Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Mercury Rev: Música para vivir en cámara lenta

Por Carlo Ixcamparij

Mercury Rev es una banda estadounidense que reside en Buffalo, Nueva York. Son considerados un gran referente de los sonidos psicodélicos, cinemáticos y oníricos de los 90, así como el desarrollo de la escena del shoegaze, dreampop, y similares. Con 30 años de trayectoria, y una gran cantidad de discos de estudio, destacan mucho obras como Deserter’s Songs (1998) o All Is Dream (2001), entre otras.

En 2019 exhibieron su último trabajo: Bobbie Gentry’s The Delta Sweete Revisited, el cual es una reinterpretación del disco de country de Bobbie Gentry, titulado The Delta Sweete (1968). El álbum tiene como concepto la imaginación de algo creado, deconstruido y vuelto a armar, y resulta relevante, también, por las participaciones y colaboraciones con las que contó durante su elaboración.

Con motivo de su próxima visita a nuestro país ―en el Frontón México (CDMX) el viernes 17 de junio―, nos tomamos el tiempo para preguntarles sobre varios aspectos de la banda, sobre sus expectativas, su obra y sus pensamientos.

Es bien sabido por la mayoría de lxs artistas que han tocado en nuestro país que el público mexicano se caracteriza mucho por ser único, y por ser especialmente participativo y recíproco. Ustedes que ya han venido antes a tocar aquí, ¿cómo influye ese conocimiento sobre nuestro público en su show y en su presentación?

Muchísimo. Siempre es una experiencia genial tocar en México. El público y sus bandas siempre son increíbles. Son personas muy apegadas y apasionadas a la música que escuchan, y es justo ese tipo de energía que emiten la que hace que tocar aquí sea tan magnífico, y hagamos lo nuestro de una manera mejor. Es un sentimiento eléctrico que nos llena y que intentamos dar también a quienes nos ven tocar.

Hablando del escenario mexicano, por lo que sabemos, ustedes van a tocar los clásicos, pero también van a presentar parte del último álbum que tienen, Bobbie Gentry’s The Delta Sweete Revisited (BG). Sin embargo, es importante recalcar que la música country no es muy conocida por aquí, y siendo que el álbum es una reinterpretación, ¿cuán complicado creen ustedes que es presentar una canción que está en un idioma que no se habla aquí?

Bueno, ciertamente vamos a tocar varias cosas de nuestros álbumes pasados en general, pero hablando del álbum de BG, nosotros tampoco somos realmente muy fans del country. Sin embargo, este disco es especial para nosotros, porque sentimos que es una experiencia psicodélica, por así decirlo. Lo hicimos en California, fue toda una aventura, y eso nos hace sentir conectados con el disco. Creemos que ese sentimiento vale la pena juntarlo con la presentación que tenemos pensada.

¿Podrías decirnos en resumidas cuentas a qué te refieres con esto último?

El show va a ser una especie de recorrido por toda nuestra historia a lo largo de estos más de 30 años ya. Tocaremos nuestras canciones preferidas, y ojalá, las suyas también. Estamos intentando hacer una historia, una narrativa. Para nosotros, es algo así como una reivindicación cósmica americana, Podríamos decir que ese es el concepto conductor de nuestra música.

Al menos a nosotros nos hace sentido (risas).

Y a veces parece que, entre menos sentido parece tener, es cuando más significativo se vuelve. Muchas veces prescindir de la búsqueda de un sentido específico hace que sea un poco más honesto el trabajo.

Completamente, me hace recordar un poco a cómo escribía William S. Burroughs, y en general a muchos escritores de la generación beat. Las historias tienen partes que cuentan lo suficiente para entenderse por sí mismas, entonces pueden leerse en un orden cronológico, o en cualquier orden que te guste y siguen teniendo cierto sentido. A veces tú mismx eres quien se lo da, y a veces, algo maravilloso es que termina siendo una maravillosa coincidencia. Quizá eso es porque somos humanxs y, al final, hay algo que parece que nos conecta a todxs. Eso es algo que nos gustaría hacer con nuestra música.

