Saltear al contenido principal

NOTICIA

Vive Latino 2014 (Sábado)

VIVELATINO_3_JV

Foto Jorge Castro Villarreal / Fernanda López

Por Daniel Ocaranza / Paola Monter / Fernanda Santiago / Karen Huerta / Antonio Moreno

Rey Pila

El tiempo pareció no ser suficiente para Diego Solórzano y todo el equipo que da vida a Rey Pila. Cuando la audiencia comenzaba a identificarse de una manera más profunda con los sonidos que emitían, cargados de shoegaze y algo de psicodelia, llegó el momento de decir adiós. Sin embargo, este proyecto surgido en el 2009, supo aprovechar la escasa media hora que le fue otorgada en el escenario Unión Indio.

Entre un sol que complacía, ráfagas de polvo, y un público a veces despistado que en momentos prefirió entretenerse con la presencia de “Tito” de Molotov a un lado del escenario, Rey Pila, con un sonido y energía convincentes, pudo llevar a cabo arriba de este temas como  “No. 114”, “Alexander” o “No Longer Fun”, a los cuales Diego se encargó de proporcionarles la suficiente fuerza vocal, así como un toque de entretenimiento; dejando salir su showman interno, para hacer de la presentación de Rey Pila algo placentero.

Guadalupe Plata

Los potentes sonidos producidos y transmitidos por solo tres músicos resultaron algo encantador. Este trío español lució sus mejores ritmos de un rock bien organizado pero a la vez sucio. El sonido de la lluvia que comenzó a caer durante su presentación se hizo imperceptible gracias al intenso sonido del bajo y percusiones que no dejaban de resonar en el cuerpo de los presentes con canciones como “Rata”.

La intensidad en su música que demostraron los de España con un género poco común en festivales e incluso en la escena musical actual, el blues; contrastó en cierta medida con la actitud que cada uno de los tres integrantes reflejó sobre el escenario, pues pocas veces interactuaron con el público, algo que hizo que la relación con este fuera casi nula, despreciando tal vez la oportunidad de haber hecho de su presentación en la Carpa Rockampeonato algo de mayor trascendencia.

 

Los Caligaris

 

 

 

 

El Gran Silencio

Si se quisiera encontrar a los responsables por haber generado una mayor cantidad de baile, manos y brazos descontrolados en el aire y un desorden festivo en el público, esos probablemente fueron los de El Gran Silencio. La mezcla de ritmos, sonidos, y géneros que los de Monterrey son capaces de crear, permitió un ambiente de celebración que avivó los ánimos después de la granizada que cayó en el tercer día de la edición 15 del Vive Latino.

Entre un ambiente húmedo que dominaba en la zona, El Gran Silencio regresó la temperatura corporal de los presentes a una calidez que les permitió disfrutar de temas como “Déjenme Si Estoy Llorando”, “Cumbia Lunera”, “Chúntaro Style” y “Dormir Soñando”, mismos que el público gozó sin importar que sus pies, al saltar y bailar, se vieran afectados por los enormes charcos que la lluvia dejó. El Gran Silencio demostró por qué fueron colocados a esa hora y en ese escenario principal del festival; El Gran Silencio fue el arcoíris del Vive Latino; El Gran Silencio fue la pura sabrosura.

 

Little Jesus

En su primer Vive Latino, estos jóvenes mexicanos pusieron a bailar a todo el Escenario Rockcampeonato al compás de un sabroso ritmo tropical, que ellos definen como tropipop. Con una propuesta que mezcla el pop rock con un órgano Hammond y marimbas, Santiago, Pony, Truco y Arturo,  enloquecieron a todos con sus temas “Color”, “Químicos”, “Berlín” y, por su puesto, su éxito “Azul”.

 

Frikstailers

Con pelucas brillantes y un par de lentes fluorescentes,  los argentinos Rafa Caiviano y Lisandro Sona nos pusieron a mover el bote con sus mezclas que incluyen cumbia, techno, hip hop, dancehall y house.  La Carpa Gozadero Doritos –aunque un poco vacía–, se movió al ritmo de temas como “Otra vez” y “Batuqueando”, que se desprenden del LP En son de paz.

 

Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra

Por la lluvia y el granizo, el Escenario Indio retrasó varios minutos la presentación de Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra. Sin embargo, la espera valió la pena pues los músicos serbocroatas convirtieron el tercer día del Vive Latino en una verdadera fiesta. Kusturica, quien también es director de cine, invitó al escenario a varias muchachitas quienes al ritmo de rock balcánico mezclado con  polka, brincaron, corrieron y hasta hicieron lagartijas junto al cantante.

