Saltear al contenido principal

NOTICIA

Berlín, exploraciones visuales y Metanoia: IAMX en entrevista

Por María Arroyo

Chris Corner es un hombre al que le cuesta trabajo seguir una línea, aún establecida por él mismo. En 1994 fundó la banda de trip hop y electrónica Sneaker Pimps y diez años después decidió ir en solitario con IAMX, el nombre del proyecto que lo trajo a México para dar hoy un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional.

Ataviado todo en negro, con voz calmada y clara, en un hotel del Centro de la Ciudad de México, este músico británico nos recibe para la entrevista, es apasionado hasta para responder cada pregunta. Revela que IAMX comenzó como una idea de hacer música él solo, pero no precisamente para tocar sin compañía, una idea que le aterró desde la primera vez que se plantó en un escenario sin estar arropado por otros músicos.

Recuerdo que la primera vez que toqué como IAMX había unas diez personas en la habitación donde iba a ser el show, volteé a ver a todos, era yo solo sobre el escenario, pero tenía a mi alrededor todas mis máquinas y la verdad odié ese momento, no me gustó nada estar ahí solo. Es por eso que ahora tengo una banda, es mucho más divertido”, explica Chris.

FILTER: ¿Y por qué no te gustó?

IAMX: Creo que porque fue demasiado estresante. Hay tanto de mí en la música, que hacer eso solo en el escenario es como demasiado, por eso siento que necesito distribuir mi energía, mi emoción entre otras personas.

Es algo muy privado, la música es así, muy íntima… de ahí que tener una banda que toque las melodías es mi forma de lidiar con eso y poner esa distancia entre mí y las emociones. Con la banda tengo ese soporte necesario. A veces siento que me puedo esconder un poco. Esa primera tocada me ayudó porque me mostró lo que no quería hacer. Fue un poco tonto, la verdad, porque me la pasé bailando y haciendo cosas extrañas y ridículas, pero fue una buena muestra de lo que no deseaba hacer en el futuro con el proyecto.

Con más de 12 años con IAMX y con seis LPs, y otra cantidad igual en EPs y discos en vivo, Corner comenzó una nueva etapa en su vida. Había vivido en Berlín por un tiempo hasta que el frío de esta ciudad (que lo mismo se refleja en el clima que, a veces, en el trato con las personas, según cuenta) lo hizo cambiar de continente y viajar a rumbos más soleados que harían bien a su ánimo y a sus creaciones musicales.

F: Cuéntanos de Metanoia, un disco que parece ser un verdadero parteaguas no solo por la música sino en tu vida, ¿cómo se concibió?

I: Antes de comenzar a grabar el disco me mudé de Berlín a Los Ángeles, fue como un shock cultural, pero creo que fue rápido enamorarme de Los Ángeles otra vez (en algún tiempo, cuando era joven odié esta ciudad), ahora en verdad me encanta.

Y acabé encontrando una cabaña muy cerca de la ciudad, estaba rodeada de árboles y mucha paz que me ayudó, me inspiró a escribir y componer. Era fantástico estar solo. Metanoia fue el primer disco que hice así. Antes venía de una etapa turbulenta en mi vida, así que esa cabaña fue un lugar hermoso para mí también como persona.

F: ¿Y el trabajo de composición cambió?

I: Mi proceso para componer es bastante tradicional, lo hago acompañado de una guitarra porque es mi primer amor, mi primer instrumento, y después ya lo transformo en algo electrónico.

Hago primero la melodía y luego la estructura con la guitarra, ya después empiezo con la producción electrónica: las secuencias, los sonidos del sintetizador. Las letras vienen de una forma distinta, a veces es como si fuera el lenguaje de un bebé, hago diferentes sonidos y, al final, cuando hago la letra, está realmente inspirada en un sonido. Es por eso que las letras a veces parecen anormales, otras no son lo que esperaba, no son como tradicionales, pero eso me funciona a mí. Suelo dejar el asunto de las letras para el final porque es lo que más trabajo me cuesta en el proceso.

F: Tú eres de Inglaterra, pero muchos músicos se mudan a esta ciudad Alemana, hablan de que la vida en Berlín les beneficia, ¿cómo fue para ti vivir ahí?

Estuve viviendo como cinco años en Berlín, es una ciudad con mucha cultura, tiene una atmósfera muy sexy: el clima, las calles, los bares, los sitios nocturnos, podría decirse que es un sitio hedonista, que permite una gran libertad artística, es un gran sitio para perderse, para perderte a ti mismo y autoexplorar tu música, tu sexualidad, lo que quieras. Para eso es maravilloso.

