Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Julia Holter: Explorando el subconsciente

Por José Ignacio Hipólito

Julia Holter es una artista con más de una década de carrera, y a lo largo de los años su obra se ha llenado de experimentos sonoros que evaden clasificación; ha hecho jazz, música ambiental, dream pop e incluso ha experimentado con música clásica.

Esto la hace una de las artistas independientes más emocionantes, ya que todo lo que hace nos obliga a descubrir nuevos sonidos, y a unas semanas de su presentación en el Corona Capital Guadalajara, platicamos con ella para prepararnos para una cátedra de catarsis sonora.

Filter: Creo que eres una de las artistas que se escapan de una clasificación, has experimentado con una gran variedad de géneros musicales ¿Esa fue tu intención desde el principio? ¿Evitar una clasificación para así hacer lo que tú quieras?

Julia Holter: Exacto, siempre hago lo que yo quiero en cuanto se refiere a música. Creo que es más fácil para mí componer sin tener que preocuparme por el género y su categoría. Me siento más inspirada cuando me siento libre de cualquier tipo de clasificación.

Cuando hice mi primer álbum no lo pensaba mucho, al menos no conscientemente. Y no es porque no piense en géneros musicales, ni que tampoco porque esté exenta de escucharlos. Los escucho como cualquier otra persona, escucho ciertos patrones musicales que me recuerdan a otras cosas y también sé reconocer lo que está influenciado por otras cosas, pero lo que pasa es que cuando escribo, es mucho más útil para mí ignorar las influencias que tenga. No es mi trabajo saber qué me influenció, es el trabajo de otra persona analizar eso después.  Las culturas en las que he crecido me han influenciado, pero cuando escribo intento ignorarlas. Es algo más subconsciente.

F: En otra entrevista que diste hace tiempo, leí que siempre te ha atraído la voz como instrumento, y escuchando tus canciones es obvio que te gusta mucho experimentar con ella, ¿podrías expandir un poco en lo que te gusta de la voz humana?

J. H: Me gusta que la voz humana es muy complicada. Tienes toda esta gama de sonidos que puedes hacer con ella y parece no tener límites. En especial cuando se trata de una grabación. Me gusta mucho trabajar con las voces, hacer muchas capas con ella y jugar con su harmonía. El no saber qué pasará cuando junto muchos tracks de mi voz y me sorprendo de esa combinación es increíble. Todas esas harmonías que puedes lograr sin ni siquiera pensarlo me gusta.

Con las voces también te encuentras con el lenguaje, que por lo general es la parte más difícil de moldear, pero la parte del sonido puede ser muy divertida. Puede ser muy libre y al mismo tiempo limitante cuando por ejemplo, me canso de mi voz o me percato de mis limitantes.

Estoy escribiendo para un coro en este momento, y es la primera vez que lo hago, pero me emociona mucho trabajar y escribir para otras voces.

F: ¿Te puedo preguntar de qué va ese proyecto?

J.H: Era un proyecto que iba a pasar hace dos años. Es la musicalización en vivo de la película “La Pasión de Juana de Arco”, una película del cine mudo de 1928. Es la música para un coro acompañada por algunos de los músicos con los que siempre toco. Sólo haremos un par de shows en el Reino Unido.

F: Hablando de películas, ¿qué tan diferente es componer un score para una película a comparación de una de tus canciones?

J. H: Durante el proceso me di cuenta de que me hizo sentir muy libre ser dirigida. Es muy diferente de cuando grabo mis propias canciones porque cuando estoy a cargo siempre tengo que tomar una serie de decisiones alocadas y me gusta la sensación de lo contario; que me digan qué hacer y ver cuál es el resultado.  No creo que pudiera hacerlo todo el tiempo, pero me gusta mucho experimentar de vez en cuando con ello. Me gusta seguir la visión de alguien más, ser una pieza de una obra en la que participan muchas más personas.

F: Tal vez es una pregunta básica, pero siempre me ha dado curiosidad ¿Cuál es el proceso que sigues para componer una canción? ¿Empiezas con la voz? ¿Tal vez el piano?

J. H: La gran mayoría de veces estoy sentada frente a un teclado y me grabo improvisando. También tengo un micrófono para mi voz y después de varias grabaciones escucho lo que hice para ver si hay algo interesante, que hecho no pasa todo el tiempo. Hay ocasiones en las que me gusta alguna parte de lo que grabe de esas improvisaciones. Puede ser que me gusten 30 segundos y entonces transcribo eso en una partitura o a veces solo los acordes, y a su vez escribo lo que estaba cantando. Hay ocasiones en las que sólo me gusta mucho una frase que repito una y otra vez, y eso ayuda a empujar el resto de una canción. Ese es un ejemplo estándar de cómo escribo, pero trabajo de muchas otras maneras.

