forma importante en los últimos años en nuestro país, necesitando mejores condiciones y mayores espacios para poder resonar y expandir su sonido. Fue así que Ulises Ramos con Pure Underground Entertainment decidieron comenzar una serie de festivales con las bandas más importantes de esta escena, resultando en un éxito. 

The Horrors: nihilismo, pop y ruido

Cuando aparecieron en la escena musical, The Horrors demostraron ser algo fresco, muy diferente a lo que sonaba durante el 2006, con un estilo mucho más crudo. Su álbum debut, Strange House, estaba lleno de distorsión al ritmo de garage rock con tintes góticos.
Volver arriba