Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Full Of Hell: Aniquilación sonora para el fin de los tiempos

Por Francisco Reyes (@illuminawtyy / @illuminaw7y)

Si se trata de llevar la música al extremo, Full Of Hell es el experto. A través de su combinación de géneros musicales y experimentación se han forjado una carrera de más de una década, pisando escenarios alrededor del mundo con su ensordecedor y enérgico show.

Dentro de su extensa discografía han explorado géneros como grindcore, death metal, noise, power electronics, industrial y powerviolence, creando imponentes obras como los álbumes Weeping Choir (2019) y Trumpeting Ecstasy (2017), igual que destacables colaboraciones con artistas como The Body, Merzbow y HEALTH.

Un nuevo álbum en camino, un álbum grabado en vivo y otros tantos lanzamientos experimentales demuestran que ni una pandemia puede frenar a la bestia que es Full Of Hell, quien utilizó el 2020 de manera productiva.

Intrigado por el proceso creativo e incansable espíritu de esta banda, me acerqué a su vocalista, Dylan Walker, para tener esta charla y descubrir cuál es el presente de Full Of Hell.

Full Of Hell es una banda que constantemente está tocando shows. ¿Qué tan difícil ha sido adaptarse a la vida en cuarentena?

Honestamente, bastante devastador. Tenemos buenas vidas, familia, amigos, lugares donde vivir, así que realmente no podemos quejarnos, pero una gran parte de nuestras vidas consistía en estar de gira. Cuando toda esta situación comenzó, fue bastante atemorizante porque no sabíamos qué planear; afortunadamente, tenemos una base de seguidores bastante unida, así que pudimos comenzar a tener lanzamientos autoproducidos para mantener a la banda ocupada, productiva y generando un poco de dinero también.

Todavía es difícil porque no sé cuándo regresaremos a estar de gira. Muchas bandas estadounidenses están preparando cosas para el otoño, pero nosotros no porque somos algo pesimistas al respecto. Solo tenemos que vivir en el presente y enfocarnos en los otros aspectos de estar en una banda, que no sean tocar shows.

Hay muchas bandas que dependen completamente de tocar shows para sobrevivir, para las cuales seguro es un cambio inmenso.

Sí, y me siento aún peor por los empleados de venues, ¿sabes? Todos los que trabajan tras escenas en la música. Está muy jodido. Siempre intento buscar un lado positivo o algo, pero en realidad no hay uno. Todos los que trabajan en producción dentro de la música han quedado muy jodidos, y no hay mucho apoyo para ellos.

Recientemente lanzaron un álbum en vivo que grabaron durante la pandemia. ¿Qué puedes decir acerca de ese show?

Grabamos eso como parte de nuestro livestream con Nothing. Lo hicimos a finales de octubre en Philadelphia y fue la única vez en que nos juntamos todos para tocar. Fue bastante agridulce, aunque era emocionante estar ahí conviviendo. Suena muy estúpido, pero estar conviviendo con otra banda en el backstage hizo que se sintiera normal por un minuto. Fue un riesgo calculado el estar todos ahí juntos para grabar, pero afortunadamente nadie se enfermó.

Siento que es el sonido más realista para nosotros, en cuanto a cómo queremos sonar en vivo. El livestream fue muy divertido también. Había un equipo de video con unos proyectores y un montón de humo, que proyectaron cosas muy locas en el humo, viéndose como apariciones o algo así.

El sonido de Full Of Hell es una mezcla de géneros brutales y sonidos extremos, así que siempre me he preguntado ¿cómo es una sesión de composición con ustedes?

En este punto es algo muy fluído, para ser honesto. Spencer, nuestro guitarrista, escribe todas las canciones y siempre ha sido así. Yo escribo las letras y después componemos todo el ruido juntos, y Dave obviamente escribe todas las partes de batería; algo muy normal para una banda. Spencer tiene un plan en la cabeza para a dónde quiere que se dirija la banda, lo cual ha coincidido con lo que todos queremos. Al final, la idea es crear una banda que nos hubiera gustado ver a nosotros cuando éramos niños, así que hemos sido muy afortunados de poder construir todo esto con una mezcla de diferentes géneros. Nos hemos convertido en una máquina bien aceitada que se vuelve más y más eficiente con los años.

Ha habido una clara evolución a lo largo de su discografía, y creo que Weeping Choir es la culminación de su experimentación con géneros llegando a un gran resultado cohesivo. ¿Hacia dónde van ahora? ¿Pueden volverse más extremos?

Creo que el nuevo álbum que saldrá este año es más extremo que Weeping Choir, para ser honesto. Es raro, porque cuando estás metido en algo que significa mucho para ti, tu perspectiva se distorsiona y ni siquiera te das cuenta de lo que la gente externa piensa. Para nosotros, se sintió como que comenzamos a establecernos con Trumpeting Ecstasy, y creo que Weeping Choir se sintió como una versión mejor redondeada de todo eso. En realidad, cada nuevo álbum se siente como si afiláramos nuestras herramientas.

