Skip to content

NOTICIA

Reseña 'The Hum' de Hookworms

Hookworms / The Hum

The Hum
Hookworms
Weird World
80%

Por Wally Bonanza / @wallybonanza

Recuerda este nombre: Hookworms. Aunque los ingleses han lanzado producciones desde 2011, The Hum este es por mucho una joya melódica. La explicación gráfica de cómo suena este álbum está explícita en la portada: hará que toda tu dentadura quede expuesta como si el aire de un ventilador a toda velocidad te rebotara la cara.

Existe una notoria diferencia del primer álbum Pearl Mystic a éste, pues en la primera producción aún se sienten tímidos, ligeramente inseguros y depresivos. Es de esperarse, pues los ingleses jamás pensaron en crear música para hacerse famosos. Al contrario, prefirieron lanzarse con piezas sumamente introspectivas que hablan de la depresión que sufrió su vocalista, crisis existenciales combinadas con abrumadoras melodías, pero dieron un salto diferente en The Hum sin alejarse de la personalidad que formaron como grupo. Y hablando de ellos, hay algo que los distingue. Aunque tengas las mejores tácticas de stalkeo, no encontrarás más que las iniciales de los integrantes: MJ, SS, JN, JW y MB. Los cinco han aprendido de diferentes bandas con quienes han salido de tour y compartido escenario como Moon Duo, Wooden Shjips y Peaking Lights (quienes por cierto se presentarán en (NRMAL 2015), por mencionar algunos.

Bastan un par de segundos para que la voz de MJ te enfríe los huesos. Como primer track “The Impasse” es de potente (incluso MJ mencionó que era lo más cercano a lo que Suicide sonaría pero al estilo de Hookworms) y la misma energía continúa en otras pistas como “Radio Tokyo” y “Retreat”. Sin embargo, en “On Leaving”“ reducen dramáticamente la velocidad de las guitarras, bajo y batería. Esto demuestra un remolino de emociones y riffs, sonido confuso pero bien hecho y canalizado para que sea exquisito a los oídos. Las piezas que componen son agresivas pero no llegan al punto de molestar.

No hace falta comparar sus sonidos psicodélicos con los de Tame Impala o el desgarrador roce de las guitarras al estilo de Sonic Youth. Hookworms mantienen un peculiar ruido con tintes inclinados al shoegaze y hardcore. Como resumen es una producción que celebra el arte del DIY y no falla en el intento. En cualquier mood se puede escuchar y de la misma forma apreciar lo que estos ingleses nos comparten. Sólo queda apreciarlos en vivo para confirmar lo magníficos que estos cinco pueden ser.

Noticias relacionadas

Volver arriba