Saltear al contenido principal

NOTICIA

Reseña: ‘Strangers to Ourselves’ de Modest Mouse

modestmousethebestroom

Modest Mouse
Strangers to Ourselves
Epic
75%

Por Erich Mendoza

Así como la música de Modest Mouse suele ser genial, paralelamente también puede ser complicada. Para bien o para mal, Strangers to Ourselves difiere por completo de otras producciones y no me refiero a esto en un plano sonoro únicamente, todo el concepto del disco rompe con la línea que venían trabajando desde el 2000 con The Moon & Antarctica, y eso de entrada lo hace un álbum diferente, con matices diferentes y una expectativa diferente.

Para empezar, este no es un álbum que se relacione tanto entre sí. Como notarán en otros discos como Good News For People Who Love Bad News, aparte de que las líricas conformaban pequeñas piezas en un bizarro rompecabezas de experiencias y mensajes (que de nuevo, se complementaban), las canciones en sí se ligaban la mayor parte de las veces (no en todas). Eso tenía mucho sentido porque eran tracks que musicalmente hablando daban pie a la siguiente canción y todo parecía ser muy orgánico, natural y sobre todo muy “Modest Mouse”. ¿Qué sucede con Strangers to Ourselves? Hay ciertos tracks que se ligan, pero no en la manera tradicional de terminar y continuar inmediatamente, es más una cuestión de arreglos sonoros que de hecho, es bastante fina.

Esto lo podrán notar más entre “Strangers to Ourselves” & “Lampshades On Fire” (tracks uno y dos), así como en “The Ground Walks, with Time in a Box” & “Coyotes” (tracks 6 y 7). Las canciones se ligan, pero de nuevo, no como solían hacerlo en otros álbums, es más una cuestión de sonido que de “fusión” entre la una y la otra. ¿Por qué esto pareciera ser un tema importante? Modest Mouse jamás había hecho un trabajo de esta manera. Después de tantos años para poder realizar algo nuevo, en vez de sentir algo así como una evolución de la banda o un crecimiento en el sonido, este pareciera ser más una recopilación de canciones que fueron componiendo en el inter, y que decidieron recopilar en esta producción.

No tiene la historia de los hombres de alta mar quienes viven experiencias y actúan como locos sin vergüenzas en We Were Dead Before the Ship Even Sank. Ni siquiera tiene el acercamiento personal y sumamente emotivo que este álbum —en un excelente trabajo de dinamismo y contrastes— presenta. Tampoco nos ofrece la introspección personal de Good News for People Who Loves Bad News, que hasta ahora ha sido uno de los discos más personales de Isaac Brock a pesar de no ser un trabajo solista; no nos habla de viajar, desaparecer, sentir o no sentir algo por alguien. Pareciera ser que Strangers to Ourselves es un disco sin una temática aparente que de nuevo, más que contar con canciones que le den vida como tal, parecieran ser varias partes que por separado suenan bien, pero en conjunto no tienen mucho que ver.

Si son MUY fans de lo que la banda realizó en otras producciones de larga duración (omitiendo claro a No One’s First and You’re Siguiente, que fue un LP con menos difusión), este disco entonces debe ser abordado con una mente abierta y no esperando encontrar el clásico Modest Mouse. ¿Hay canciones buenas? Sí hay canciones buenas, y MUY buenas. Sin embargo este álbum no es algo que podamos definir como algo “completo”, porque simplemente es eso, varias canciones, canciones que son buenas, que son malas, pero que no te dan la impresión de formar parte de algo, sino de ser varias piezas que no necesariamente embonan, en un rompecabezas que no necesariamente quiere que lo armen. Quizás por eso pretenden lanzar otro título nuevo dentro de poco, quizás esto fue una introducción y algo mejor viene. Pero vamos, con Modest Mouse ¿quién realmente puede saber?

Noticias relacionadas

She Past Away: La música siempre puede salvarnos en un momento difícil

She Past Away es una banda que durante la última década fue ganando terreno en el mundo del darkwave y el post-punk a nivel mundial, siendo originarios de un país donde sus artistas no suelen despegar con tanta facilidad en otras partes del mundo (y menos moviéndose de forma independiente), con excepción de aquel fenómeno viral de los 90 llamado Tarkan.

Corona Capital 2021: Liberándonos de la incertidumbre con The Whitest Boy Alive, Jehnny Beth, Parquet Courts y AURORA

Como dicen por ahí: después de la tormenta viene la calma, y aunque en aquella edición del Corona Capital donde todo quedó cubierto de lodo tuvimos que seguir nuestros caminos a través de la lluvia sin importar los ajustes que se fueron dando de último momento por el clima.

Corona Capital 2021: Un atípico día con Tame Impala, Turnstile, Slowthai y Faye Webster

Es inevitable no tener una sensación un poco extraña en el cuerpo después de los dos años que han pasado desde la última vez que nos reunimos en un Corona Capital, pues en aquella ocasión estuvimos celebrando su primera década de vida sin siquiera pensar en lo que estaría sucediendo meses después con la pandemia del COVID-19.

Monolord: El intenso cierre del regreso de Hipnosis a nuestras vidas

¿Pensaron que no podríamos disfrutar de Hipnosis en pleno 2021? Sabemos que ese pensamiento paso por cada una de sus cabezas, incluso por la nuestra, ya que luego de haber sido sometidos por la pandemia del COVID-19 resultaba un poco difícil pensar en el regreso de los festivales en nuestro país.

Hipnosis: El regreso de los festivales en CDMX con TR/ST, La Femme, Ty Segall y Lorelle Meets The Obsolete

Hipnosis es una plataforma operada por personas que realmente están comprometidas con mantener vivo el espíritu de reunirnos en un mismo lugar para escuchar y disfrutar lo que sucede sobre un escenario.

Sugar Candy Mountain y Mint Field: El preámbulo perfecto para Hipnosis 2021

Solo faltan unos días para que volvamos a reunirnos en la edición presencial del festival Hipnosis, siendo los Quarry Studios el espacio que se encargará de recibirnos con una jornada de sonidos que van de la psicodélia hasta el synth-pop que cubrirá nuestros corazones hasta altas horas de la noche.
Volver arriba