Creo que la banda se va a volver mucho más extrema, pero tal vez en maneras que la gente no está esperando. Lo que está en el nuevo álbum definitivamente suena a Full Of Hell, pero queremos hacer más cosas con el noise rock. Los otros chicos se están metiendo cada vez más en el dub y free jazz, y creo que todos nos estamos desinteresando en el metal. Yo he estado ahí por algunos años y siento que eso comenzará a filtrarse en la banda. No lo sé, las puertas están abiertas.

Eso es algo que sucede mucho en las bandas de metal, más que en cualquier otro género.

Sí, suelen cansarse un poco.

¿Hay bandas actuales en el metal que aún te emocionen?

Oh sí, un montón. Hay un nuevo álbum de Portal que sale este mes; amo a esa banda porque son aterrorizantes. Intensive Care es otra muy buena banda, de Canadá. También Yutja, uno de los recientes firmados por Relapse, con los que hemos tocado por mucho tiempo; probablemente tienen a uno de los mejores bateristas del mundo, que también toca en Thou, a quienes también amo. Por supuesto, aún soy un fan de The Body.

Creo que la etiqueta del “metal”, al menos en mi pequeño mundo, es un término muy amplio. Hay un montón de bandas que amo que encajan con ese término. Creo que hay muchas más maneras de demostrar un estilo “extremo”, sin ser tan tradicional.

En general, creo que mucho dentro del término “género musical” está desapareciendo de cierta manera. Existen cosas como el último álbum de Poppy.

Sí, ¿qué se supone que es eso? Es increíble.

Nosotros somos algo así como la versión falsa de muchos géneros, al menos para los “puristas”, pero eso es bastante intencional porque nos gusta unir géneros. Hay ciertas cosas para las que tal vez no estoy tan preparado, por ejemplo la primera vez que escuché a Ghostemane no estaba muy seguro de qué pensar acerca de mezclar el metal con el emo y trap, pero con el tiempo lo empiezas a apreciar y decir “oh, esto es brillante”; ahora soy un fan.

Amo esta unión de géneros que de verdad rompe barreras y va más allá del “oh, esta banda de metal tiene elementos de folk”, ¿sabes? Hay una banda Africana llamada Duma, que hacen una mezcla de grindcore, noise y otras cosas que se siente muy fresco. No sé, me encanta cuando las barreras se rompen en todo eso.

Lo más loco para mí es que esto se está trasladando a la música pop también.

La producción de Billie Eilish es increíble y no hay manera de que no te guste; se siente como pop inteligente, ¿sabes? Cuando era adolescente definitivamente pensaba “a la mierda el pop, me gusta lo que me gusta”, pero conforme el tiempo avanza, quiero experimentar diferentes géneros y encontrar valor en todo eso. He estado poniéndome al corriente en los últimos años, escuchando todo tipo de pop. Creo que es más divertido que apegarse a solo uno o dos microgéneros para siempre.

Ahora, volviendo a Full Of Hell, siempre ha habido un fuerte contenido religioso en las letras. ¿De dónde viene tu inspiración?

Muchas personas piensan que somos una banda anti-cristiana, pero no es así. Nunca he dicho que lo seamos. Es más un examen de la espiritualidad humana y las instituciones que son fácilmente corrompibles, así como nuestra propia temporalidad. Creo que estas son cosas que me asustan, y a la vez son miedos que toda la especie humana tiene. Esos son los temas que intentaba tocar cuando era más joven, pero no sabía realmente cómo articularlos.

Cuando comenzamos a trabajar con Mark McCoy, quien realiza nuestro arte, él pudo destilar esto de una manera que me abrió los ojos. Siempre le mando las letras o ideas sobre lo que trata el álbum y él las destila en una hermosa imagen, lo cual termina inspirándome y empujándome más allá para escribir el próximo álbum. Soy muy afortunado de tenerlo continuamente inspirándome.

¿Estás metido en los videojuegos?

Sí, sin duda.

Siempre he pensado que Full Of Hell es el Dark Souls de la música.

Oh, eso es gracioso, porque suelo escuchar eso a menudo pero yo no soy lo suficientemente bueno para jugar a los títulos de From Software. Los odio (risa). Me encanta el estilo y lo vaga que es la historia, pero yo no juego videojuegos para castigarme a mí mismo (risa).

Para mí, su música suena a como se siente jugar a Dark Souls, si es que eso tiene sentido (risa).

Bueno, hay varias similitudes interesantes, sin duda. Dark Souls parece que está muy basado en el horror supernatural y muy inspirado por el horror cósmico de Lovecraft, y yo siempre he amado el horror que está detrás del velo; las cosas que no puedes ver son las que más te aterran. También, en Dark Souls coleccionas muchos objetos que tienen nombres fantásticos, y yo siempre he tenido el hábito de nombrar títulos de canciones con objetos específicos que me despiertan alguna imagen acerca de lo que trata la canción. Siempre he amado eso.