Sobre esta percepción de las cosas, es importante recalcar que en el BG hay participación de personas ajenas a Mercury Rev. Hay nombres grandes como Rachel Goswell de Slowdive, Hope Sandoval de Mazzy Star Laetitia Sadier de Stereolab o Phoebe Bridgers, entre otras. Todas ellas tienen por sí mismas no solo un nombre, sino un concepto y estilo propio en su música. ¿Cómo fue trabajar con ellas, qué los llevó a decidir hacerlo y cómo cambió su percepción del disco, de la interpretación y de la banda en sí?

Bueno, el disco fue hecho por una mujer a finales de los 60’s, y si bien nosotros nos encargamos de reimaginarlo con nuestro estilo, pensamos que había que mantener esa esencia femenina que tanto caracteriza al disco original, e incluso, a nosotros, a nuestro estilo. Por eso, pensamos que añadirle tintes distintos de varias mujeres con las que hemos trabajado en tours, a las que conocemos por su obra y que, por ejemplo, en mi caso (Sean “Grasshopper”), somos muy fans a pesar de nunca habernos conocido en persona. Yo recuerdo que cuando era más joven vi a Mazzy Star en Nueva York, y fue una experiencia inolvidable. Como se comentó, me hizo sentir que la vida iba en cámara lenta, y alrededor desaparecía todo. Lo mismo con Lucinda Williams y Beth Orton.

Es curioso cómo el disco de BG a pesar de no ser muy conocido en su momento, nos conectó a todxs cuando lo escuchamos. Nos hizo muy felices y honrados que gracias a eso, las mujeres con las que trabajamos aceptaran prestarnos su voz para la interpretación y hacerlo todo nuestro.

La música es bien sabido que conecta a las personas, pero verlo pasar en la realidad, es increíble. Cómo una canción, un disco, o un artista que ambas (o más) personas admiren, puede hacer que se junten a crear algo completamente distinto, nuevo. Muchas veces incluso, esa gente con la que conectas también es alguien que admiras, cuya obra te acompañó al crecer. Es maravilloso.

Y, aprovechando el tema de la colaboración, ¿hay algún artista con quienes quisieran compartir el escenario, grabar y hacer música y que aún no lo hayan hecho?

Claro. Nos encantan los australianos The Avalanches. De hecho, creo que Jonathan cantó en una de sus canciones. Pero como banda, sería genial hacer una colaboración juntos, e incluso grabar en estudio. Hay muchas bandas que amamos y que tenemos la suerte de ser amigos como Pavement o The Brian Jonestown Massacre, con quienes recientemente tuvimos un tour y con quienes vamos a grabar algunas canciones con ellos. Desgraciadamente a todos nos afectó el COVID de alguna manera y eso retrasó y desvió ese proyecto, pero ojalá podamos regresar pronto a retomarlo.

¡Wow! Es increíble como para muchxs que estamos metidos en la música, nos es algo difícil pensar en que también ustedes como bandas se conocen, se juntan y se llevan bien, tanto así que incluso trabajan juntxs.

Por supuesto, en el camino vas conociendo a muchas personas, especialmente en el ámbito de la música; a veces parece muy sencillo y orgánico el cómo nos juntamos y nos acercamos. Por ejemplo, nos encanta la banda Low, y cuando hemos tocado juntos, siempre es un buen rato. Lo mismo con Pavement, Echo and the Bunnymen, John Cale de The Velvet Underground. Son personas que consideramos héroes, tocar a su lado nos llena de regocijo y después conocerles y darnos cuenta de que son personas increíbles, nos hace entender por qué su música también lo es.

Cambiando un poco de tema, hay una pregunta que nos encanta hacer a quienes entrevistamos, y es: supongamos que ustedes como banda, están encargados de sus relaciones públicas, entonces, ¿qué argumento usarían para convencer a la gente de que, con todo lo que pasa hoy con la crisis, use su dinero para verlos en vivo?

Creo que podemos decir que es una experiencia increíble. Intentamos hacer algo muy emocional que conecte con la gente. Es curioso, la vez pasada que estuvimos en México, cuando tocamos “Holes”, gente de todas las edades estaba con lágrimas en los ojos. Eso nos llegó, y a mí me hizo llorar, incluso. Rompió las barreras de la edad, del género y todo. Y esa es la comunicación de la música, su magia. De nuevo, es un momento en el que todo puede ser olvidado, o dejado a un lado. El tiempo cambia, va más lento, o se detiene, o se acelera, o simplemente pierdes la noción de él, pero algo pasa y estás a salvo. Lo importante es que nos cuidemos, pero vayamos con la idea de disfrutar el evento a un nivel más cercano e íntimo, en el que olvides todo.

