Saltear al contenido principal

NOTICIA

Review: ‘In Colour’ de Jamie xx

Jamie xx
Young Turks
89%

Por Ernesto Olvera / @Ernestime

The xx no sería lo mismo sin Jamie xx, pero tampoco lo sería si estuviera ausente Romy u Oliver Sim. Cada uno de ellos tiene una personalidad diferente y por ende el choque entre sus pensamientos da como resultado íntimas vibraciones sonoras con las que entablan una novela de sentimentalismo puro. Sin embargo, Jamie es quien está tomando riesgos más grandes para fortalecer sus habilidades como productor, ya que las secuencias aceleradas y los ritmos que le inyecta a sus composiciones en solitario no son el tipo de armonías que podrían hacer que The xx se mantuviera fiel a su intimidad.

Digamos que en In Colour, su primer material como solista, está escapando del romance, de la tristeza y de la fragilidad emocional que fue dejando a su paso el lanzamiento de Coexist. Con esta producción, Jamie xx juega con sampleos, con sonidos que a simple oído podrían parecer bastante comunes e irrelevantes, pero gracias a la paciencia que tiene para diseñar la atmósfera perfecta, es como puede hacer que canciones como “Sleep Sound” logren crecer poco a poco dentro de su propia tranquilidad.

En años recientes la música electrónica ha perdido la pasión y el toque que en su momento la hizo atractiva. Podrán echarle la culpa al EDM o a la interminable cantidad de productores que han emergido en las últimas dos décadas, pero en In Colour nos volvemos a encontrar con ese fascinante rostro que expone la finura y la clase con la que debe de ser manipulada una caja de ritmos, un equipo análogo o un simple sintetizador que se encargue de acompañar los cristalinos sonidos que son emitidos por un tímido juego de percusiones.

“Gosh” es una canción dividida en segmentos que dejan al descubierto la idea detrás de la existencia de In Colour. Este no sólo es un álbum de Jamie xx, es un ejemplo de crecimiento, de evolución y de la ambición que se debe de tener cuando comenzamos a ver hacía el futuro. Tampoco diremos que es innovador o que está marcando una pauta importante en cuanto a la dirección que debe de tomar la música electrónica en general, pero es un notable ejercicio musical con el que se vuelve a tener fe en un estilo que poco a poco se estaba quedando rezagado.

Obviamente Jamie no sólo se limitó a construir canciones que se adapten a cualquier entorno bailable, ya que en “Just Saying” recurrió a la experimentación sonora con la que fue diseñando un momento repleto de sonidos ambientales que poco a poco nos van empujando a la seducción y los clásicos susurros de Oliver Sim en “Stranger In A Room”. En ambos momentos se pueden convertir en confidentes de una historia que parece que no terminará jamás pero… nada es para siempre y por ende se debe de contemplar sin distracciones la gama de colores que va escurriendo segundo a segundo de esta producción.

El lado más hermoso del álbum y lo que puede eliminar un poco los estigmas que existen en torno a las colaboraciones de Romy y Oliver, los cuales hacen que se piense que suenan como ‘otra canción más de The xx‘, es que al final del día nada en In Colour suena como tal. Por un lado está “Seesaw”, canción que en el pasado había sido presentada como una colaboración con Four Tet, pero que ahora cuenta con un maravilloso trabajo vocal de Romy, mismo que en lugar de flotar a través de su clásico acorde de guitarra o un bajeo seductor que termine por oscurecer la melodía, simplemente va adaptándose a la dulzura que provocan lo cortes rítmicos que nos acercan al contoneo musical de “Obvs”.

La atmósfera en In Colour es perfecta. Hay un poco de melancolía, pero ese sentimiento se transforma en una intrigante alegría que se ve reflejada en himnos como “Loud Places” y “I Know There’s Gonna Be (Good Times)”, canción en la que tiene como invitados de lujo a Young Thug y Popcaan.

A veces la tristeza es algo que hace que las personas saquen lo mejor de sí o al menos, musicalmente suele ser la autora de cosas magistrales. Sin embargo, muchas veces dejamos que la tristeza se apodere de nuestro corazón para someternos a su antojo; Jamie xx hace lo contrario, la hace suya y la somete a sus propios deseos para bañarla de color.

Noticias relacionadas

Akamba 2022: La tierra del fuego recibió a Badbadnotgood, Easy Star All-Stars y Bomba Estéreo

En medio de campos de agave de José Cuervo, rodeados de montañas y con un agradable ambiente de interminable fiesta, tuvimos la oportunidad de asistir a la edición 2022 del Festival, organizado en Tequila, Jalisco.

Tecate Emblema: un repertorio de pop para cada generación

La primera edición de Tecate Emblema se presentó con un line-up peculiar. Hay festivales como Machaca y Pal Norte donde puedes escuchar desde norteño hasta la banda de moda rockera, aquí el pop prevaleció, pero podías encontrar una mezcla generacional entre el público.

King Gizzard & The Lizard Wizard: Psicodelia y garage en House Of Vans

Con casa llena el House Of Vans recibió la segunda visita de King Gizzard & The Lizard Wizard en la CDMX como parte de su gira por México. Después del magnífico show de tres horas, los lagartijos dieron un set bastante especial y lleno de energía.

Emperor hechizó a México con su himno a Satanás

Casi 23 años tuvieron que pasar para que Emperor pisara de nuevo un escenario de la CDMX. Después de su impactante presentación en el México Metal Fest 2019 y una serie de cambios de fecha a causa de la pandemia, el viernes 13 de mayo se convirtió en el día ideal para esta misa negra.

Cariño en el Lunario: “Por ustedes soy lesbiana”

“Por ustedes soy lesbiana”, escucho gritar a una chica con chela en mano a unos metros de la barra, tan solo unos momentos antes de que comenzaran a tocar “Bisexual”.  

The Smashing Pumpkins: Una vibrante residencia en el Teatro Metropólitan

De regreso al 2016 y sin previo anuncio, James Iha apareció en un concierto de The Smashing Pumpkins para tocar un par de canciones con ellos después de 16 largos años, con lo que Billy Corgan fue dando algunas pistas sobre una posible reunión de la banda con su alineación original, pues en aquel entonces ya contaba con el respaldo del baterista Jimmy Chamberlin.
Volver arriba