Saltear al contenido principal

RESEÑA

Whole New Mess
Angel Olsen
Jagjaguwar
7.8

Por Ernesto Olvera / @MyBlogCliche

Angel Olsen siempre ha sido muy cuidadosa con su trabajo, pues desde que publicó Strange Cacti (2010) mantuvo un perfil bastante discreto donde podía guardar cada una de sus experiencias personales en el lugar más profundo de su ser.

Después de eso fue adquiriendo una confianza mayor al rodearse de músicos y compositores que no solo pudieron descubrir el inmenso corazón que tiene, sino la ambición con la que su sonido suele aumentar de volumen por medio de instrumentos eléctricos, arreglos orquestales y una presencia escénica dominada por su carisma.

No hay ninguna duda de que Angel Olsen es una de las interpretes más brillantes de los últimos 10 años, pues en cada uno de sus lanzamientos se puede apreciar a la perfección la madurez y las lecciones que aprende en cada ciudad que visita. Sin embargo, tarde o temprano todos volvemos a nuestro lugar de origen para hacer una retrospectiva de los logros que hemos realizado durante ciertos periodos de tiempo; sean grandes o pequeños, esos logros nos muestran un panorama mucho más claro de la dirección que queremos tomar.

Whole New Mess es un álbum donde se encuentra con sus raíces; esas que en un inicio provocaron que tomara una guitarra mientras estaba sentada con su familia para improvisar y escribir historias que hacen alusión tanto a su crecimiento artístico como personal.

La mayoría de las canciones del álbum nos muestran una versión más simple, exquisita y acústica de los cortes de All Mirrors, álbum donde pudimos apreciar las dimensiones que puede tomar su voz al contar con una producción que expuso su lado cinematográfico. En esta ocasión, cortes como «New Love Cassette» y el sencillo homónimo se muestran en un formato similar al que nos presentó en su excelente Half Way Home (2012), su álbum debut, donde por medio de una base acústica y la fragilidad emocional de su voz se encargó de diseñar el ambiente perfecto para mostrarse ante nosotros en su forma más vulnerable.

Una de las virtudes de Whole New Mess, es que de esta manera podemos comprobar la notable solidez de sus composiciones, pues al escuchar las canciones de All Mirrors en dos ambientes diferentes queda al descubierto ese espíritu perfeccionista donde «Summer Song» se convierte en el corazón del álbum por la envolvente atmósfera que construye con su voz durante el climax, y que da pie a la sutil delicadeza de «Waving, Smiling».

Después de haber publicado tres álbumes con una banda completa, Burn Your Fire For No Witness (2014), My Woman (2016) y All Mirrors (2019), es muy estimulante volver a escuchar su voz en un espacio donde nos hace parte de su corazón. El cómo deposita cada palabra en nuestros oídos como si estuviera a centímetros de ellos, se asemeja a esa fuerte vibración que aparece en el pecho cuando volvemos a casa.

Angel Olsen es una fuerza que conmueve y que no viaja al pasado solo por nostalgia, sino para seguir evolucionando como ser humano.

Relacionadas

7.0

American Head

The Flaming Lips

7.8

Whole New Mess

Angel Olsen

7.0

I Must Be Living Twice

Black Marble

8.5

Limerencia

Lila Tirando A Violeta

8.0

In Tongues

CNDSD

7.5

Deadbeat

Prismatic Shapes

70%

Nymbvs

Nymbvs

90%

PROTO

Holly Herndon

80%

Iridescence

Brockhampton

90%

Kids See Ghosts

Kids See Ghosts

Volver arriba