Después de tocar en el tour con The Brian Jonestown Massacre, mucha gente se acercaba con nosotros a decirnos que la experiencia en vivo es algo completamente distinto y que te toma por sorpresa.

Mercury Rev hace música que, por su naturaleza tan noble, vasta y abrumadora, podría musicalizar prácticamente cualquier cosa o escena de la vida cotidiana. Si hubiera que seleccionar una escena o momento específico, o una película o algo que podría quedar perfecto musicalizado con alguna canción de Mercury Rev, ¿cuál sería?

Nos encanta mucho el cine, todos vemos muchas películas. Pero creo que lo primero que viene a la mente es alguna película de David Lynch. En algún momento nos invitó a tocar en California en un evento curado por él mismo, pero sería todavía más impresionante hacer música específicamente para una película nueva de él. Empezar a componer todo desde cero, teniendo todo lo audiovisual como trasfondo. Algo así le daría mucho sentido y honor a nuestra trayectoria musical. Sus películas nos alcanzan de una manera increíble, porque sus historias son historias surreales con las que nos identificamos. No son de narrativas lineales, sino que son muchas cosas a la vez, y es justo lo que para nosotros representa tocar en vivo y hacer el setlist.

Para terminar, quisiéramos saber lo que muchxs se preguntan: ¿están preparando algo especial para el show en México? Algo nuevo, o algo distinto comparado con las veces anteriores que han venido.

Claro, el setlist será distinto, pues estaremos tocando varias canciones de “All Is Dream” que no hemos tocado en un rato. También luces nuevas, que Jonathan y Grasshoper diseñaron especialmente para esta puesta en escena y el tour. Para toda la gente que nos conoce en discos, en estudio, pero nunca nos ha visto en vivo, es importante decirles que en persona todo suena con mucha más energía y poder. Es un espectáculo abrumador, abrasivo, y enorme. Y como se sabe, cuando la gente se acerca a decirte que tu show le gustó, es un sentimiento supremo que no se puede comparar.

Relacionados

Dry Cleaning: Perder la fe es fácil, pero recuperarla es el verdadero reto

Hace un par de semanas pudimos platicar con  Dry Cleaning ahora que visitaron México junto a Interpol. En esta charla pudimos conocer más sobre los pensamientos e inquietudes detrás de la banda y las historias que formaron su álbum debut New Long Leng.

Chvrches: autenticidad, experimentación y videojuegos

Cuando Chvrches apareció en el panorama musical, su presencia fue inmediatamente notable. The Bones of What You Believe, su álbum debut, se convirtió en uno de los lanzamientos mejor recibidos del 2013, demostrando que el synthpop puede hacerse de manera auténtica.

Marion Raw: confiando en la intuición

Marion Raw es una compositora que ha dedicado su vida entera al arte, desde pequeña tuvo una infancia bastante curiosa y llena de cambios significativos que a cualquiera le pudieron ocasionar complicaciones, pero en el caso de Marion le ayudaron a tener una excusa para acercarse a la música.

Tayhana: de Argentina para el mundo

Nació en Argentina. Tuvo que emigrar a México por falta de espacios. Firmó con el colectivo más importante del underground electrónico. Viajó por el mundo. Y este 2022 logró meter la única pista comprada en el disco Motomami de Rosalía. Todo esto es el currículum que respalda a Tayhana, una de las DJ, productoras y artistas más importantes dentro de la escena urbana en Latinoamérica.

Ruth Radelet: El empoderamiento de un nuevo comienzo

La vida está llena de retos y misterios que no todos están dispuestos a explorar para salir de su zona de confort, y menos cuando implica hacer modificaciones en nuestra vida que terminen alterando el orden de todo aquello que creíamos tener en su lugar.

Mercury Rev: Música para vivir en cámara lenta

Mercury Rev es una banda estadounidense que reside en Buffalo, Nueva York. Son considerados un gran referente de los sonidos psicodélicos, cinemáticos y oníricos de los 90, así como el desarrollo de la escena del shoegaze, dreampop, y similares. Con 30 años de trayectoria, y una gran cantidad de discos de estudio, destacan mucho obras como Deserter’s Songs (1998) o All Is Dream (2001), entre otras.
Volver arriba