Saltear al contenido principal

COBERTURA

Ceremonia 2022: Debutando en el Parque Bicentenario con A$AP Rocky, C. Tangana, BICEP y Molchat Doma

Fotos: Gisela Terrazas / @gissunshine
Por: Ernesto Olvera

Ceremonia siempre ha sido una plataforma donde se promueve la diversidad en cada uno de sus ámbitos: tanto musical, sexual y social, pues desde su primera edición se encargaron de montar espacios donde se hace eco de las distintas expresiones artísticas y humanas que fortalecen el espíritu de una comunidad libre de prejuicios.

El color en la audiencia, la versatilidad de sus instalaciones audiovisuales y la curaduría musical tienen un equilibrio muy particular donde con el paso de los años nos han permitido ver artistas que difícilmente habíamos imaginado en el cartel de un festival mexicano y, aún más, que mantuvieran intactos los ideales bajo los que fue concebido.

Llámese Björk, Aphex Twin, Massive Attack, Flying Lotus o Animal Collective, el cartel de Ceremonia siempre se nutre de propuestas de culto que se entrelazan con aquellos sonidos que se van abriendo paso tanto dentro del circuito electrónico, experimental y, por supuesto, en las múltiples variaciones del hip-hop, R&B, trap y hasta reggaetón.

De cierta manera podríamos decir que el festival ha sido pionero al momento de reunir todos estos géneros en un mismo lugar, sobretodo en la parte del hip hop y el trap, pues debemos reconocer que son estilos que aún suelen ser ignorados en otros festivales de mayor convocatoria.

Es por eso que después de dos años ausente a causa de la pandemia resultaba muy interesante ver de qué manera se estaría reactivando Ceremonia, ya que además lo hace en un momento donde dichos géneros han adquirido una fuerza mayor partiendo del reggaetón (o sonidos aún categorizados como “urbanos”).

Pero antes de todo eso, era cuestión de tiempo para que la carpa Traición tuviera una mayor dimensión por la tremenda convocatoria que tuvo en ediciones pasadas, donde en esta ocasión fue el espacio que recibió presentaciones que iban de lo experimental al frenesí electro enfocado única y exclusivamente a pasarla bien, tal es el caso de Erika De Casier, Shygirl, Eartheater, Mexican Jihad, Channel Tres y por supuesto, el regreso de Arca.

Ceremonia tiene un perfil muy bien definido y que en cada edición ha ido mutando de la mano de la apertura que suele darse tanto en la música como en el ámbito social, sirviendo como un espacio donde todas las identidades son recibidas con los brazos abiertos tanto en el escenario Traición como en cada rincón del festival, donde además pudimos apreciar algunos debuts en la Ciudad de México bastante interesantes como DRAMA, un dúo originario de Chicago que recientemente encontró un hogar en las filas del sello Ghostly.

Aunque la parte musical y el ambiente de camaradería que se vive dentro de un festival suele ser nuestra prioridad, también es importante hacer mención de sus vías de oportunidad para tener una mayor dinámica en el flujo de las personas, principalmente en un momento donde se mencionaba que los boletos estaban a nada de agotarse.

Tanto una mayor movilidad para recargar las pulseras y las filas que se hicieron al momento de pedir una bebida, son detalles que no siempre suelen destacarse por completo y en cierta manera se entiende, pues un festival masivo implica que existan largas filas para prácticamente todo. Sin embargo, es importante que las filas de espera siempre tengan garantizada una fluida movilidad para no brindar experiencias un tanto accidentadas al momento de interactuar con las personas encargadas de recargar las pulseras o servir los tragos.

Regresando al tema central del festival, uno de los nombres que definitivamente nunca imaginamos dentro de Ceremonia es el de Molchat Doma, pues originalmente el trío bielorruso tenía agendada una gira por México que incluía una presentación en el Lunario del Auditorio Nacional, pero desafortunadamente todos sus planes se tuvieron que cancelar a raíz de la pandemia.

Es por eso que su esperada visita a nuestro país sonaba más a un concierto individual o como parte de un festival como CMD Fest, siendo uno de los más claros ejemplos del espíritu diverso que tiene Ceremonia en cada uno de sus ámbitos, ya que por primera vez pudimos ver en su cartel un proyecto enfocado al post-punk y el darkwave (quizá en el pasado lo más oscuro que llegaron a tener fue Suuns y Marie Davidson).

Al ser su primera presentación en la Ciudad de México y frescos de sus atascados conciertos en Querétaro, el trío originario de Minsk presentó un elegante set que se expandió a lo largo de sus tres álbumes de estudio, partiendo de Monument (su primer LP para Sacred Bones Records), sin dejar fuera el himno viral “sudno (Boris Ryzhy)”.

