Saltear al contenido principal

NOTICIA

A Sunny Day In Glasglow regresa después de cuatro años

A Sunny Day In Glasgow

Después de tener uno de los mejores álbumes del 2010 (Autumn, Again), la banda estadounidense regresó hace unas horas al compartirnos nuevo track. Aunque la agrupación ha sufrido numerosos cambios con la salida de varios integrantes, el dream-pop impregnado de shoegaze ha permanecido intacto.

Otra cosa que identifica perfectamente al grupo es la extensión y títulos de sus canciones. Por ejemplo, están “This assclown eats ambien OR Nobody likes you (No Art)”, “Passionate Introverts (Dinosaurs)” y “Watery (Drowning Is Just Another Word For Being Buried Alive Under Water)”. En esta ocasión, el track tiene como nombre “In Love With Useless (The Timeless Geometry In The Tradition Of Passing)”. Disfruta de los melosos y suaves beats abajo.

Noticias relacionadas

What’s new? 12 discos nuevos para el fin de semana

Después del torbellino de estrenos que tuvimos durante todo mayo, da la impresión que en…

Kinder y la búsqueda de nuevos horizontes

Hace unas semanas recibimos la buena noticia de que Kinder, una de las bandas más…

Dry Cleaning: Perder la fe es fácil, pero recuperarla es el verdadero reto

Hace un par de semanas pudimos platicar con  Dry Cleaning ahora que visitaron México junto a Interpol. En esta charla pudimos conocer más sobre los pensamientos e inquietudes detrás de la banda y las historias que formaron su álbum debut New Long Leng.

Corona Capital 2022: Las sorpresas, lo mejor y lo esperado del cartel

Si bien es natural que año con año aparezcan carteles falsos del Corona Capital, su…

Throwback: 55 discos para recordar el 2007

Probablemente 2007 fue uno de los años más importantes y especiales dentro del espectro musical,…

Chvrches: autenticidad, experimentación y videojuegos

Cuando Chvrches apareció en el panorama musical, su presencia fue inmediatamente notable. The Bones of What You Believe, su álbum debut, se convirtió en uno de los lanzamientos mejor recibidos del 2013, demostrando que el synthpop puede hacerse de manera auténtica.
Volver arriba