Saltear al contenido principal

NOTICIA

Reseña: 'Lost Themes' de John Carpenter

98b0eaee
Lost Themes
John Carpenter
Sacred Bones Records
80%

Por Ernesto Olvera / @Ernestime

Si no están familiarizados con el nombre de John Carpenter, es totalmente comprensible que se sientan demasiado frustrados, principalmente porque su carrera como director en la década de los ochenta es esencial para todo ser humano que pise la faz de la tierra. Pero ok, supongamos que en una realidad alterna no pasa nada si esta es la primera vez que escuchan hablar de él, ya que con este ejercicio de nueve canciones podrán tener acceso a las fascinantes raices del terror y de la cinematografía de la que se alimenta la música electrónica.

Pero vamos por partes ¿Quién es John Carpenter y por qué es tan relevante Lost Themes? Bueno, pues este señorón es ni más ni menos que la mente detrás de clásicos de culto como Halloween y Assault On Precinct 13. Pero eso no es todo, así como se consolidó como director de cine al filmar películas con muy bajo presupuesto, también lo hizo como músico al encargarse de componer la banda sonora de cada una de sus películas. Si, él es el responsable de la clásica tonada que se manifiesta cuando Michael Myers está por asechar a sus víctimas en la franquicia de Halloween.

Su legado es inmortal y perdurará más allá de la muerte, así que por esa razón resulta muy atractiva la idea de tener un álbum compuesto de canciones que por primera vez no forman parte de un soundtrack. Lost Themes no es un archivo de composiciones que se quedaron fuera de sus películas, ni tampoco es un simple pasatiempo de John Carpenter. Nada de eso, Lost Themes es un imponente documento que viene a demostrar el enorme impacto que ha tenido su trabajo en los productores que hemos escuchado en años recientes, los cuales pueden ir desde Johnny Jewel (Chromatics, Glass Candy, etc) hasta el lado más subliminal del minimal synth y la sutil elegancia con la que se desarrollaba el misticismo de Broadcast.

El lado hermoso de Lost Themes, es que aún pensando en que esta no es la banda sonora de ninguna película, al final es inevitable no sentirse dentro de alguna de las pesadillas de Carpenter con los cabalgantes bajeos de “Obsidian”; track que a base de su elegancia y de épicas guitarras demuestra que no sólo se puede hacer música electrónica con máquinas, sino que elementos tan básicos como esos pueden crear la atmósfera perfecta para musicalizar nuestros más profundos miedos.

Piensen en los exagerados comentarios del Random Access Memories y ajustenlos a la maestría de John Carpenter. Después de escuchar Lost Themes, esos comentarios tendrán un mayor sentido por la impecable ejecución que hay en la batería y el equipo análogo que se adhiere a la piel para provocar un escalofrío. Algo que es importante resaltar, es que él no fue el único responsable de todos los sonidos que escuchamos en canciones como “Fallen” y “Mystery”, ya que el encargado de tocar la batería y de crear arreglos sumamente refrescantes fue su hijo Cody.

Incluso, Lost Themes no sería una realidad de no haber sido por Cody y sus videojuegos, ya que cada una de estas piezas es el resultado de las horas de descanso que se tomaban después de jugar juntos para meterse al estudio a improvisar con la computadora. Un poco de ese lado extrovertido puede ser escuchado en las hiperactivas secuencias de “Domain”.

Todos caminan en el mundo con una película en la cabeza, así que piensa que este álbum es el soundtrack para ti‘ – así es como John Carpenter se refiere a este material y tiene sentido. No hay un mejor modo para describir las emociones y las dualidades que se generan al escuchar como va creciendo “Abyss” para convertirse en un himno techno que bien podría sonar en una disco abandonada de los setenta. Estas canciones tendrán un impacto diferente en cada persona, las imágenes no serán iguales porque al final, cada historia que nace en su cabeza tendrá un desenlace distinto que terminará juntándonos en un sólo lugar para ser sometidos en un sacrificio a la media noche.

“Night” es el climax perfecto para una historia que no tiene fin y que nunca será contemplada por el mundo exterior. ¿Por qué? Porque en Lost Themes cada uno de nosotros es el protagonista de un diabólico escenario que sólo se está dibujando en la mente de John Carpenter. Él está jugando con nuestros miedos, los estimula y experimenta con ellos a su antojo porque al igual que nosotros, él también camina en este mundo con una película en su cabeza y estas canciones son el soundtrack de sus propios miedos; no por algo es el maestro del horror.

Noticias relacionadas

Las 10 mejores canciones de Ministry, de acuerdo con Al Jourgensen

Ministry acaba de publicar su nuevo álbum de estudio con el nombre de Moral Hygiene…

Domingæ: Hay que saber distinguir sin diferenciar

La música nos lleva a escenarios que pueden o no ser verdad. Cada artista, como cada autor de libros, tiene su propio estilo y corriente en donde se desarrolla. El más reciente EP de Domingæ nos ubica en una novela distopica, un cyber mundo que nos controla.

What’s new? 10 discos nuevos para el fin de semana

En este momento se están puliendo varias sorpresas que se irán revelando conforme nos vayamos…

¡Gana boletos para ver a Bauhaus en el Parque Bicentenario de la CDMX!

Estamos a solo unas semanas del regreso de Bauhaus a la Ciudad de México, lo…

Los 40 soundtracks esenciales para todo amante del cine de terror

Las películas de terror tienden a convertirse en referentes de culto por medio de la…

I’m Me And I’m Proud: Morrissey ordenó del peor al mejor su discografía

A lo largo de la historia se han hecho muchas publicaciones sobre el mejor álbum…

Volver arriba