Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Boy Harsher: Explorando el horror

Por Francisco Reyes @dungeonsymp_ / @dungeonsymp

Jae Matthews y Augustus Muller siempre han tenido una fascinación por el cine y los elementos visuales que tienden a manifestarse dentro de la parte musical. La relación que existe entre la imagen y el sonido es algo que los enganchó poco antes de formar Boy Harsher.

Partiendo de ahí es como fueron navegando a través de terrenos oscuros, sombríos y con un enfoque hedonista donde sus composiciones se fueron convirtiendo en el soundtrack de las historias que se construyen cuando cae la noche.

El enfoque cinematográfico de Boy Harsher no solo se fue haciendo evidente en el dinamismo que proyectaron dentro de los vídeos de Careful o en “Motion” con la presencia de Kristina Esfandiari, sino que Augustus comenzó a trabajar de lleno en el mundo de los score con el respaldo de del colectivo británico Four Chambers, pues recurrieron a él para componer la música de dos proyectos para adultos con el titulo de Orgone Theory e Hydra, dando como resultado un producto enfocado a la estética sci-fi de los 80 titulado Machine Learning Experiments.

Ese tipo de dinámicas los fue orillando a producir su propio proyecto cinematográfico con el titulo de The Runner, que por fortuna durante el confinamiento se fue alineando con el respaldo de Mariana Saldaña de BOAN, Sigrid Lauren de FLUCT, Cooper B. Handy y la ya mencionada Kristina Esfandiari.

Para conocer un poco más sobre la idea detrás de la película y el contenido de su nuevo álbum (que a su vez es el soundtrack de The Runner), platicamos con Jae y Augustus sobre sus influencias y las memorias más presentes que tienen sobre su paso por México.

Primero, felicidades por su cortometraje. ¿Cómo fue la experiencia de escribir y dirigir un film?

Augustus: Fue mucha diversión y mucho trabajo. Los dos provenimos del mundo del cine y siempre ha sido un sueño poder dirigir un film. Definitivamente existe una curva de aprendizaje en producir y ensamblar todas las piezas, pero estamos muy contentos con lo que logramos.

¿Qué tan diferente fue el proceso de componer un soundtrack al proceso de composición de su música anterior?

A: Es interesante, porque escribimos el álbum antes de escribir el guion. En esencia, escribimos el cortometraje para el álbum.

Con sus álbumes anteriores, ¿cómo era el proceso de trasladar el sonido a un entorno visual?

Jae: Generalmente, cuando estamos creando la música y sonidos ya tenemos ciertas ideas, o al menos sentimientos que intentamos evocar, así que lo tomamos y lo utilizamos para crear el acompañamiento visual del álbum o algún video. Recuerdo que cuando hicimos el video para ‘Face The Fire’ teníamos esta idea acerca de un fugitivo y a pesar de que la letra no trata directamente de eso, queríamos encapsular esa idea en la canción y en el video.

A: Sí, además de que hemos sido una banda por un largo tiempo y desde que empezamos hemos sido claros sobre nuestras referencias. Gregory Crewdson, David Lynch o los hermanos Cohen siempre han sido una referencia para nuestro tratamiento visual de los videos y álbumes, así que continuamos con eso.

The Runner tiene cierta vibra de la estética de los 80. ¿Cuáles son sus películas de horror favoritas de los 80?

J: Vamos a tener que checar algunas fechas, pero recientemente volvimos a ver The Thing, que creo que es del ¿80… 82? Esa es una película muy divertida para ver de inicio a fin porque tiene esta experiencia de horror cíclico al estilo The Groundhog Day. En general, el género slasher siempre ha sido con el que más me divierto, como las franquicias Halloween o Friday The 13th. Mi hermana se burla de mí porque a ella le gustaba ese cine antes que a mí, así que ahora se enoja cuando hago referencias a Nightmare On Elm Street (risas). También amamos Possession, que no sé si cuente como horror.

Sí, tiene elementos de body horror.

J: Esa siempre ha sido una favorita. Recientemente tuvimos la oportunidad de ver la restauración en 4K en el cine y fue impresionante. [Augustus] siempre ha amado hablar de Evil Dead.

A: Diría que Evil Dead es un clásico. La primera de Alien, aunque es de 1979, diría que fue la fundadora de toda la estética del horror para los 80.

También, muchas de las influencias para nuestro cortometraje son cosas de bajo presupuesto; si miras al cine de Argento o Roger Corman, debido al bajo presupuesto, no hay mucho espacio para lo técnico así que utilizaban muchos acercamientos para poder obtener el mayor valor de producción posible.

¿Qué piensan acerca de las tendencias actuales en el cine de horror o de las nuevas “escenas”?

J: Me gustan los directores de horror contemporáneos como Ari Aster, que hizo Hereditary y Midsommar. Me encantó Hereditary, fue una experiencia salvaje. Creo que no estoy muy interesada en las grandes producciones de Hollywood, sino en las películas independientes que han estado saliendo.

A: El concepto de la “escena” de horror es muy gracioso, porque entre más nuevos son los filmes, más referencias a películas de horror viejas hacen, así que se está volviendo un universo muy “meta” de cineastas, lo cual me parece genial. Hay cosas muy interesantes.

J: Supongo que el mundo del gore porn es algo en lo que nunca me sumergí, pero a [Augustus] le encanta hacer bromas acerca del muñequito de las mejillas circulares. ¿Cuál es su nombre?

A: Jigsaw (risas).

