Saltear al contenido principal

NOTICIA

Melodías pop para invocar a Satán a cargo de Ritualz

Ya no hace falta presentar a Ritualz, quien se ha convertido en uno de los actos underground mexicanos más relevantes a nivel mundial, como lo confirman sus varias presentaciones por Estados Unidos, Europa, Canadá y hasta Rusia, junto a la gran recepción que tiene como uno de los pioneros dentro del witch house.

Satánico Supremo es el nuevo EP de Ritualz, donde experimenta con un sonido más cercano al pop (al menos en la percepción de este artista) pero manteniéndose fiel a sus raíces con unas letras centradas en el ocultismo; básicamente son las letras de Slayer sobre una base de synthpop, ahí no’más.

El primer sencillo de Satánico Supremo es “Revelation 666”, que viene acompañado de un video cargado de visuales surreales y mucho satanismo, que acompaña la letra que reinterpreta el libro de revelaciones de la biblia, con una versión donde Satán derrota a Dios.

Si aún no conocen a Ritualz, se están perdiendo de uno de los artistas más interesantes en el underground nacional y su travesía musical, que siempre está en una constante evolución e innovación.

Facebook | Instagram

Noticias relacionadas

Giallo Disco Records: Música para amantes del cine de terror italiano

Durante el Siglo XX el cine de terror fue pasando por un momento crucial donde…

A Little Stitious: 13 canciones sobre el 13 y la mala suerte

La temporada spooky nunca se termina, no es exclusiva de Halloween ni de Día de…

12 discos nuevos para el fin de semana

Aunque nos estamos acercando a los últimos días del año y ya han empezado a…

PREMIERE: Acid Fader hace eco de la intensidad de «Romanov» en su nuevo vídeo

México es un país repleto de sonidos que en ocasiones se sienten como el secreto…

A Punk Prayer: El documental completo sobre Pussy Riot

Cuando el nombre de Pussy Riot empezó a circular de forma mediática en 2012, daba…

Upside Down: Un documental sobre la historia de Creation Records

Creation Records tiene una historia muy particular, especial, colorida y un tanto… digamos, agria, pues…

Volver arriba