Saltear al contenido principal

NOTICIA

Estas canciones prueban que la electrónica le debe todo a Kraftwerk

Si existe un grupo clave en la historia de la música electrónica, es sin lugar a dudas Kraftwerk, quienes fueron los encargados de utilizar por primera vez máquinas para la creación de su música. La agrupación nació en Dusseldorf en 1971 donde en un curso de música coincidieron sus dos fundadores, Ralf y Florian. Sus primeras composiciones eran de rock psicodélico improvisado que unían a la música concreta y la manipulación de cintas al más puro estilo del visionario y percusor de la electrónica, Stockhausen, cosa que obviamente hizo que algunas de sus grabaciones se convirtieran en una pieza esencial dentro del kraut alemán.

Aunque sus primeros discos nunca fueron reeditados por órdenes de Ralf y Florian, en ellos ya se comenzaba a percibir un futuro experimental, sorprendente e innovador. El nombre de Kraftwerk, que en alemán significa, “Central eléctrica”, responde a su contexto social, ya que Dusseldorf era en aquel entonces una de las ciudades más industrializadas de Alemania. Y para recordar la trascendencia e influencia que la banda alemana ha tenido en la música durante más de cuatro décadas, decidimos armarles una lista con las que nosotros consideramos son las canciones más importantes de su sólida discografía.

Si piensan que falta o sobra alguna canción, no duden en compartirla con nosotros en @FILTERMexico y /FILTERMexico.

Trans-Europe Express – Trans-Europe Express (1977)

La pieza que le da título al disco es uno de los grandes clásicos de la banda, en la cual su lírica se debe mucho a la obsesión que Kraftwerk tenía por la tecnología y el transporte eléctrico, basándola en el sistema ferroviario Trans-Europe Express. Además de que este tema tiene referencias hacia una reunión que tuvieron con David Bowie e Iggy Pop.

Die Mensch-Maschine – Die Mensch-Maschine (1978)

Lo impresionante de una canción como “Die Mensch-Maschine” es, sin duda, ese carácter hipnótico que tienen sus beats computarizados y el estribillo que se repite hasta el límite. Con efectos en directo y unos visuales simples, este tema es capaz de hacer que pierdas el sentido durante los casi cinco minutos y medio que dura la pieza.

Tour De France – Tour De France (1983)

Corría el año de 1983 cuando los organizadores del Tour de Francia le pidieron a los alemanes realizar la canción que representaría al evento de ciclismo más importante del mundo, y Kraftwerk creó toda una obra maestra, utilizando voces sampleadas y sonidos mecánicos asociados al deporte. Esta canción marca también un distanciamiento respecto a la tecnología, pues es todo un placer auditivo al gozo de andar en bicicleta.

Electric Café – Musique Non-Stop (1986)

Las letras que representan a “Musique Non-Stop”, constan en la repetición del título de la canción a cargo de voces genéricas masculinas y femeninas en inglés, y una voz masculina computarizada en francés. Lanzada a mediados de los ochent,a esta pieza se acerca al éxtasis sonoro de aquella época, con el techno empezando a irrumpir en el universo musical.

Autobahn – Autoban (1974)

“Autobahn” es un tema fascinante que dura casi 23 minutos, en donde pretenden capturar la sensación de conducir en una carretera alemana, viajar por un paisaje a gran velocidad por líneas rectas, poner la radio y caer en la monotonía de un viaje largo. La canción ocupó toda la cara A del álbum.

Radio-Activity – Antenna (1975)

En esta pieza que a nuestro parecer es la mejor canción del álbum, los alemanes decidieron realizar un extensivo uso del Moog Micromoog, que dio como resultado unos sonidos sumamente duros. Sobre su contenido la canción habla de antenas, transmisores y mezcla el idioma inglés con el alemán sin miedo a nada.

Die Mensch-Maschine – The Robots (1978)

Puede que junto a “Das Model”, “The Robots” sea de las canciones más icónicas de Kraftwerk, la cual como sello único tiene un contenido autorreferencial. Pero lo más extraño de este tema, es que las partes que aparece en ruso pronuncian, Soy tu siervo y Soy tu trabajador.

