Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Alice Glass: música rápida y bailes tristes

Por Francisco Reyes @dungeonsymp_ / @dungeonsymp
Fotos Kristen Jan Wong

Sin duda alguna, Alice Glass es uno de los íconos más influyentes en el arte alternativo de los últimos 20 años. Su trabajo en Crystal Castles no solo ayudó a popularizar el género witchhouse, sino que fue influencia para una generación obsesionada con Tumblr, el ocultismo y las fiestas underground.

Durante su estancia en Crystal Castles, Alice Glass representó ese lugar para los raros e inadaptados dentro del mainstream, compartiendo escenario con grupos como Depeche Mode y Blur, además de participar en los festivales más importantes como Lollapalooza, Glastonbury o Coachella, y aparecer en icónicas series como Skins.

Su historia con la banda termina en el 2014, tras una salida del proyecto después de años de abuso; y aquí comienza la historia de Alice Glass como solista, con una nueva oportunidad para ser libre.

Después de lanzar una serie de sencillos, un EP y un álbum de remixes, el 16 de febrero es lanzado PREY//IV, el álbum debut de Alice Glass, con el cual consolida su nuevo sonido. PREY//IV es el retrato de años de abuso, contados por una sobreviviente que busca liberarse y encontrar su sitio en el mundo.

A pesar de contar con más de 15 años en la música y ser responsable de canciones y un estilo emblemático, su historia apenas comienza.

PREY//IV es un álbum muy íntimo. ¿Cómo te sientes ahora que está libre en el mundo?

Nunca esperé que tanta gente se relacionara con el contexto del que hablo; no esperaba que la gente lo entendiera tanto. Hice este álbum para mí y la gente que, como yo, ha sido abusada en algún momento. Creo que la gente que lo ha odiado más, tiene algo que esconder.

¿Y esperabas esta respuesta de la crítica?

En realidad siempre he estado algo desconectada de eso, especialmente de los números. He tenido la fortuna de hablar con muchos escritores empáticos que han sido muy agradables, pero en realidad nunca sabes quién está allá atrás decidiendo una calificación. Se siente raro ponerle un número al arte.

El álbum tiene influencia del hyperpop, aunque también yo diría que tú eres una influencia en todo el género hyperpop. ¿Estás de acuerdo?

Definitivamente puedo sentirlo… A mí me gusta escribir canciones que tienen una melodía pop pero han pasado por un bote de basura o algo así. Siento que mucha de la gente que salió del hyperpop ya eran mis amigos en LA y ya tocábamos en las mismas fiestas, pero yo era más la chica oscura que no encajaba. Me gusta tocar música rápida y bailar cuando estoy triste (risas). Nunca he sido parte de una escena de fiestas, pero me recordó ser una adolescente punk y finalmente encontrar gente que pensaba igual.

Tu álbum de remixes incluyó a muchas personas de ese estilo oscuro. ¿Crees que volverás a explorar algo similar con tus nuevas canciones?

Sí, definitivamente. He estado hablando con algunos de mis amigos y sí, estoy en el proceso de eso. Es un poco gracioso, porque ahora que el álbum está completado y estamos hablando sobre él, no puedo escribir y armar el siguiente, solo porque las canciones son tan honestas.

Creo que la oscuridad es una parte de mi alma y es un lugar reconfortante para que yo exista. El mundo puede ser un lugar terrible y a veces duele más pretender que no es así.

Lanzaste tu nueva música a través de tu propio sello. ¿Cómo ha sido adaptarse a la industria musical actual como un artista independiente?

¡Ha sido increíble! El simple hecho de ser dueña de mi propia música, lo cual creo que es algo que todo artista debería de poder hacer. Estar completamente en control de mi propio arte… no es que otros artistas no lo hagan, pero no al 100%. Tal vez si te firman en un sello y al A&R de verdad le gustas, pero luego esa persona se va y todos piensan que eres rara así que te ponen en el archivo… Lo que sea, hay muchas historias. En verdad creo que no encajo en la industria musical en absoluto (risas).

Pero sí, ha sido increíble. Tenemos un equipo de distro como un sello normal, solo que es muy pequeño. Quiero firmar a otros artistas, pero quiero que sea algo donde yo me quede con el 0% después de gastos y todo eso, lo cual creo que es una idea amenazante para los de traje y corbata en las compañías.

Estuvimos en el #1 electrónico en iTunes, donde habían puros sellos grandes y luego Eating Glass (risas), eso estuvo increíble.

Siempre has estado influenciada por la cultura punk, así que supongo que este es un paso que viene de ahí.

¡Sí! Supongo que es eso. Ya sabes, yo soy una punk de corazón, y aunque muchos de mis amigos hicieron sus propios lanzamientos y yo estaba en un sello grande… es un poco diferente pero sí, se siente bastante punk.

¿Te estás preparando para regresar a las giras?

De hecho, en cuanto terminemos la entrevista voy a empezar a ensayar (risas). Tenemos un estudio aquí e incluso desde antes de que saliera el álbum yo ya estaba tocando aunque fuera para mis gatos. Uno de mis gatos siempre se sienta y me mira cuando ensayo (risas). Creo que estamos planeando para alrededor del otoño.

¿Qué es lo que más extrañas de salir de gira?

Los shows, en realidad. Nunca pude hacer mucho; siento que he estado por todo el mundo y he visto nada (risas). Las agendas de gira siempre son muy rigurosas y tratas de exprimir el dinero lo más posible, pero quisiera tomarme mi tiempo y ver más de los países y lugares.

Y sí, simplemente amo tocar. Eso era lo único que me hacía sentir que era yo misma cuando estaba en CC, para ser honesta, porque… sí.

