Saltear al contenido principal

NOTICIA

Gana entradas para ver a Pegasvs y Los Punsetes

Como ya lo saben la música española está viviendo un gran momento ultimamente. Bandas como El Columpio Asesino, Dolores y más han tenido una buena aceptación de “este lado del charco” y el público mexicano está ansioso por verlos tocar en vivo.

El próximo viernes 24 de agosto Vans invita los invita a celebrar su línea Classic en un evento que será musicalizado por Pegasvs y Los Punsetes, dos bandas españolas que estrenaron material este año.

Esta fiesta a la buena música se llevará a cabo en el Museo Británico Americano en la colonia Cuauhtemoc y la entrada es únicamente con boleto, mismos que no pueden comprar.

Nosotros tenemos unos cuantos boletos para ustedes. Solamente tienen que estar pendientes de nuestro Twitter y Facebook a las 20:00 hrs para saber como ganarlos.

Noticias relacionadas

What’s new? 12 discos nuevos para el fin de semana

Después del torbellino de estrenos que tuvimos durante todo mayo, da la impresión que en…

Kinder y la búsqueda de nuevos horizontes

Hace unas semanas recibimos la buena noticia de que Kinder, una de las bandas más…

Dry Cleaning: Perder la fe es fácil, pero recuperarla es el verdadero reto

Hace un par de semanas pudimos platicar con  Dry Cleaning ahora que visitaron México junto a Interpol. En esta charla pudimos conocer más sobre los pensamientos e inquietudes detrás de la banda y las historias que formaron su álbum debut New Long Leng.

Corona Capital 2022: Las sorpresas, lo mejor y lo esperado del cartel

Si bien es natural que año con año aparezcan carteles falsos del Corona Capital, su…

Throwback: 55 discos para recordar el 2007

Probablemente 2007 fue uno de los años más importantes y especiales dentro del espectro musical,…

Chvrches: autenticidad, experimentación y videojuegos

Cuando Chvrches apareció en el panorama musical, su presencia fue inmediatamente notable. The Bones of What You Believe, su álbum debut, se convirtió en uno de los lanzamientos mejor recibidos del 2013, demostrando que el synthpop puede hacerse de manera auténtica.
Volver arriba