Con temas que se desprenden de The Wish, su más reciente producción, Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra conquistaron a los mexicanos y hasta hicieron que saliera el sol.

 

Ceci Bastida

Desde Tijuas, Ceci Bastida llegó al Distrito Federal para darle un toque de power femenino a la edición 2014 del Vive Latino. Al interpretar rolas con temática de denuncia, las cuales se enfocan, por ejemplo, en la migración, la ex integrante de Tijuana No!, puso a vibrar a la Carpa Intolerante. La emoción subió cuando apareció Mariel Mariel para compartir escenario con la tijuanense, quien continuó deleitando al público con temas  de su más reciente producción La edad de la violencia.

 

 

Technicolor Fabrics

Con siete años de trayectoria, la agrupación conformada por JP, Dan, Yogui, Joako y Abraham se presentó por primera vez en un Vive Latino. Con pop rock bien ejecutado, el quinteto tapatío creó una cálida atmósfera en la que sus más fieles seguidores coreaban rolas como “Otoño”,” Nunca nada”, “Frequency” y “Ruleta”. “Este ha sido uno de los mejores conciertos de nuestra vida”, aseguró JP, vocalista de esta banda que recaudó más de 85mil pesos a través de Fondeadora para su proyecto Un mes un artista. Sin duda, esta agrupación que se coloca como una de las propuestas mexicanas más interesantes de los últimos años.

 

Motorama

En medio de la caída del sol, en Unión Indio, un escenario que es la guarida para los más alternativos del Festival Vive Latino, Motorama supo manejar a su público, que aunque pocos, reventaron la fiesta con pasos de baile al ritmo de los gráficos en la pantalla. Debutando en su primer aparición en Latinoamérica, los Rusos fueron de lo más aplaudido.

Yokozuna

 

De La Tierra

 

Torreblanca

Si tuviera que elegir qué es lo mejor aparte de la música en vivo en los grandes festivales, específicamente de uno tan importantea como el Vive Latino sería el hecho de que funge de alguna manera como un punto de convergencia de todos los gustos musicales y de disfrute.

Torreblanca en una carpa Rockampeonato atiborrada ofrecieron una presentación que envolvió a todos en un ambiente fino de viento, percusiones y piano y un setlist para complacer a sus más aguerridos fans. Una noche para  estrenar 1000 fantasmas, y colaboraciones con la chilena Ceci Bastida así como una con Pablo Villa  que pedía a gritos un tequilazo.

 

Calle 13

Residentes y visitantes pudieron disfrutar de la exhibición de El Redidente, El Visitante y junto a ellos, la siempre agradable y amena PG-13. Calle 13 ejecutó de manera cumplida el espectáculo que se esperaba de ellos.

De festival, el Vive Latino pasó a ser un carnaval, en donde los coros, el baile, el entusiasmo y la alegría no pararon mientras René Pérez entonaba melodías como “Fiesta de Locos”, “Baile de los Pobres”, “No Hay Nadie Como Tú” o “Latinoamérica”. Entre sus característicos mensajes de ánimo y críticas sociales, René y compañía hicieron deleitar a la audiencia, no tanto como a ellos mismos quizá, pues en algún punto del show, en un acto de sinceridad, René admitió gozar más de interpretar nuevos temas que el público desconoce.

Después de varios años transcurridos, finalmente el Vive Latino entendió, aceptó y disfrutó la propuesta musical de los de Puerto Rico, contrastando de manera acentuada con la indiferencia y los abucheos del público que ocurrieron la última vez que los boricuas pisaron un escenario del festival que cumple 15 años.

 

Los Tigres Del Norte

Noticias relacionadas

Archivo 81: La nueva serie de Netflix musicalizada por Geoff Barrow de Portishead

Archivo 81 no solo es presentada como una serie de terror en Netflix, sino como…

What’s new? 12 discos nuevos para el fin de semana

Por lo regular las primeras dos semanas de un nuevo año tienden a estar un…

Boy Harsher: Explorando el horror

Jae Matthews y Augustus Muller siempre han tenido una fascinación por el cine y los elementos visuales que tienden a manifestarse dentro de la parte musical. La relación que existe entre la imagen y el sonido es algo que los enganchó poco antes de formar Boy Harsher.

What’s new? 5 discos nuevos para el fin de semana

El segundo fin de semana de 2022 ya está aquí y afortunadamente llega con un…

Bahidorá 2022: 5 propuestas latinas para descubrir #EnBahidorá

Las Estacas tiene un oasis para nuevos sonidos. 

Turn On The Bright Lights: 45 discos que cumplen 20 años en 2022

Conforme vamos entrando a un nuevo año es inevitable no ver hacía el pasado para…

Volver arriba