Saltear al contenido principal

COBERTURA

Domination: El festival que se merecían los fans del metal

Fotos @Fresale

La comunidad del metal siempre ha mostrado un notable nivel de fidelidad al momento de apoyar un evento enfocado única y exclusivamente en el género y aún con ese detalle, desafortunadamente no existen tantos festivales o conciertos que se enfoquen en cubrir las necesidades de un público que además de serle fiel a bandas que quizá dejaron de ser las protagonistas de una escena desde hace 20 años, siempre se entrega al 100% sin importar las condiciones climáticas a las que se enfrenten.

Llámenle nostalgia o cómo sea, este fin de semana volvimos a reafirmar que los fans del metal no están llenos de bad blood o actitudes que tienden a ser estigmatizadas en pleno 2019, sino que en en Domination nos encontramos con una comunidad que se dio cita en el Autódromo Hermanos Rodríguez para disfrutar, compartir e instruir a las generaciones más jóvenes que verían por primera y última vez a bandas de culto como Kiss.

Fue una jornada de dos días donde además de ver leyendas como los mencionados Kiss, Alice Cooper y Slash, también pudimos ver bandas como Converge, Trivium, Every Time I Die y por supuesto, uno de los regresos a México que bien pudiera pensarse que no era tan emocionante, pero al ver la cantidad de personas que se dieron cita en el escenario principal para recordar el inicio de los dosmiles nos hizo ver otra realidad.

Obviamente estamos hablando de Limp Bizkit, que con un set lleno de clásicos y covers al más puro estilo de su presentación en Woodstock 99 (aunque… bueno, la realidad es que siempre incluyen un medley de covers), fueron protagonistas de uno de los mejores momentos del primer día de actividades del festival, demostrando que así hayan perdido su relevancia y en la actualidad sus canciones sean usadas como memes cuando hace 20 años las cosas eran diferentes (c’mon… no siempre escuchamos Spiritualized o Animal Collective), la nostalgia que habita en el corazón de las personas siempre hará que “Rollin’” y “Nookie” sean coreadas sin temor a nada.

Por otro lado, no sabemos si realmente esta haya sido la última vez que veamos a Kiss en México, pero su presentación no fue más que un manifiesto donde reafirmaron el valor que tiene su trabajo y el cómo ha ido pasando de generación en generación para envejecer con dignidad y respeto.

Si bien el primer día estuvo lleno de memorias y recuerdos adolescentes, el segundo estuvo más inclinado hacía el ruido y los montajes teatrales que suelen caracterizar al metal comandados por Alice Cooper, quien sin miedo a equivocarnos fue el mejor acto de todo el festival por la forma en la que logra imponerse ante un mar de gente y el cómo logra interactuar con ellos con solo mover su bastón.

Otras de las bandas que ya moríamos por ver era Thrice y Converge, pues no es tan común que suelan darse una vuelta por acá para llevarnos de regreso a nuestra etapa teenager con puro hit tras hit.

El festival tuvo una sólida curaduría que abarcó todo tipo de oídos, ya que así como hubo metal, también hubo punk y hardcore al mando de los legendarios Dead Kennedy’s y una regresión a la época del emo (que no era emo, pero los emo los adoptaron…) con The Black Dahlia Murder.

En comparación a la agria experiencia que se llevó la comunidad del metal a finales del año pasado, en Domination pudieron saldar una cuenta pendiente con Trivium yLamb Of God para dejar en claro que no importa cuántas veces les rompan el corazón, pues siempre harán los posible por estar puntuales en un escenario para apoyar a su banda favorita y aplicar el headbanging sin molestar a los demás.

Esperamos que a raíz de Domination se comiencen a programar más eventos enfocados para los fans del metal, pues con lo vivido este fin de semana podemos decir que realmente se lo merecen. Ellos van por la música, no por la foto de Instagram.

Relacionados

MonkeyBee Festival: Una colorida celebración de punk, garage y psicodelia en Sangriento

En años recientes han aparecido varias plataformas que resultan vitales para la difusión de sonidos que se construyen en el sector independiente de nuestro país, que por lo regular tienen que ver con estilos apegados al punk, garage, la psicodelia y todo aquello que tiene como hilo conductor el espíritu natural del rock & roll.

House Of Vans CDMX: Una noche con Hot Chip y Los Cogelones

Después de abrir sus puertas con una noche encabezada por Japanese Breakfast, el nuevo spot House Of Vans CDMX continúo con sus actividades repletas de talleres, arte, música y skate para que nos vayamos dando una buena idea de las sorpresas que estarán revelando durante todo el 2022.

Japanese Breakfast, Girl Ultra y Noa Sainz en el opening de House Of Vans CDMX

House Of Vans nació como una acción global donde la marca se enfocó en organizar eventos gratuitos enfocados a la música, el skate, moda y arte urbano, algo que fue escalando rápidamente con noches que se esparcieron a lo largo de Estados Unidos y la Ciudad de México, donde por medio de la plataforma pudimos ver bandas como Cults, Black Lips, Fucked Up, Azaelia Banks, The Kills y hasta Wu-Tang Clan.

She Past Away: La música siempre puede salvarnos en un momento difícil

She Past Away es una banda que durante la última década fue ganando terreno en el mundo del darkwave y el post-punk a nivel mundial, siendo originarios de un país donde sus artistas no suelen despegar con tanta facilidad en otras partes del mundo (y menos moviéndose de forma independiente), con excepción de aquel fenómeno viral de los 90 llamado Tarkan.

Corona Capital 2021: Liberándonos de la incertidumbre con The Whitest Boy Alive, Jehnny Beth, Parquet Courts y AURORA

Como dicen por ahí: después de la tormenta viene la calma, y aunque en aquella edición del Corona Capital donde todo quedó cubierto de lodo tuvimos que seguir nuestros caminos a través de la lluvia sin importar los ajustes que se fueron dando de último momento por el clima.

Corona Capital 2021: Un atípico día con Tame Impala, Turnstile, Slowthai y Faye Webster

Es inevitable no tener una sensación un poco extraña en el cuerpo después de los dos años que han pasado desde la última vez que nos reunimos en un Corona Capital, pues en aquella ocasión estuvimos celebrando su primera década de vida sin siquiera pensar en lo que estaría sucediendo meses después con la pandemia del COVID-19.
Volver arriba