Saltear al contenido principal

NOTICIA

Reseña 'In the Lonely Hour' de Sam Smith

Sam Smith

In the Lonely Hour
Sam Smith
Capitol Records
75%

Por Daniel Ocaranza

No se puede hablar de Sam Smith sin dejar de mencionar el papel fundamental que en años pasados tuvo para que melodías como “Latch” de Disclosure o “La La La” de Naughty Boy se convirtieran en tajantes éxitos; triunfos alcanzados que el británico pretendió emular con la realización de su primer álbum de estudio a través de Capitol Records, In the Lonely Hour.

Sería engañoso decir que a sus 22 años San Smith no logró lo dicho; pero la realidad es que a pesar de que su material debut carece de elementos profundos que cautiven de forma más amplia al oyente, In the Lonely Hour resulta ser un álbum universalmente accesible, cuyas melodías poseen la capacidad de ganar el favor de la gente, y por lo tanto, el poder suficiente para dominar las listas de popularidad.

Lo que sí resulta engañoso es el inicio de esta producción, pues “Money on My Mind”, con pegadizos coros y acelerados pianos, promete ritmos que el álbum simplemente no contiene, esos que se esperaría vinieran de un chico que a su corta edad solo busca diversión; sin embargo, en la mayoría de los restantes nueve tracks, se encuentra un oculto y sufrido soul aguardando el momento para mostrarse.

Al escuchar temas como “Stay With Me” o “Leave Your Lover”, no hay que ser un adivino para saber el objetivo del debut del británico; es decir, relatar fallidas historias de amor que navegan entre melancólicos arreglos sobre los   cuales Smith muestra su indiscutible nivel vocal, algo en lo que no se necesita ahondar, pues de sobra es conocida esa calidad que posee.

Inicios como el presentado en “I’m Not The Only One” prometen rescatarnos de ese hollo de aflicción, pero el británico siempre se encarga de volver a sumirnos en la pena y el desconsuelo, algo que seguramente no le interesa en lo más mínimo, pues él mismo se ha encargado de afirmar en repetidas ocasiones la temática de su álbum: la tristeza.

“Like I Can” solo se ocupa de confirmar lo dicho; resulta casi imposible no comparar el arranque de la misma con la alabada “Rolling in the Deep” de Adele; sin embargo, lamentablemente esta no explota como la de su compatriota, pero, continuando con dicha comparación, lo que sí evidencia la misma es el lugar que Sam Smith pretende tomar en el mundo musical como el Adele masculino, o el Adele de quienes no precisamente gustan de la heterosexualidad.

El contenido meloso de la parte final del álbum pudiera resultar ser demasiado, pero Smith lleva a buen término este con su mentada voz, misma que es capaz de rescatar un álbum entero que escasea de arriesgadas producciones o arreglos, lo que hace entender que el debut de Sam Smith no es algo revolucionario o innovador; pero sí un trabajo formal que abre paso a la carrera de este inglés que promete convertirse en algo más que un dominador de listas de popularidad al servicio de la industria.

Noticias relacionadas

FILTER Playlist: Ocean Alley

Ocean Alley es una banda australiana que captura a la perfección la gama de colores…

The House: El especial animado de Netflix con voz de Jarvis Cocker

The House es uno de los proyectos más interesantes que han sido presentado por Netflix…

Crusher ANC: La nueva experiencia musical de Skullcandy hasta tus oídos

En múltiples ocasiones se ha bromeado con la presencia del bajo en la música, pues…

Harrison BDP: De un momento a otro puedes perder todo

Bahidorá 2022 está cada vez más cerca y dentro de las propuesta más interesantes de esta edición encontramos a Harrison BDP, un DJ y productor gáles que en sus beats ha encontrado el brillo del deep house.

Archivo 81: La nueva serie de Netflix musicalizada por Geoff Barrow de Portishead

Archivo 81 no solo es presentada como una serie de terror en Netflix, sino como…

What’s new? 12 discos nuevos para el fin de semana

Por lo regular las primeras dos semanas de un nuevo año tienden a estar un…

Volver arriba