Trans-Europe Express – Showroom Dummies (1977)

“Showroom Dummies” es el segundo sencillo extraído de su álbum Trans-Europe Express, y habla sobre la disparidad entre realidad e imagen. Esta canción fue la primera que grabaron en francés y sirvió como pauta para seguirlo haciendo posteriormente con distintos temas.

Die Mensch-Maschine – Das Model (1978)

Esta canción posiblemente sea la más conocida de los alemanes por ser la precursora en 1978 de todo el movimiento synth-pop que se desarrollaría años después. Algo que llama mucho la atención sobre esta pieza es la cantidad de covers que se han generado, desde el más conocido hecho por Rammstein, hasta los menos sonados como el de Big Black.

Trans-Europe Express – Franz Schubert (1977)

“Franz Schubert” no está lo suficientemente apreciada dentro de la discografía de Kraftwerk, pero sin duda es una de las melodías más hermosas del grupo alemán, que con un tono suave y sereno se convierte en una canción perfecta para relajar el alma.

Computerwelt – Numbers (1981)

Esta pista sacada del Computerwelt, es una de las que mejor se recuerdan de la agrupación por dos circunstancias. La primera es por la enumeración que realizan voces computarizadas en distintos idiomas, y la segunda es por la caja de ritmos que es toda una herencia industrial.

Computerwelt – Computerwelt (1981)

Nuevamente estamos ante uno de los temas más influenciados por la tecnología, la cual podría ser la mayor obsesión de los alemanes. Su ritmo está muy cercano a lo que posteriormente se consideró como techno, aun habiendo sido lanzada a principio de los ochenta, lo que la hace sumamente importante dentro de la historia musical.

Die Mensch-Maschine – Neon Lights (1978)

Cuando “Neon Lights” estuvo lista se tenía pensado usar como la cara B de “Das Model”, pero al final intercambiaron lugares. Esta canción con duración de casi nueve minutos se destaca por la construcción aparentemente simple, pero rica en detalles de belleza melódica y voces que se tornan más dulces que de costumbre, alejándose de la típica entonación robótica de sus otros temas.

Radio-Activity – Radioactivity (1975)

La versión original de este tema utilizó una insistente línea de bajo Minimoog y unas señales de código Morse que deletrean “R-a-d-i-o-a-c-t-i-v-i-t-y”. En cuanto a su letra esta versión no ofrecía ningún juicio de valor sobre la radioactividad, sin en cambio la de 1991 citó la bomba H que cayó sobre Hiroshima, los accidentes de Chernobyl, entre algunas otras cosas.

Computerwelt – Computerliebe (1981)

“Computerliebe” es una de las pequeñas maravillas melódicas extraídas del increíble Computerwelt. La canción como su título lo dice, habla sobre el amor hacia los ordenadores y ha originado versiones excelentes como la que se aventó Glass Candy en su Beatbox.

Noticias relacionadas

What’s new? 15 discos nuevos para el fin de semana

Mayo es uno los meses más emocionantes en cuanto a estrenos musicales, pues no solo…

Mercury Rev: Música para vivir en cámara lenta

Mercury Rev es una banda estadounidense que reside en Buffalo, Nueva York. Son considerados un gran referente de los sonidos psicodélicos, cinemáticos y oníricos de los 90, así como el desarrollo de la escena del shoegaze, dreampop, y similares. Con 30 años de trayectoria, y una gran cantidad de discos de estudio, destacan mucho obras como Deserter’s Songs (1998) o All Is Dream (2001), entre otras.

CPR (Alekzandra & Liziuz): 8 discos que inspiraron ‘Inner States’

Alexandra Ismalone y Tobias Lisius son dos mentes que durante la última década se han…

What’s new? 15 discos nuevos para el fin de semana

Bienvenidos sean a otro magnífico fin de semana de estrenos, ya que en esta ocasión…

Prende Akamba: La gama de sonidos que llegarán a Akamba 2022

El próximo 14 de mayo se estará realizando la tercera edición del festival Akamba, siendo…

Bravo GNP: Los proyectos imperdibles de su próxima edición

Una de las más gratas sorpresas que han surgido durante el proceso de reactivación de…

Volver arriba