Saltear al contenido principal

NOTICIA

The Mind Is A Terrible Thing To Taste: El álbum de Ministry que une los mundos de ‘Full Metal Jacket’ y ‘Hellraiser’

Por Ernesto Olvera / @MyBlogCliche

Cada que se habla de Ministry se piensa que su legado solamente se limita a la agresividad y la violencia que siempre estuvo caracterizando su sonido, el cual siempre estuvo impulsado por críticas sociales y políticas encabezadas por Al Jourgensen; sin embargo, esta tendencia comenzó a predominar en los lanzamientos de la banda al final de los 90. En sus inicios, la banda tenía un enfoque completamente diferente al que se pensaba, con el cual los tonos industriales y los agresivos riffs de guitarra eran reemplazados por un equipo de sintetizadores análogos que le dieron vida a los más grandes clásicos de Ministry en su etapa new wave.

Pero hubo un disco que reunió el pasado, el presente y el futuro de la banda, ya que en The Mind Is A Terrible Thing To Taste existe una palpable suciedad en las guitarras que más tarde se convirtió en un sello distintivo de la banda, el cual portaba con las características naturales de la música industrial, tal y como lo fue implementando Nine Inch Nails en su momento. Pero eso no es todo, al mismo tiempo su hambre por experimentar con sintetizadores y sampleos dio como resultado uno de los álbumes más influyentes de la recta final de los 80. A 25 años de su lanzamiento con Warner Bros, es muy importante hacer énfasis en la relevancia que tiene este material en la historia de la música industrial, así como en la misma tendencia goth que en la actualidad ha estado tomando como punto de partida esta producción, cosa que nos habla de la enorme cantidad de géneros que abarca esta producción publicada en 1989.

El álbum tiene riffs que nunca se han vuelto a repetir en la historia como los que nos reciben en “Thieves”, razón por la cual de inmediato se convirtió en un indudable clásico en la discografía de Ministry, así como “Burning Inside”; canción cuyo vídeo nos mostraba de forma literal la mutación por la que pasó este proyecto de Al Jourgensen en compañía de hombres atados a circulos de fuego que, naturalmente, en sus siguientes lanzamientos fueron los pilares que nos fueron acercando a los momentos de gloria se su sucesor Psalm 69: The Way to Succeed and the Way to Suck Eggs.

En The Mind Is A Terrible Thing To Taste hay una fascinante mezcla de estilos que se esconden en la perturbadora sensualidad del saxofón que acompaña el sonido de los cuervos en “Cannibal Song”, así como los sofocantes diálogos que se presentan en el corazón de “So What”. La mayoría de esos sonidos externos que no tienen nada qué ver con una guitarra, bajo o batería, son sampleos memorables que la banda se arriesgó a incluir tomados de Full Metal Jacket, Scarface, Fahrenheit 451,  Hellraiser II e incluso, en la misma “Burning Inside” existen sampleos de dos grandes clásicos de John Carpenter: The Thing y Prince of Darkness.

Este álbum de Ministry es esencial en todos los sentidos, aún cuando nunca hayan estado apegados a la música industrial, el metal, el new wave o hasta el mismo post-punk (aunque no exista nada de post-punk en él). Dígamos que no importa lo que escuchen, The Mind Is A Terrible Thing To Taste es una de esas aventuras que deben de experimentar al menos una vez en su vida y, aprovechando que se están cumpliendo 30 años de su lanzamiento, les venimos a compartir en su totalidad este increíble clásico de principio a fin.

Escúchenlo con nosotros:

Noticias relacionadas

What’s New? 12 discos nuevos para el fin de semana

Bienvenidos sean a otro fin de semana de estrenos, donde poco a poco nos vamos…

Warpaint: El brillo de la honestidad

Tuvieron que pasar seis años para tener un nuevo álbum de Warpaint, fue hasta este año que la banda publicó Radiate Like This, álbum que transmite a un grupo unido al cual le gusta jugar con la seducción y el ritmo en todas sus canciones.

Automatic: De una cuna gótica a los escenarios alternativos

Automatic es un trío de Los Ángeles, California que, con menos de cinco años de carrera, han logrado lo que muchas bandas sueñan con lograr en toda su carrera: están firmadas con uno de los sellos discográficos más icónicos de la escena alternativa de Estados Unidos, Stonesthrow, su música ha sonado en videojuegos como el GTA Online, le han abierto a Bauhaus y se han presentado en escenarios de festivales como el Primavera Sound y el Desert Daze.

Osees: Visiones de lo pesado y lo fantástico

Osees es una banda de California, Estados Unidos. Conocidos por su increíble y vasta discografía de más de 20 álbumes (con un promedio de uno a dos álbumes por año, desde 2003).

The KVB: la paranoia y el lado oscuro del internet

The KVB regresa a la CDMX esta vez como parte de la primera edición de Portal Hipnosis, el dúo post-punk londinense estará presentando su más reciente material Unity, lanzado un 2021 y que también cuenta con su versión de remixes lanzado este mismo año.

Dais Records XV: 50 discos para celebrar su grandioso catálogo

Dais Records es uno de los sellos más interesantes y emocionantes que han emergido durante…

Volver arriba