Uno de los mejores ejercicios al momento de ir a cualquier festival, es la emoción que se genera en el cuerpo para darnos una mayor fortaleza en las piernas y así desplazarnos de un escenario a otro, lo que en esta ocasión fue mucho más fácil gracias a la estructura que tiene el Parque Bicentenario, pues del escenario principal solo teníamos que desplazarnos en dirección al lago para llegar al escenario Traición y de esta manera ver a una de las figuras más interesantes del R&B experimental: Shygirl.

Si están familiarizados con el imperio de NUXXE, sello fundado por Sega Bodega, Coucou Chloe y la misma Shygirl, se podrán imaginar la intensidad con la que suelen cubrirse sus presentaciones en vivo en un ejercicio donde incitan a la audiencia a liberarse de todos sus complejos para simplemente pasar un buen rato, sobre todo luego de haber sido sacudidos por una pandemia y desprendernos de algunos de nuestros seres queridos.

Por otro lado, el productor franco-ecuatoriano Nicola Cruz presentó un set completamente diferente al que nos tenía acostumbrados o, al menos, si a lo que había mostrado en anteriores visitas a MUTEK MX, Vive Latino y el Foro Normandie, ya que en esta ocasión optó por cubrirse de pulsaciones techno que se separaban de la estructura tropical que predomina dentro de sus clásicas producciones.

Ese cambio estuvo lejos de ser algo malo, pues fue una muestra del crecimiento que está dando como productor y la confianza que tiene al momento de subirse a un escenario sin importar las dimensiones que tenga. Sea un espacio pequeño o con las características de Ceremonia, sabe cómo desenvolverse para sumergirnos en una profunda hipnosis de baile.

Conforme iba cayendo la noche era momento de ver algunos nombres que inicialmente lucían un tanto atípicos dentro del cartel, pero viviendo el festival en carne propia parecían tener todo el sentido del mundo, pues luego de ver las presentaciones de Nicola Cruz y Shygirl, el mood festivo estaba en la frecuencia más ideal para dejarnos llevar por los corridos tumbados de Natanael Cano, Nicki Nicole y Nathy Peluso; nombres que inicialmente generaron una división importante dentro de las personas que esperaban que de nueva cuenta figurara Thom Yorke, The Chemical Brothers, Yves Tumor y JPEGMAFIA, quienes originalmente estaban programados para 2020.

Los cambios siempre son importantes y muchas veces son obligados en un festival; las agendas no siempre son las mismas para todos y, más importante aún, las tendencias cambian en todo momento. Eso no quiere decir que Ceremonia “ha dejado de ser lo que era antes”, sino más bien es un espacio que vive en una reinvención constante para cubrir las necesidades del público que ha logrado convocar a lo largo de su historia y los recién llegados que están en la búsqueda de un espacio donde puedan sentirse completamente libres.

Sabemos que los cambios no son bien recibidos por todo el mundo e incluso nos llegamos a frustrar cuando algo se sale del patrón que seguimos en nuestro día a día, pero probablemente una de las figuras que encapsulan por completo esos riesgos que se deben tomar para disfrutar un poco más nuestra existencia, es C. Tangana.

El Madrileño no solo fue uno de los discos más aclamados de 2021, sino también una retrospectiva artística del fenómeno en el que se ha convertido, pues solo basta con recordar las veces anteriores donde apareció en el cartel de Ceremonia y la discreta convocatoria que tuvo, para luego encontrarnos con el ambicioso montaje teatral donde todos los asistentes se reúnen a cantar cada canción de su set.

De hecho, pese a que aún habia mucho por ver en el festival, daba la impresión que la mayoría de los asistentes estaban en el Parque Bicentenario para verlo a él luego de la inmensa expectación que se circuló alrededor de su paso por el Vive Latino.

Aunque en este momento pudo existir una división importante porque C. Tangana se empalmaba con Arca, la cancelación de 100 gecs hizo que las cosas se alivianaran un poco para distribuir los tiempos y así poder prepararnos para tres de los platos principales de esta edición, mismos que giraron alrededor de uno de los estilos que en cierta manera se han convertido en un sello indiscutible del festival: el hip hop.

Recordemos que el festival fue el encargado de traer a Tyler, The Creator, Snoop Dogg, Nas, Rae Sremmurd, Denzel Curry, A$AP Ferg (y por poco también a Vince Staples y JPEGMAFIA…), por lo que Ceremonia es EL lugar donde podemos esperar ver actos de hip hop que siguen quedando fuera de otros espacios.