Mientras viví allá vi mucho cine, me llené de cultura, vi mucha obra del cineasta italiano Federico Fellini. Yo no iba en busca de historias, era más bien parte de mi propia sicología, las ideas salían solas, en ese momento necesitaba un sitio donde sentirme libre y Berlín es un gran lugar para eso.

F: Tus videos musicales se han vuelto muy celebrados, ¿qué tanto te involucras en ellos?

I: Me gusta mucho involucrarme en los videos que hago de las canciones. Comencé a hacerlo cuando me interesó hacer visuales para los shows en vivo para IAMX, disfrutaba mucho hacer estos trabajos multimedia, así que aprendí de cámaras… me gusta la tecnología, y este es otro nivel de arte. Me encanta explorar, y esta parte visual de los shows es muy importante, de ahí que me clavara tanto.

Ocurre a menudo que si hago un video para mí mismo, no me interesa tocar, pero pasa lo contrario, si alguien me dirige, me gusta actuar frente a la cámara. Es raro pero así me sucede.

F: Y hablando del arte, ¿has querido hacer música de nuevo para el cine como para Les Chevaliers du Ciel?

I: Lo he vuelto a intentar, pero, sabes, cuando hago eso, me gusta estar por completo, entregarlo todo, pero de otro modo no veo el punto de hacerlo a medias. Y la verdad es que no he tenido tiempo. Me han ofrecido un par de proyectos que en realidad me gustan y con los que quiero hacer algo, pero, de nuevo, creo que primero tengo que acabar un proyecto para después dedicarme a otros. Soy un chico de todo o nada. No me gusta quedarme a la orilla, no es satisfactorio para mí. Si voy a entregar un producto, este debe ser el mejor. Sin embargo, me gustaría mucho volver a hacer música para cine en el futuro, porque creo que es otra forma maravillosa de mostrar, de explicar lo que tengo. Muchas veces esa combinación entre cine y música es más poderosa que las dos por separado.

Tanto con su música pasada como con esos sonidos logrados con su nueva vida, Chris Corner logra emocionar por medio de melodías electrónicas que resultan envolventes y hasta catárticas. Si quieres escucharlo, estará con su proyecto IAMX este viernes 9 de septiembre en el Lunario del Auditorio Nacional.

Noticias relacionadas

Antibalas: Tocar en vivo es una energía que nos nutre

Antibalas, la legendaria banda de afrobeat de Brooklyn, Nueva York regresa a México el próximo 26 de agosto después de casi cinco años de estar ausentes de los escenarios de nuestro país. Y para celebrarlo y prepararnos para ese show que sucederá en el Foro Indie Rocks!, platicamos con el fundador y saxofonista de la agrupación Martín Perna y Reinaldo de Jesus, el percusionista.

Deer MX: política, música y la humanidad contra la naturaleza

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta cualquier banda emergente es encontrar espacios donde pueda presentarse y tener oportunidad de crecimiento. Pero tratar de hacerlo en un país muy diferente al tuyo, con otro idioma, entre tensiones políticas y en medio de una pandemia mundial es un reto monumental.

Chetes: De Zurdok, bandas sonoras y su regreso a la CDMX

La carrera de Chetes ha tenido un impacto grande en la cultura popular de nuestro país, las canciones que ha compuesto se han quedado en el imaginario colectivo de toda una generación, mismo que ha inspirado y resonado en películas, series y nuevos artistas. Pero esto no es una retrospectiva a glorias pasadas, sino una celebración al ahora, al Chetes que sigue dejando una huella a través de sus creaciones sonoras.

A Place To Bury Strangers: El tintineante sonido del caos

Con una caótica historia de más de una década, no hay banda más experimental y consistente que A Place to Bury Strangers.

Zola Jesus: enfrentando los cambios con Arkhon

Desde su aparición con el álbum The Spoils, Zola Jesus ha dejado una marca en la música alternativa, gracias a su inusual combinación de noise y música industrial con la sensibilidad del pop en un mundo lleno de contrastes. Ahora, 13 años después de su debut, Zola Jesus (nombre real Nika Roza Danilova) presenta el álbum Arkhon.

Interpol: Los cimientos en The Other Side of Make-Believe

Después de cuatro años sin escuchar nueva música de Interpol, este verano llega The Other Side Of Make-Believe, el séptimo álbum de la banda de NYC. Cómo parte de la promoción de este lanzamiento y su visita en el mes de mayo al Palacio de los Deportes platicamos con Sam Fogarino sobre los cimientos de este nuevo álbum.
Volver arriba