Saltear al contenido principal

ENTREVISTA

Frankie and the Witch Fingers: El revival de la psicodelia y su visita a México

Para quiénes están adentrados en la ola de psicodelia y garage contemporánea les será familiar el nombre de Frankie and the Witch Fingers, una agrupación que logró acaparar los reflectores y que mucha gente afirma, es una de las mayores promesas de la música actual, o por lo menos en este nicho.

Su origen se remonta por eso del 2012/2013, pero no sabemos si su música es algo que proviene del pasado o el futuro. El revival de la energía y los guitarrazos de finales de los años 60 nos sacuden estruendosamente en sus composiciones, pero la mezcla de géneros y ritmos auténticos que emanan de sus creaciones es algo atemporal. Cuando los escuchas tal vez no te trasladen a una cierta época, pero sí a un desierto alucinante con el viento rozando tu cara.

El más reciente lanzamiento de la banda es el álbum Monster Eating People Eating Monsters, título que salió entre el ingenio de Josh (guitarra) y Nicole (bajo). Este es un material que vale la pena escuchar de principio a fin, apartar una hora del día para encerrarnos con nuestros audífonos y prestarle una atención meticulosa.

No hay canciones de relleno en un álbum que logra fluir tan suavemente; los mismos Frankie and the Witch Fingers comentan en entrevista para FILTER: “El álbum en sí es una aventura y cada canción es una experiencia distinta”. Si el COVID-19 nos lo permite, el público mexicano podrá escuchar estos tracks en vivo en Marzo del 2021 en la segunda edición del MonkeyBee Festival 2021.

“Quisimos hacer un poco más concreto este álbum, por lo mismo tiene una menor duración que los materiales previos. La portada fue creada por Sweeney, que es uno de nuestros artistas favoritos, trabajar con él y otros artistas visuales ha sido increíble”.

La energía que explota en sus canciones es innegable, pero nos comentan que para ellos todo esto surge de forma esporádica e intentan que dentro de esta haya diversidad, un balance entre lo blanco y negro, lo alocado y la calma, que exista una dualidad que cree un perfecto balance que continúe sorprendiéndonos en cada riff, cada track, cada show.

Actualmente son parte del rooster de Greenway Records, una discográfica ubicada en Nueva York que cuenta con artistas como L.A. Witch y Stonefield, y sigue presentando algunas de las caras más frescas y propositivas del garage y la psicodelia contemporánea.

Para Frankie and the Witch Fingers, Greenway logró hacer un antes y después en su carrera:

“Comenzamos a trabajar con Harry (CEO y fundador del label) y al inicio realmente no lo conocíamos mucho más que por internet, y en cuanto pudimos conocerlo vimos que es un tipo increíble, muy creativo y trabajador. Sentimos que mucho de lo que hemos hecho se lo debemos.

La comunidad de Greenway Records es fantástica, nos encantan Levitation Room y Acid Dad. Siempre estamos ansiosos de escuchar nuevas bandas y conocer a gente nueva. Harry tiene un muy buen oído”.

El 2020 fue un año decepcionante en muchos aspectos, y una de nuestras mayores desilusiones fue enterarnos de los abusos perpetrados por Burger Records, dejándonos una sensación amarga y hartazgo hacia lo frecuentes que siguen siendo estas situaciones para las mujeres. Para ellos la imagen del “rockstar” debe cambiar drásticamente, se deben abandonar figuras que creíamos correctas y dejar de ver muchas cosas como “normales”:

“Hay que cambiar la idea en que vemos esta figura de “rockstar”, o la idea de que los hombres en la música deben tener poder sobre las mujeres. Ver que estas cosas sucedan es irrespetuoso, no es justo que las chicas en la música se sientan inseguras, nadie debe sentirse así.

La comunidad musical debería ser la más segura.

Somos muy afortunados de tener a Nicole (bajista de Frankie and the Witch Fingers y Death Valley Girls) con nosotros. No pensamos precisamente en “girl bands” o “boy bands”, solo son personas haciendo música y así es como debería ser”.

Ansiamos poder verlos en la segunda edición de MonkeyBee Festival, que está programado para el 13 de marzo del 2021 en Sangriento (Ex Fábrica de Harina). El cartel está conformado por bandas nacionales e internacionales, tanto propuestas nuevas como de culto; un line-up ideal para quienes gusten del nicho de la psicodelia, garage y punk.

“Los Spits son una de nuestras bandas antiguas favoritas de punk, pero nos emociona mucho ver rock&roll de México. Conocemos muchas bandas increíbles en Latinoamérica y estamos ansiosos por ver lo que hay en la escena local.”

El 15 de diciembre se revela el cartel completo, previo a eso pueden adquirir sus preventas en tan solo $300 a través de WeGow para disfrutar de todo el festival. Por lo mismo esperamos un 2021 libre de virus para volver a disfrutar de la música en vivo y el contacto, así como Frankie and the Witch Fingers:

“Cuando esto pase solo queremos volver a abrazarnos entre nosotros. Simplemente estar en el mismo lugar, hacer música, no estar restringidos por nada, es lo que queremos hacer”.

Relacionados

La Femme: El grupo de rock francés que niega el rock

“En Francia no hay bandas de rock”, sentencia Sasha Got, el guitarrista de una agrupación que ha sido catalogada como la banda de rock más famosa de ese país en la actualidad: La Femme.

Dark Celebration: Una iniciativa para impulsar el post-punk y darkwave hecho en México

La música que encuentra su refugio en la oscuridad ha crecido de forma importante en los últimos años en nuestro país, necesitando mejores condiciones y mayores espacios para poder resonar y expandir su sonido. Fue así que Ulises Ramos con Pure Underground Entertainment decidieron comenzar una serie de festivales con las bandas más importantes de esta escena, resultando en un éxito. 

The Horrors: nihilismo, pop y ruido

Cuando aparecieron en la escena musical, The Horrors demostraron ser algo fresco, muy diferente a lo que sonaba durante el 2006, con un estilo mucho más crudo. Su álbum debut, Strange House, estaba lleno de distorsión al ritmo de garage rock con tintes góticos.

Lorelle Meets The Obsolete en una conversación con Prismatic Shapes

Cuando uno mismo se encuentra sumergido en la industria musical es realmente fácil caer en lugares comunes como lo son la adrenalina por los efectos sonoros, el entusiasmo por la creación, el frenesí de tocar en vivo o la devoción chamánica del ritual en vivo. Todas estas emociones son pilares fundamentales del espectro musical pero existe un valor aún más importante en la ecuación, un valor intrínseco del cual solemos pasar de largo, el sentido de comunión.

Circuit des Yeux: sobreviviendo en el vacío

Por más de diez años, Haley Fohr ha explorado distintos sonidos bajo el nombre Circuit des Yeux, moviéndose libremente en el campo del folk experimental y demostrando su amplia versatilidad. Sin embargo, su racha creativa se vio pausada por varios meses después de entrar en depresión y experimentar algunas pérdidas en su vida.

Snail Mail: La vulnerabilidad que experimentamos al estar enamorados

Tres años después de lanzar su disco debut Lush (2018), Lindsey Jordan nos muestra su segundo álbum de estudio como Snail Mail. Valentine es un disco de actitud rebelde y de romance.
Volver arriba