En Aviary, mi álbum más reciente, hay una gran variedad de canciones, las cuales compuse de muchas maneras, aunque hubo algunas que fueron escritas justo como te lo expliqué.  Hubo ocasiones en las que sólo escribí el texto primero, pero es algo raro. La canción “Voce Simul” por ejemplo, empezó así, como un escrito. Otro ejemplo es la canción “Everyday is an emergency” que empezó por el título y ya después nació la música.

F: Hablando de Aviary, que tú misma describiste cómo un experimento con el sonido y las harmonías, ¿ya sabes cuál será el camino por el que llevarás tu siguiente álbum?

J.H: Sigo trabajando en él, pero todavía no lo sé. Te diría que Aviary es más característico de mi trabajo como compositora, pero siempre cambia un poco. Ya lo descubriré.

F: Hablando de música nueva, hace un par de días se lanzó “Heloise” una canción del proyecto Meditations on Crime, ¿me podrías decir cómo te involucraste en este proyecto?

J.H: Harper Simon tiene todo este proyecto llamado Meditations on Crime y esta es sólo una canción en la que participo. Me invitó hace mucho tiempo al enviarme una canción en la que había trabajado con Geologist. Me gustó bastante y casi inmediatamente pude pensar en algo para agregarle, como un par de acordes de piano y vocales. Él estaba muy interesado en el tema del crimen, y por alguna razón pensé en los castigos por pecar en la edad media; en cómo la moralidad puede cambiar radicalmente dependiendo del contexto, cultura y religión. Y fue entonces cuando me acordé de la relación que tenían Heloise y Abelard, una pareja muy famosa de la Edad Media que fue satanizada por los religiosos de la época. Tenía un libro que hablaba de ellos, y cuando escribí la letra fue como si fuera un avatar para Heloise, y básicamente estaba reinterpretando sus palabras.

F: Por último, ¿qué tan difícil es construir un setlist cuando tocas en vivo? ¿Cambia dependiendo del lugar? ¿Te sientes obligada a tocar ciertas canciones?

J.H: En teoría me siento libre de hacer lo que yo quiera. No tengo un “aparato” detrás que me obligue a hacer algo, no soy una cantante de pop, pero sí pongo atención en las canciones que serían apropiadas para el espacio o el contexto.

En el caso de un festival como el Corona Capital Guadalajara, sí tomo decisiones diferentes en cuanto a las canciones que tocaré en vivo, a diferencia de si tocara en un club. Siempre es diferente, incluso la acústica la tomo en cuenta un poco.

Para los festivales al aire libre no interpreto las canciones más silenciosas, por objetivos prácticos. También creo que mi música es bastante dinámica como para interpretar una canción silenciosa después de una muy fuerte.

Relacionados

Mercury Rev: Música para vivir en cámara lenta

Mercury Rev es una banda estadounidense que reside en Buffalo, Nueva York. Son considerados un gran referente de los sonidos psicodélicos, cinemáticos y oníricos de los 90, así como el desarrollo de la escena del shoegaze, dreampop, y similares. Con 30 años de trayectoria, y una gran cantidad de discos de estudio, destacan mucho obras como Deserter’s Songs (1998) o All Is Dream (2001), entre otras.

STRFKR: La pandemia nos ayudó a expresar todas nuestras ideas

Tuvieron que pasar casi once años para que STRFKR volviera a México, en el transcurso de todo este tiempo la banda de Portland lanzó el mismo número de discos que su tiempo sin visitarnos.  Ahora la banda estadounidense se presentará en el Foro Indie Rocks para reencontrarse con sus fans mexicanos.

Julia Holter: Explorando el subconsciente

Julia Holter es una artista con más de una década de carrera, y a lo largo de los años su obra se ha llenado de experimentos sonoros que evaden clasificación; ha hecho jazz, música ambiental, dream pop e incluso ha experimentado con música clásica. Esto la hace una de las artistas independientes más emocionantes, ya que todo lo que hace nos obliga a descubrir nuevos sonidos, y a unas semanas de su presentación en el Corona Capital Guadalajara, platicamos con ella para prepararnos para una cátedra de catarsis sonora.

The Hives: El verdadero veni, vidi, vici

The Hives es una banda de Suecia, que suele ser catalogada como una de las bandas más enérgicas del garage rock actual. El quinteto ha tenido una larga trayectoria que encuentra su origen en su país natal en 1989, y que desde ese entonces han logrado reconocimiento mundial.

Dapuntobeat: Las ansias de volver a despertar

Dapuntobeat es un conjunto que combina distintas sonidos. Desde lo synthpop, electropop a lo funky, la agrupación capitalina ha demostrado ser uno de los proyectos más sólidos y consistentes que ha tenido la escena electrónica mexicana, pues han estado creando su música desde inicios de este siglo.

Tempers: Abrazar la pérdida, el cambio y encontrar fortaleza

“New Meaning” es el título del más reciente álbum de Tempers, uno de esos materiales que resultan inmersivos, te atrapan y conectan hacia ciertas sensaciones, momentos y lugares.
Volver arriba