Con eso en mente, ¿qué mejor manera de reactivar el festival que con uno de los colectivos más emblemáticos del género? Wu-Tang Clan, quienes además vinieron en su formato original para rendirle tributo a Ol’ Dirty Bastard con clásicos como “Shame on a Nigga”, “C.R.E.A.M.”, “Shimmy Shimmy Ya”, “Brooklyn Zoo” y hasta fragmentos de “Come Together” de The Beatles y “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana.

Con la euforia provocada por Wu-Tang Clan en el escenario principal, todo estaba listo para que A$AP Rocky hiciera lo suyo del otro lado con una serie de freestyle y referencias a algunos de sus colaboradores más cercanos, tal es el caso de A$AP Mob con “Telephone Calls” y “MAZZA” de Slowthai.

Estas canciones se unieron a “Praise The Lord”, “L$D” y “Goldie”, siendo una sólida colección de canciones que vino a complacer a cada una de las personas que estuvieron esperando la visita de ASAP a la Ciudad de México luego de aquella presentación en el Hellow Fest de Monterrey.

En caso de que no hayan asistido al festival, solo basta con que chequen el video viral donde se aventó del escenario para darse una idea de la energía que se apoderó de los asistentes.

Si fueron de los que no dudaron ni un solo segundo en desvelarse, seguro habrán experimentado un intenso switch de la realidad con el cambio de horario (algo como lo de Aphex Twin en Toluca), ya que cuando terminaba el set de BICEP eran las 4 AM.

Tal y como lo adelantaron en la conversación que tuvimos con ellos, el dúo originario de Belfast se encargó de recetarnos una experiencia audiovisual que incluyó múltiples canciones de su más reciente álbum, Isles, comenzando por “X” y “Apricots”, siendo el cierre perfecto de un Ceremonia donde por un solo momento pudimos deshacernos de los temores que provocaba el solo pensar que nuestra vida dejaría de ser como antes; que los eventos masivos dejarían de ser una realidad por la pandemia; que todo eso que nos tuvo al borde de la locura durante dos años finalmente está llegando a su fin, y la música es ese motor que nos mantiene de pie.

Ceremonia 2022 fue un recordatorio muy especial para celebrar la vida al doble: por los que seguimos aquí y por aquellos seres amados que ya no están.

Relacionados

Primavera Sound Día 1: 100 gecs, Tame Impala, Joey Bada$$, Dinosaur Jr y Hannah Diamond

Estamos en una época donde cada festival alrededor del mundo se está enfrentando a cancelaciones y modificaciones de última hora a raíz del COVID-19, algo que en cierta manera puede ser menos dañino en comparación a lo que sucedía durante las primeras semanas de la pandemia, donde cada evento existente se tuvo que cancelar en su totalidad.

Cannibal Corpse: El sangriento, violento y sudoroso regreso a México

Si se hiciera un censo de la cantidad de playeras que hay de Cannibal Corpse en las ciudades del mundo, lo más probable es que la Ciudad de México saldría con un número considerable que podría rivalizar al de Búfalo, Nueva York, lugar de origen de la banda de death metal

Primavera Sound nos recibió con Rina Sawayama, Wet Leg, The Linda Lindas y Teto Preto

Primavera Sound finalmente está de regreso en nuestras vidas luego de los dos años que han pasado desde el inicio de la pandemia provocada por el COVID-19, algo que definitivamente fue un parteaguas tanto para la industria musical como para el festival, ya que durante este periodo también se plantearon la idea de expandir su universo a otras regiones del mundo como Estados Unidos y Sudamérica.

Interpol: Un maravilloso reencuentro con la Ciudad de México

Parecía haber pasado una eternidad desde la última vez que Interpol en CDMX. Anoche, el Palacio de los Deportes fue el emblemático venue que tuvo el honor de albergar uno de los conciertos más ensordecedores que haya podido presenciar.

Akamba 2022: La tierra del fuego recibió a Badbadnotgood, Easy Star All-Stars y Bomba Estéreo

En medio de campos de agave de José Cuervo, rodeados de montañas y con un agradable ambiente de interminable fiesta, tuvimos la oportunidad de asistir a la edición 2022 del Festival, organizado en Tequila, Jalisco.

Tecate Emblema: un repertorio de pop para cada generación

La primera edición de Tecate Emblema se presentó con un line-up peculiar. Hay festivales como Machaca y Pal Norte donde puedes escuchar desde norteño hasta la banda de moda rockera, aquí el pop prevaleció, pero podías encontrar una mezcla generacional entre el público.
Volver arriba