Saltear al contenido principal

NOTICIA

La finura de Temples ante un SALA completamente lleno

temples_013
Por Ernesto Olvera / @Ernestime
Fotos Gus Morainslie

Es muy interesante el efecto que provocan las bandas británicas en México. No importa a qué género pertenezcan o sí sus discos son aclamados por el mundo o no, al final la audiencia que logran atrapar en nuestro país es suficiente para convertirlas en un gigante. Este es el caso de Temples, una banda bastante joven que en un abrir y cerrar de ojos fue firmada por Heavenly Recordings, un sello que a lo largo de su historia ha trabajado con bandas de la talla de Manic Street Preachers, con el cual publicaron su decente debut Sun Structures.

Con una influencia marcada de la música de los 70, Temples trata de mantener vivo el espíritu musical de aquella época con arreglos bastante finos y que no van más allá de la complejidad con la que se deben de desarrollar sus canciones. Sin embargo, cuando se suben al escenario para recrear los mismos arreglos de las versiones de estudio, todo cambia de forma radical, ya que su sonido se potencializa y aumenta de volumen para demostrar que, así como le son fieles a la finura británica de los 70, también le inyectan esa fuerza que predomina en bandas contemporáneas.

Su presentación en SALA estuvo abarrotada de personas que se sabían a la perfección cada una de las palabras que le dan vida a las canciones. Desde que arrancaron con “Sun Structures” y terminaron con una monumental versión de “Mesmerise”, la banda no bajo en ningún momento la elegante intensidad con la que fueron llevándonos a través de panoramas británicos de los que nunca vamos a querer escapar.

En estudio por momentos evocan la clásica esencia de The Zombies e incluso, sin ningún problema pudimos haber escuchado una canción de Temples en el soundtrack de Dear, Wendy, pero en vivo es algo completamente diferente. Dentro de todo lo que ocurre en la actualidad y las múltiples comparaciones que se les hacen con Tame Impala, estos jovencitos británicos tienen su propio estilo y en todo momento dejan expuesta una pequeña sonrisa con la que realmente dejan en evidencia lo bien que se la están pasando mientras sostienen una íntima relación con sus instrumentos.

Pero más allá de primeras impresiones sonoras, en su presentación en SALA tuvimos un primer acercamiento a lo que se está cocinando en su estudio de grabación por medio de “Volcano /Saviour”; una canción que no tiene tanto poder, pero continúa moviéndose por la exquisita línea de Sun Structures.

temples_008

 

“A Question Isn’t Answered”, “The Golden Throne” y “Colours To Life” fueron algunos de los momentos en donde quedaba al descubierto una intrigante grandeza dentro del propio universo de Temples. La respuesta de las personas hacía que todas las cosas que sucedían en el exterior se redujeran a lo que estaba ocurriendo en SALA.

Entre saltos, aplausos y gente que real estaba viviendo el concierto en lugar de verlo a través de su celular, nos mostraba un lado diferente de la moneda en donde el efecto Temples es una realidad y no simplemente una moda pasajera que bien pudo terminar después de su show en el Corona Capital.

 

El futuro de Temples es incierto, es difícil pensar en este momento si la banda lograra sobrevivir con el paso de los años y con sus próximos lanzamientos, pero lo que pudimos presenciar en SALA fue algo realmente especial tanto para ellos, como para aquellos fans que estuvieron formados afuera del lugar desde las 3 P.M. Ese es el efecto Temples. Es un efecto con el que hacen que sus seguidores sientan la emoción real por un concierto, algo que en la actualidad se ha ido perdiendo por la enorme cantidad de opciones que hay. Pero con ellos se ha gestado una emocionante comunidad con la que todavía se puede tener fe.

temples_015

Noticias relacionadas

Domingæ: La densidad que necesitaba nuestro cuerpo para inaugurar al Temporada 316

316 Centro retomó sus actividades con una serie de conciertos bastante especiales donde se aborda de un modo bastante romántico y especial la comunidad que se sigue fortaleciendo en el circuito DIY de nuestro país, pues dicho espacio que encontró un hogar en el centro de la Ciudad de México se está encargando de encapsular una notable cantidad de sonidos que giran alrededor de su fascinación por la experimentación, el espíritu de colaboración, el baile y la camaradería.

Juan MacLean: El renacer de las fiestas en el centro de la CDMX

Pensar en la realización de fiestas en pleno 2021 puede ser un tanto extraño luego de haber estado sometidos por la contigencia sanitaria provocada por el COVID-19, pero la realidad es que en el último mes se han estado reactivando las actividades en la vida nocturna tanto del país como del resto del mundo, por lo que este fin de semana tuvimos la oportunidad de recordar cómo era quedarse despierto hasta altas horas de la noche para bailar en compañía de extraños.

Mengers en Bajo Circuito: la noche en que triunfó el DIY

“Quisiera ser un lomito” La música comienza de forma diferente que en cualquier otro concierto,…

WOHL y AMBR: Una noche de post-rock en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris

El Teatro de la Ciudad Esperanza Iris es uno de los recintos más emblemáticos de la Ciudad de México y en una época donde nos hemos visto obligados a resguardarnos en nuestras casas para evitar aglomeraciones que ayuden a contener la propagación del COVID-19, regresar al inmueble es una de las experiencias más emocionantes que nos ha tocado vivir durante el último año.

Margaritas Podridas: Un oasis de dream-pop en el Foro Indie Rocks

Fotos: Óscar Villanueva / @theOzcorp El álbum homónimo de Margaritas Podridas ha sido una de…

Mint Field: La envolvente experiencia de ‘Sentimiento Mundial’ en directo

Fotos: Óscar Villanueva / @theozcorp Mint Field es una de las bandas mexicanas más emocionantes…

Volver arriba