J: Nunca he visto una de esas películas y nunca lo haré, pero a Gus le gusta hacer una que otra broma acerca de Jigsaw de vez en cuando.

A: Creo que a los dos nos gusta el tipo de arte efímero. O sea, no toda pieza de arte tiene que ser arte fino. Está bien ver una película solo por querer encontrar algunas cosas raras en ella.

J: No estoy menospreciando el horror gore, solo que encuentro más valor en el suspenso y en el body horror. De hecho, cometimos una falta de respeto al no mencionar a Cronenberg; creo que en la universidad, sus películas de body horror fueron las que tuvieron más impacto en mí, desde Rabid hasta Brood y Videodrome.

Mencionando a la actual oleada de directores independientes, muchos de ellos están utilizando música experimental para su soundtrack, por ejemplo Ari Aster y Bobby Krlic. ¿Con quién les gustaría trabajar a ustedes?

J: Hace poco vimos Titane de Julie Ducournau y el soundtrack fue grandioso, pero si Julia está buscando futuros compositores, que no busque más: Boy Harsher está aquí. Estamos listos para componer para tu siguiente película de body horror (risas).

Tienen una base de seguidores muy leal en México, y su cortometraje será proyectado en muchos países. ¿Están sorprendidos con el alcance que ha tenido su música?

J: Estoy sorprendida, sí. Cuando nos acercamos a nuestros agentes para saber si algún pequeño cine querría proyectar la película, creímos que serían uno o dos, así que cuando volvieron con una larga lista quedamos sin palabras. Estoy muy feliz de que podamos proyectarla en la Ciudad de México; amamos ese lugar y sí, tienes razón, nuestros seguidores son muy apasionados, sobretodo en México. Es uno de nuestros lugares favoritos para tocar.

A: Y la Ciudad de México parece el lugar correcto para estrenar el cortometraje, porque el club Patrick Miller fue una gran influencia en una de las canciones del soundtrack, así que hay un homenaje en el film.

Han tocado varias veces en México. ¿Tienen alguna historia divertida o rara acerca de su visita?

J: Cuando tocamos en el CMD_Fest, después del show salimos, bueno, salí, con los organizadores, Robert (nuestro amigo en TR/ST) y sus roadies. Primero nos quisieron llevar a un “bar vampiro” donde puedes posar en un ataúd, y estuvo muy divertido. Luego dijeron “vamos a un rave”, que era en una casa donde el DJ se veía exactamente como Nosferatu, lo juro por dios. Tenía uñas muy largas, una cabeza calva y los dientes afilados. Estaba lleno a reventar y no podíamos movernos, y tocaban música industrial a todo volumen. Luego me hicieron probar la bebida mexicana rara que es blanca y algo viscosa. Es asquerosa (risas).

También, siempre vamos a… uhmm, ¿Toño’s House?

A: ¡Casa de Toño! ¡Mi restaurante favorito en el mundo! ¿Ves que en Google Maps puedes añadir lugares a favoritos? Yo tengo dos lugares favoritos y uno es Casa de Toño (risas). Es gracioso porque si miras mi mapa y te mueves por todo el mundo, hay un pequeño corazón en Casa de Toño (risas).

J: Ese es el primer lugar al que vamos en cuanto arribamos y el último al que vamos antes de subir al avión.

¿Están planeando visitar México pronto?

A: Eso espero. Viajar actualmente sigue siendo difícil, pero amamos ese lugar y de verdad esperamos volver pronto.

Relacionados

Warpaint: El brillo de la honestidad

Tuvieron que pasar seis años para tener un nuevo álbum de Warpaint, fue hasta este año que la banda publicó Radiate Like This, álbum que transmite a un grupo unido al cual le gusta jugar con la seducción y el ritmo en todas sus canciones.

Automatic: De una cuna gótica a los escenarios alternativos

Automatic es un trío de Los Ángeles, California que, con menos de cinco años de carrera, han logrado lo que muchas bandas sueñan con lograr en toda su carrera: están firmadas con uno de los sellos discográficos más icónicos de la escena alternativa de Estados Unidos, Stonesthrow, su música ha sonado en videojuegos como el GTA Online, le han abierto a Bauhaus y se han presentado en escenarios de festivales como el Primavera Sound y el Desert Daze.

Osees: Visiones de lo pesado y lo fantástico

Osees es una banda de California, Estados Unidos. Conocidos por su increíble y vasta discografía de más de 20 álbumes (con un promedio de uno a dos álbumes por año, desde 2003).

The KVB: la paranoia y el lado oscuro del internet

The KVB regresa a la CDMX esta vez como parte de la primera edición de Portal Hipnosis, el dúo post-punk londinense estará presentando su más reciente material Unity, lanzado un 2021 y que también cuenta con su versión de remixes lanzado este mismo año.

Austra: la importancia de sanar y regenerarnos

Austra es el nombre bajo el que Katie Stelmanis explora sonidos como el synth-pop y coldwave acompañados de una potente voz a la que es imposible no prestarle atención. Los mensajes y texturas dentro de su música te envuelven de forma casi subliminal, es compleja pero a la vez fluye de una manera magistral.

Hollie Cook: El momento más feliz de mi día es la golden hour

Promocionando su más reciente álbum Happy Hour, Hollie Cook tendrá la oportunidad de visitar la CDMX de nueva cuenta esta vez para ofrecernos un show en el Frontón México el próximo 1 de octubre.
Volver arriba