Uno de los aspectos que definen a Full Of Hell son sus colaboraciones con otros artistas. ¿Hay algunos artistas con los que te gustaría colaborar? ¿Y se encuentran trabajando en alguna colaboración actualmente?

Sí, tenemos muchas cosas trabajándose. Tenemos un par de colaboraciones que ya están comenzadas y otras con las que hemos comenzado a hablar. Nunca estoy muy seguro de qué contestar a esto, porque muchas veces tengo miedo de conocer a mis héroes y trabajar con ellos, porque a veces suelen ser unos idiotas. Es desalentador saber que aquella persona que idolatrabas de joven resulta ser un idiota, racista o sexista.

Si pudiera tener la garantía de que nada de eso pasaría, probablemente diría que Michael Gira, tal vez; o Justin Broadrick, quien sí parece ser bastante agradable. También creo que sería genial trabajar con alguien como The Bug. No sé, creo que podría pensar en unas 20 personas.

Tal vez Ghostemane sería una buena colaboración. Creo que es fan de Full Of Hell.

Sí, esa es una gran idea. Estaría bastante loco. Y sí, él definitivamente es un fan. Me agrada Eric.

En el 2017 hicieron una pequeña gira por México. ¿Tienes algunos buenos recuerdos de eso?

Sí, la comida era increíble. Literalmente gasté todo mi dinero en comida, todo el tiempo. Cualquier cosa que pudiera comprar. Los shows estuvieron increíbles y toda la gente fue muy agradable. Honestamente, solo tenemos buenos recuerdos de esa gira.

Lo más gracioso que pasó, y que supongo que no fue bueno, fue que en el día cuando teníamos que tocar en la Ciudad de México, decidimos que queríamos ver estas pirámides que estaban un poco lejos, aunque teníamos este presentimiento de que tal vez no deberíamos de hacerlo porque la ciudad es muy grande. No teníamos idea de lo grande que era la ciudad y terminamos llegando al show unos 10 minutos antes de que nos tocara subir al escenario. Todo salió bien, pero fue muy estresante. La ciudad es inmensa. Ya estábamos dentro de la ciudad y aún así nos faltaba como hora y media para llegar al venue (risa).

Quiero regresar a México; está en mi top 3 de lugares para volver. Creo que la cultura y la comida son muy buenas. Todas las bandas con las que tocamos estuvieron muy bien y quiero regresar a Guadalajara a tatuarme. Espero que después de la pandemia podamos regresar y visitar nuevas ciudades también. Simplemente quiero ver más.

Instagram / Facebook

Relacionados

Policías y Ladrones: Desde Tijuana hasta llegar a las “Nubes”

“Quiero ver las nubes todo el día. Dejar claro que todo va bien”. Así es como inicia el primer verso de “Nubes”, la canción que comparte nombre con el más reciente álbum de Policías y Ladrones.

The Wave Central: Tips para masterizar un lanzamiento

Hacer una canción y lanzarla requiere mucho trabajo. Escribir la letra, montarla en alguna melodía,…

The Joy Formidable: La música que haces siempre es una extensión de ti

The Joy Formidable es una banda de Gales y basada en Estados Unidos que hace apenas unos días presentó su nuevo álbum: Into The Blue.

The Wombats: Cómo dejar atrás la tristeza para encontrar inspiración

The Wombats es un trio de Liverpool que desde que comenzarón a sonar en aquellas épocas del dosmil con “Let Dance To Joy Division” aún continuan reinventándose y madurando, lo que los ha llevado a estar dentro del top 3 del Reino Unido con el lanzamiento del álbum Beautiful People Will Ruin Your Life. Después de tres años, regresan con “Method To The Madness”. un single bastante peculiar para el sonido al que estabamos acostumbrados.

David J: El fuego de Bauhaus se encendió de nuevo

La última vez que tuvimos la oportunidad de platicar con David J fue en 2016 con motivo del concierto que daría con The Gentlemen Thieves en el Lunario del Auditorio Nacional. En aquel entonces su pensamiento era completamente diferente al que tiene en la actualidad, pues hace 5 años estaba seguro que la historia de Bauhaus estaba terminada, que ya no tenía más para dar y que todo lo que tenían que decir en su momento ya estaba hecho.

Mabe Fratti: Música versátil, libre e íntima

Mabe Fratti presentará Será Que Ahora Podremos Entendernos? en un concierto íntimo en el Foro Indie Rocks este próximo 13 de junio. Previo a este show platicamos con Mabe sobre el entorno de la música experimental en su proyecto y todos los detalles de incluir sonidos de la naturaleza en este disco.
Volver arriba