También volviste el ser DJ una gran parte de tu expresión musical.

Es una buena habilidad para cualquier artista, porque es una buena manera de poderte apoyar financieramente. Hacer algunos DJ sets y trabajos de modelaje fue una manera de poder ayudarme económicamente sin tener que meterme en las políticas de… toda esa mierda (risas) lo financiero es un aburrimiento.

Pero sí, recuerdo estar tocando Ministry y Skinny Puppy al inicio, y por alguna razón me contrataron en este club elegante de Hollywood, aunque en realidad no debieron (risas), y esta mujer muy vieja… bueno, no vieja, más como quirúrgicamente mejorada, se me acercó y dijo “eres la peor DJ que he escuchado” (risas), y fue muy gracioso. Supongo que esperaba que pusiera peticiones o algo así… Creo que no me pagaron al final (risas). Ya no toco cosas industriales, porque al final también suelen sonar mal.

Hablando de industrial, trabajaste anteriormente con Floria Sigismondi que dirigió algunos videos icónicos de los 90. ¿Cómo fue tu experiencia trabajando con ella?

Es una visionaria, y creo que todo lo que imagina en su cabeza lo vuelve realidad. Tiene tantas imágenes icónicas… creo que la gente no la comprende por completo. Creo que una gran parte de Marilyn Manson… seamos honestos, tiene solo un par de canciones buenas (risas), pero su imagen es muy icónica, y una gran parte de eso es por Floria. Es una leyenda gótica canadiense… como una hermosa y retorcida oscuridad.

Te has distanciado de Crystal Castles, pidiendo que la gente no escuche ese proyecto. ¿Qué le dirías a la gente que escucha esas canciones porque sienten algún alivio en la música que compusiste?

Estoy orgullosa de todo lo que he hecho, yo lo decía porque a mí no me pagan, pero escúchenlo de manera ilegal (risas). Es algo complicado, porque alguien convirtió mi porcentaje de compositora en 0 y no lo supe por años… lo que sea, es un desastre. Pero sí, a mí no me pagan por esa música. Estoy orgullosa del trabajo que hice y si vas a escucharlo, hazlo de manera ilegal y no le des más dinero a ese hombre, porque lo está utilizando para hacer cosas horribles.

Tu último concierto en la Ciudad de México resultó ser tu último show con Crystal Castles. ¿Cuáles son tus recuerdos de esa noche?

¡Oh, wow, es cierto! Fue una noche muy rara porque tenía una estúpida herida en el tobillo, y luego alguien inició un rumor de que yo estaba muerta y para mí fue como “¿¡qué carajo!?” (risas), pero fue un increíble público. México siempre ha sido uno de los mejores públicos en el mundo para mí, siempre es una experiencia positiva. Recuerdo divertirme mucho en ese show.

También, esa fue la primera vez que conocí a Lucas David, que vino al show y me dio un regalo, y hemos trabajado juntos desde hace años. Ahora vive en Guadalajara, lo cual hace difícil que trabajemos, pero sí… Conocí a uno de mis mejores amigos esa noche, supongo.

Tienes una base de fans muy apasionada en México. ¿Tienes planes de volver?

México es al sitio al que más quiero volver. De hecho no estoy tan lejos (risas). Me encantaría hacer una gira pronto… Ya estamos en algunas pláticas, así que espero que se concrete. Me encantaría conocer a más fans.

Relacionados

Mercury Rev: Música para vivir en cámara lenta

Mercury Rev es una banda estadounidense que reside en Buffalo, Nueva York. Son considerados un gran referente de los sonidos psicodélicos, cinemáticos y oníricos de los 90, así como el desarrollo de la escena del shoegaze, dreampop, y similares. Con 30 años de trayectoria, y una gran cantidad de discos de estudio, destacan mucho obras como Deserter’s Songs (1998) o All Is Dream (2001), entre otras.

STRFKR: La pandemia nos ayudó a expresar todas nuestras ideas

Tuvieron que pasar casi once años para que STRFKR volviera a México, en el transcurso de todo este tiempo la banda de Portland lanzó el mismo número de discos que su tiempo sin visitarnos.  Ahora la banda estadounidense se presentará en el Foro Indie Rocks para reencontrarse con sus fans mexicanos.

Julia Holter: Explorando el subconsciente

Julia Holter es una artista con más de una década de carrera, y a lo largo de los años su obra se ha llenado de experimentos sonoros que evaden clasificación; ha hecho jazz, música ambiental, dream pop e incluso ha experimentado con música clásica. Esto la hace una de las artistas independientes más emocionantes, ya que todo lo que hace nos obliga a descubrir nuevos sonidos, y a unas semanas de su presentación en el Corona Capital Guadalajara, platicamos con ella para prepararnos para una cátedra de catarsis sonora.

The Hives: El verdadero veni, vidi, vici

The Hives es una banda de Suecia, que suele ser catalogada como una de las bandas más enérgicas del garage rock actual. El quinteto ha tenido una larga trayectoria que encuentra su origen en su país natal en 1989, y que desde ese entonces han logrado reconocimiento mundial.

Dapuntobeat: Las ansias de volver a despertar

Dapuntobeat es un conjunto que combina distintas sonidos. Desde lo synthpop, electropop a lo funky, la agrupación capitalina ha demostrado ser uno de los proyectos más sólidos y consistentes que ha tenido la escena electrónica mexicana, pues han estado creando su música desde inicios de este siglo.

Tempers: Abrazar la pérdida, el cambio y encontrar fortaleza

“New Meaning” es el título del más reciente álbum de Tempers, uno de esos materiales que resultan inmersivos, te atrapan y conectan hacia ciertas sensaciones, momentos y lugares.
Volver arriba